Reseña de ‘James Bond: Felix Leiter’

Felix Leiter

Yo no soy James Bond

Desde que la nueva etapa del personaje de James Bond en los cómics comenzó a publicarse, Panini Comics ha ido trayendo a nuestro país en ediciones de tapa dura todo el material que iba saliendo. Tal vez ahora a algunos les choque el título del cuarto tomo de la serie, que acaba de aparecer en nuestras tiendas especializadas: ‘James Bond: Felix Leiter’.

Felix Leiter
Portada del cuarto número de la miniserie ‘Felix Leiter’

¿Quién es Felix Leiter?

Seguramente la gran mayoría de los lectores no conocerán a este personaje. Es posible que tan solo los más fieles seguidores de las aventuras de James Bond, ya sea en su vertiente literaria o en la cinematográfica, conozcan al señor Felix Leiter.

En los anteriores cómics publicados por Panini Comics ya nos hemos topado con él, aunque es posible que pasara un poco desapercibido. Pero si hago mención a que se trata de un ex-agente de la CIA que usa prótesis para suplir la ausencia de su brazo derecho y de su pierna izquierda, tal vez eso haga sonar alguna campana, ¿verdad?

Leiter siempre se ha presentado como un tipo que aparece para facilitarle un poco las cosas al agente secreto 007, y ha estado ahí desde el nacimiento de este, ya que aparece tanto en la primera novela escrita por Ian Fleming (‘Casino Royale’) como en la primera película protagonizada por Sean Connery (‘Agente 007 contra el Dr. No’)

Felix Leiter
La lluvia en las calles de Japón

En cuanto a la forma en la que perdió sus dos extremidades, aunque los detalles varían en función de si nos fijamos en las novelas o en las películas, siempre se trata del ataque de un tiburón. En la novela ‘Vive y deja morir’, Leiter es arrojado a una pecera con tiburones por los hombres de Mr. Big, mientras que su versión en acción real Leiter pierde sus extremidades en ‘Licencia para matar’, cuando es servido como alimento a un tiburón por el villano Franz Sanchez.

Una vez es obligado a dejar la CIA debido a sus heridas, Leiter comienza una carrera como investigador privado, punto en el que nos lo encontramos al comienzo de la historia contenida en este tomo.

Aventuras en Japón

La aventura que se nos presenta aquí, escrita por el señor James Robinson, nos lleva hasta la ciudad de Tokyo. Allí acompañaremos a Leiter en una misión para la que ha sido contratado por los servicios de inteligencia japoneses: localizar a una hermosa espía rusa con la que mantuvo una relación romántica en el pasado, cuando ambos combatían en el mismo equipo. Seguramente todo sería mucho más sencillo si el bueno de Felix no siguiera completamente enganchado de esta letal mujer…

No la amo…quiero pensar que nunca la amé…pero a veces…aún sueño con las dos cosas que se nos daba bien hacer juntos.

Sin embargo, esto es solo la típica misión que se nos relata al comienzo de las aventuras de Bond antes de que la historia de verdad dé comienzo. A continuación Leiter se ve envuelto en una investigación que implica el uso de armas biológicas en suelo japonés, algo que podría desembocar en una guerra mundial si el responsable resulta ser algún gobierno extranjero. Así se une al agente Tigre, al que nuestro protagonista describe como “el James Bond de Japón”, un hombre de acción que se maneja tan bien con armas de fuego como en el combate cuerpo a cuerpo.

Felix Leiter
Johnny North, estás en una situación bastante comprometida

El hombre detrás de los ataques a la población con estas nuevas armas biológicas parece ser el líder de una secta llamada “Camino Nuevo”, Johnny North, aunque el fin que persigue con sus acciones son todo un misterio. Y en el centro de todo estará la espía rusa a la que Leiter tenía que seguir en primer lugar…

El personaje de Felix Leiter no se nos presenta como una versión ligeramente distinta y americana de James Bond, algo que cabría esperar. Para nada. Leiter es un agente con unas habilidades muy limitadas. Tal vez en el pasado tuviera algo de especial, pero ahora es poco más que un agente de campo del montón que necesita de las prótesis proporcionadas por Bond para estar a la altura. No es especialmente inteligente, su manejo de las armas de fuego es comparable al de un ama de casa de los años cincuenta y no posee ni el carisma ni la clase del agente británico. Pero es precisamente esto lo que le hace un personaje tan atractivo. Es un hombre normal envuelto en una situación que le supera ampliamente, pero aún así se las arreglará para no ser un cero a la izquierda en toda esta trama.

Felix Leiter
Tigre en acción

Acción oriental

En el apartado gráfico tenemos a Aaron Campbell, un dibujante que en esta obra hace un trabajo bastante correcto, sin lucirse demasiado con su estilo. Cuando más sobresale este artista es a la hora de mostrar escenas de acción, donde utiliza recursos narrativos la mar de efectivos. El asalto desde los helicópteros a la mansión de Johnny North o el clímax del tercer acto para llegar a un yate son buena muestra de lo que este tipo es capaz de hacer.

Me llamó la atención también el recurso que utiliza cuando quiere que el ojo del lector se fije en una persona concreta que camina entre una multitud al comienzo de la historia, haciendo que esta sea la única que está entintada con trazo grueso y la única a la que le dibuja rasgos faciales, a diferencia del resto que le rodean. Es algo que recuerda vagamente, salvando las distancias, a lo que hizo Steven Spielberg en ‘La lista de Schindler’ con la niña del abrigo rojo.

Pero Campbell no trabaja solo, y a lo largo de esta miniserie está acompañado por nada más y nada menos que tres coloristas distintos: Salvatore Aiala, Andy Troy y Jordan Boyd. Todos ellos realizan un gran trabajo, llegando a la excelencia en algunos momentos concretos. Y es que nunca has visto un atardecer sobre el mar de Japón como el que vas a ver en este tomo…

Corto pero intenso

En resumidas cuentas, este cuarto tomo de las nuevas aventuras de James Bond (y su entorno) mantiene el nivel. Quizás lo mejor y lo peor que se puede decir de este volumen es que se hace demasiado corto. El ritmo vertiginoso que el guionista imprime a la obra hace que te lo puedas leer en un rato, y al llegar a la última página te quedas con ganas de más. Por suerte, el epílogo final nos da a pensar que estamos tan solo en el comienzo de algo que promete ser mucho más grande…

Felix Leiter

El tomo ‘James Bond: Felix Leiter’ publicado por Panini Comics en edición de tapa dura contiene 160 páginas a color con un tamaño de página de 17 x 26 cm. e incluye la traducción a cargo de José María Méndez de la edición americana de ‘James Bond: Felix Leiter’ de Dynamite Entertainment además de las portadas originales de estos, alguna portada alternativa, una introducción a cargo de Cels Piñol y una entrevista a James Robinson sobre su aproximación al personaje de Felix Leiter. El precio de venta recomendado es de 16,95 € y se puso a la venta en marzo de 2018.

Felix Leiter

‘James Bond: Felix Leiter’

Felix Leiter está en Japón, tras una bella espía rusa de su pasado.

Pero la misión da un giro a peor después de que descubra la trama real que se está tejiendo en Tokio y más allá.

James Robinson y Aaron Campbell te presentan la contrapartida estadounidense de James Bond.

Guion: James Robinson

Dibujo: Aaron Campbell, Salvatore Aiala, Andy Troy y Jordan Boyd

‘James Bond: Felix Leiter’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.