Reseña de ‘Sex Criminals 2: Dos mundos, una policía’

Sex criminals

Sin tabúes

Después de un primer tomo que resultó ser una publicación de lo más divertida y refrescante, ahora de nuevo de la mano de Astiberri Ediciones llega a nuestro país el segundo volumen de la serie ‘Sex Criminals’ bajo el muy capcioso título de ‘Sex Criminals 2: Dos mundos, una policía’, un juego de palabras que hace referencia a una famosa película pornográfica de fetiche coprofílico conocida como ‘Two girls, one cup’ (el título original de este segundo volumen es ‘Two worlds, one cop’).

Sex criminals
Portada del número #7 de la serie ‘Sex Criminals’

La evolución de la relación

La historia de ‘Sex Criminals’ es, por encima de todo, la historia de la relación entre sus dos protagonistas, Suzie y Jon. Sí, hay otros personajes que tendrán mucha importancia en la trama, pero estos dos llevan todo el peso de la historia.

Si bien en el primer volumen nos encontrábamos principalmente con una presentación de los personajes y de sus poderes (hay que recordar que tanto Suzie como Jon son capaces de moverse a través del espacio cuando el tiempo se congela tras tener un orgasmo) y con una exploración de cómo afrontaron los protagonistas su despertar sexual y sus primeras experiencias con la pornografía, la masturbación y otras personas hasta llegar a convertirse en una pareja, en esta segunda entrega nos vamos a encontrar con la evolución lógica de la relación entre ambos.

Sex criminals
A veces las relaciones son complicadas…

No se puede decir que el apartado sexual pase a un segundo plano ni mucho menos en este volumen, pero sí que tiene menos protagonismo en lo que a Suzie y Jon se refiere, dejando paso a otras cuestiones. De alguna forma los autores utilizan el sexo entre ambos como un medidor del estado de la relación, de tal forma que cuando las cosas les iban bien no tenían problema en tener un orgasmo conjunto, pero a medida que la relación se prolonga en el tiempo y comienzan a aparecer los problemas típicos de pareja, el hecho de pasear juntos por la dimensión orgásmica comienza a ser problemático.

A esto hay que unir el hecho de que los problemas psicológicos de Jon reaparecen, en parte debido al abandono por parte de este de su medicación, algo que parece que de alguna forma le mantenía calmado. Y, obviamente, esto no sentará bien a la relación. Otra cosa que no sentará bien a la relación es que decidan “tomarse un descanso” (sí, como Ross y Rachel en ‘Friends’), ya que eso propiciará la aparición de terceras personas.

Y hablando de terceras personas, un nuevo personaje que vamos a conocer en este volumen es Robert Rainbow, el ginecólogo de Suzie, un joven atractivo con el que nos vamos a reír y enternecer cuando se nos relate un episodio traumático de su niñez que de alguna forma le ha convertido en el hombre que es hoy.

Sex criminals
A los amigos se les cuenta todo

¿Y os acordáis de Jazmín Santa Cocaína, la actriz porno cuyo más grande admirador era nuestro amigo Jon? Pues también vamos a conocer cómo esta señora llegó a ser lo que es en un relato de su vida que nos deparará no pocas sorpresas, alguna de las cuales la situará de forma inevitable en el centro de la trama de esta historia.

La Policía del Sexo

Tampoco nos tenemos que olvidar de esos tres misteriosos individuos a los que conocemos como la Policía del Sexo y que se dedican, aparentemente, a intimidar a nuestra pareja de protagonistas para que mantengan un perfil bajo y no llamen demasiado la atención con el uso de sus poderes. El objetivo de este trío es un enigma, pero dejarán claro que, una vez superada la etapa de “por las buenas”, llega el momento de “por las malas”…

Y es precisamente cuando la Policía del Sexo decide hacer una demostración de su poder acabando de una vez por todas con el tema de la biblioteca por la que tanto suspira Suzie cuando las cosas se empiecen a poner serias. Y aquí ha tenido mucho que ver todo el tema de Jon y sus problemas cuando no se toma su medicación.

Sex criminals
Robert Rainbow, un buen partido

Divertida y atrevida

Este segundo tomo confirma la impresión que me quedó tras la lectura del primero. ‘Sex Criminals’ no es una serie demasiado pretenciosa, sino que se limita a ser divertida usando en el guion de Matt Fraction una curiosa mezcla entre una trama de ciencia ficción y un fondo sobre relaciones personales adultas con el sexo en primer plano, todo ello tratado con mucho tacto pero sin ningún tipo de censura. Y no puedo dejar de destacar un momento especialmente brillante: el guiño a ‘The Wicked + The Divine’ que va a encantar a los lectores de este otro producto de Image Comics.

Por su parte, Chip Zdarsky (el actual guionista de la serie ‘The Spectacular Spider-Man’ para Marvel Comics) hace un gran trabajo en el apartado gráfico, logrando retratar personajes realistas (excepcional su trabajo con Suzie) que se mueven en un mundo muy colorido. Precisamente el uso del color es otro de los puntos a destacar de la obra, ya que le da a la historia una ambientación muy pop, sin llegar a lo estridente, que le sienta genial a la hora de capturar el espíritu desenfadado que destila la narración.

En cuanto a la edición, el segundo tomo de ‘Sex Criminals’ publicado por Astiberri Ediciones dentro de su colección Sillón Orejero se presenta en formato cartoné de tapa dura. Contiene 128 páginas en color con un tamaño de página de 17 x 26 cm e incluye la traducción de los números del #6 al #11 de la serie ‘Sex Criminals’. Se puso a la venta en febrero de 2018 y el precio de venta recomendado es de 16 €.

Sex criminals

Matt Fraction

Nacido en Chicago en 1975, Fraction es el guionista de ‘Ojo de Halcón’, con David Aja; ‘Satellite Sam’, con Howard Chaykin; ‘Ody-c’, con Christian Ward; ‘Casanova’, con Gabriel Bá, Fábio Moon y Michael Chabon, y ‘Sex Criminals’ con Chip Zdarsky. Ha recibido varios galardones, entre ellos los premios Pen, Eisner, Eagle y Harvey. Con su esposa, la guionista Kelly Sue DeConnick, ha creado la empresa Milkfed Criminal Masterminds.

Chip Zdarsky

Nacido en Edmonton en 1975, Zdarsky es el creador de ‘Prison Funnies’ y ‘Monster Corps’, y el dibujante de ‘Sex Criminals’. Zdarsky trabajó durante diez años como ilustrador y columnista en el National Post.

Sex criminals

‘Sex Criminals 2: Dos mundos, una policía’

Suzie y Jon tienen un don: cuando alcanzan el orgasmo, el tiempo se congela y entran en otra dimensión donde nadie puede alcanzarlos. O eso creían, cuando aprovechaban para asaltar bancos. Ahora la Policía del Sexo acecha y todo empieza a complicarse… Sin embargo, se dan cuenta de que no son los únicos en tener ese poder sexual, y van a empezar a aliarse con otras personas de la dimensión orgásmica para enfrentarse a sus perseguidores.

En el segundo volumen de Sex Criminals, los elementos de thriller cobran un peso creciente, sin dejar de lado el humor picante y gamberro de Fraction y Zdarsky, así como reflexiones más profundas sobre la vida en pareja y la sexualidad. Sex Criminals recibió los premios Eisner y Harvey a la mejor serie de cómic en 2014 y fue elegida como el mejor cómic del año por Times Magazine.

Guion: Matt Fraction

Dibujo: Chip Zdarsky

Sex Criminals 2: Dos mundos, una policía

¡No te vayas sin comentar!