El Furgón Blindado del Castigador

Cuando un personaje de cómic -ya sea héroe o villano- puede volar, no necesita utilizar ningún medio de transporte para moverse de un lugar a otro, tal y como nos demuestran, por ejemplo, Superman o Tormenta. Sin embargos existen otros cuyos poderes -o la ausencia de ellos- no les permiten cumplir con su deber sin utilizar un medio de locomoción, como es el caso de Batman y su Batmóvil o los Cuatro Fantásticos y su Fantasticar (aunque uno de los miembros de este grupo si posea la capacidad de volar). En este segundo grupo también se encuentra el Furgón Blindado de Frank Castle, más conocido como el Castigador.

Este vehículo, al que también se le conoce por el nombre de Furgón de Batalla, apareció por primera vez en el cómic ‘Giant-size Spider-Man and the Punisher‘ nº 4 (1975), gracias a los guiones de Gerry Conway y los dibujos de Ross Andru, cuya imagen puedes ver a la izquierda de este párrafo. El furgón tiene una longitud total de 4,67 metros, un peso de 3084 kilogramos y un motor de un Ford V8 modificado. Como dato llamativo para los amantes de la velocidad, cabe destacar que puede acelerar de 0 a 100 kilómetros en 9,9 segundos.

El Furgón Blindado no es el único vehículo que Frank Castle ha utilizado en su incansable lucha contra el crimen, pero es el que prefiere usar, al ser el más sofisticado y avanzado en el campo de la tecnología. Diseñado por el genio mecánico e informático Linus Lieberman, más conocido como Microchip, el Furgón Blindado ha sido actualizado en diversas ocasiones, tomando siempre como base el modificado motor Ford V8. Gracias a ello, el vehículo puede correr tanto como los mejores coches deportivos. Además, tiene tracción en las cuatro ruedas, neumáticos todoterreno y suspensión de vehículos pesados, lo que le facilita circular por terrenos accidentados, saltar por encima de otros autos y tomar curvas cerradas a una vertiginosa velocidad. Al estar equipado con numerosas armas y contar con un sistema de comunicación y un equipamiento informático de alta tecnología, el Furgón Blindado puede ser considerado como la pieza más importante de su arsenal.

Entre las armas más destructivas que posee el vehículo destacan una pistola de cuatro cañones, unas veinte mil miniguns, un lanzagranadas de 40 milímetros y una caja provista con 110 proyectiles, lista para usar en el caso de que sea necesario recargar el arma citada anteriormente. Si el Castigador precisa realizar un seguimiento, hará uso de las ya mencionadas minigus, que están preparadas para servir como radar. Gracias a un ordenador blindado, programado para evitar a los intrusos, y una avanzada base de datos (que posee un sistema de navegación por satélite, control de vigilancia, vídeos remotos y un sónar especializado), el Furgón Blindado es capaz de protegerse a sí mismo.

Pese a que el Castigador no tiene ningún reparo a la hora de eliminar a cualquiera que considere culpable, no todo el armamento que lleva en su vehículo es letal, ya que las cuatro esquinas van equipadas ametralladoras, de calibre 25, que pueden disparar, mediante el aire comprimido, hasta 400 balas de goma, lo que resulta muy útil como arma disuasoria. El Furgón Blindado también está preparado para liberar gas lacrimógeno, bien como un chorro preciso, bien como una niebla asfixiante. Sus ventanas antibalas de doble cristal evitan que el Castigador corra el peligro de caer bajo sus efectos.

Con sus resistentes neumáticos de goma sólida y su sistema de suspensión computarizado, el Furgón Blindado se conduce cómodamente. El piloto puede optar por abrir sus puertas y escotillas de manera manual o informática. Y si es preciso, va equipado con una carga explosiva para hacerlo volar en mil pedazos.

Numerosos detectores de intrusos, como un círculo de generadores de campos electromagnéticos y cargas letales antipersonas son las defensas de las que dispone el Furgón Blindado para evitar visitas no deseadas pero si, aún así, alguien logra acceder a su interior, pondrá en marcha unos tentáculos metálicos que lo dejarán completamente inmovilizado.

Si te has quedado con ganas de más, a continuación, puedes leer una detallada explicación de todo el Furgón Blindado, desde las partes más visibles hasta los entresijos más ocultos:

El capó del vehículo está equipado con un sistema de defensa frontal desplegable, la ya mencionada pistola de balas de goma, el generador de campos electromagnéticos también citado anteriormente y cargas antipersona, mientras que en el techo podemos encontrarnos con un mecanismo flexible que sustenta una cámara de vídeo, las miniguns de las que hablamos en su momento y una antena UHF/VHF.

Desde el volante, el Castigador tiene acceso a la computadora que maneja las armas y a un sistema de eyección que puede poner en funcionamiento si la situación lo supera. No obstante, antes de hacerlo debe conectar el piloto automático del Furgón Blindado, para evitar cualquier posible catástrofe automovilística.

Por otro lado, la parte trasera va equipada con vainas de munición, una caja preparada para utilizar en la extinción de incendios, un cabestrante junto a la escotilla de escape, una radio desplegable, los ya citados lanzagranadas, una cámara de video AFT y un cepo articulable. Las puertas de esta zona están provistas de escudos desmontables.

Finalmente, en la parte inferior de los laterales del vehículo, se encuentran los depósitos de combustible y de gas lacrimógeno.

Aparte de poder verlo en series animadas, el Furgón Blindado será conducido habitualmente por Jon Bernthal, el actual Frank Castle televisivo, con la intención de hacerlo funcionar como seña indiscutible del personaje.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.