Reseña de ‘Oblivion song’

Oblivion song

La canción del olvido

Robert Kirkman forma parte de ese pequeño grupo de guionistas, encabezados por Mark Millar, con el que todo dibujante quiere trabajar debido a la gran relevancia mediática que suelen tener sus obras. A pesar de que se trata de un guionista que no se prodiga demasiado (probablemente debido a que compagina su profesión de escritor con su puesto directivo en Image Comics y sus labores de productor ejecutivo en las series de televisión derivadas de sus obras), cada trabajo de este tipo que se publica en la actualidad es todo un “must read”, y la última en llegarnos no es una excepción. Se trata de ‘Oblivion song’, que llega a nuestro país de la mano de Planeta Cómic.

Oblivion song
Portada del segundo número de la serie ‘Oblivion song’

No dejamos a nadie atrás

Yo soy de esos que, a día de hoy, trato por todos los medios de evitar ver tráilers y material promocional de los estrenos cinematográficos que están por venir, una manía que he cogido desde hace algunos años debido a la sobreinformación que brindan este tipo de avances publicitarios, que acaban por reventarte completamente la trama de la película y extinguir las posibilidades de asombrarte en la sala de cine.

De la misma forma, aunque este problema no es tan grave en el mundo del noveno arte, a veces me enfrento a mi primera lectura de un cómic sin tener ni idea de lo que me voy a encontrar. Cuando bien los nombres de los autores o bien la recomendación de algún amigo me ha hecho decidirme por cierta obra, no tengo ningún interés en saber nada de ella hasta el momento de abrir el tomo, y esto incluye la propia sinopsis de la contraportada. Gracias a esta costumbre he comenzado a leer ‘Oblivion song’ sin saber a lo que me iba a enfrentar, y he ido descubriendo la trama poco a poco, que creo que es precisamente lo que Kirkman pretendía al dar inicio con una secuencia de acción in media res.

Oblivion song
No puedes volver de Oblivion sin haber dejado allí una parte de ti

Un hombre con el rostro cubierto, una especie de cazador del desierto que porta un rifle con mira telescópica, trata de dar caza a lo que aparenta ser una pareja de pobres ciudadanos que corren por sus vidas. Tras hacer blanco en sus cuerpos con un par de tiros, nos daremos cuenta de que ese rifle no dispara balas, y que tras los impactos no deja cadáveres. Los cuerpos de la pareja han desaparecido, y ahora el cazador se enfrenta a un ejemplar de la extravagante fauna local.

A continuación descubriremos lo que realmente estaba pasando en la escena de presentación. El “cazador” ha viajado desde nuestro mundo a esa especie de dimensión apocalíptica para traer de vuelta a las personas que se encuentra allí, que llevan perdidas una década. Estos dos que acaba de rescatar forman parte del grupo de 300.000 personas que desaparecieron de Filadelfia el día que un evento de origen desconocido tuvo lugar en la ciudad norteamericana.

Oblivion song
Sí tío, la has cagado…

A través de las conversaciones entre los protagonistas de la obra descubrimos que este aguerrido aventurero es Nathan Cole, encargado de un proyecto de rescate masivo iniciado poco después de que este misterioso evento tuviera lugar y financiado por el gobierno. Cuando pasó un tiempo relativamente razonable, el gobierno dio por concluida la operación de rescate y a las personas que aún no habían sido encontradas (ya fuera vivas o no) se las dio por muertas. Una de estas personas era Edward Cole, hermano de Nathan y principal razón de que este aún siga empeñado en viajar a Oblivion, nombre con el que se ha designado este extraño lugar.

Y es que, igual que pasaba con Chuck Norris en su saga fílmica de los años ochenta ‘Desaparecido en combate’ (‘Missing in Action’), Nathan insiste en que aún queda mucha gente con vida en Oblivion y asegura que con la ayuda de los fondos del gobierno él podría traerlos a todos de regreso a casa en lugar de hacerlo de uno en uno con su rudimentaria tecnología. Pero, por la razón que sea, la respuesta es un sólido “no”. ¡Malditos burócratas!

Oblivion song
Y así fue como ocurrió el incidente en Filadelfia…

Lápices con sabor italiano

El apartado gráfico es responsabilidad del dibujante de trazo grueso Lorenzo de Felici y de la estupenda colorista Annalisa Leoni. Mientras que el primero realiza una labor sencilla en la que el expresionismo tiene bastante protagonismo, logrando trasladarnos cuando corresponde a ese lugar endiabladamente caótico que es Oblivion, la segunda es la que le da el tono adecuado a la historia, consiguiendo que sientas ese peso sobre tu cabeza que es la agobiante atmósfera de ese lugar perdido de la mano de Dios.

Como único punto negativo quizás habría que señalar que a veces el diseño de las criaturas que habitan en Oblivion es tan retorcido que cuesta en ocasiones saber lo que está pasando en las secuencias de acción que implican a estos seres. Pero, obviando este tema, la obra es altamente disfrutable desde el punto de vista puramente visual.

Oblivion song
Quizás no sea el mejor lugar del mundo para pararte a contemplar las vistas…

¿Otro ‘Los Muertos Vivientes’?

Inevitablemente, todo lo que haga Kirkman será comparado con su obra magna, ‘Los Muertos Vivientes’. Es casi imposible que ‘Oblivion song’ alcance el éxito, la popularidad y la longevidad de esta, pero eso no quiere ser que no pueda llegar a ser una obra igual de genial. Desde luego, los cimientos para que eso suceda han sido puestos en esta primera entrega. Kirkman es un grandísimo narrador, un estupendo planificador de tramas y un maravilloso constructor de personajes, y aquí podemos ver un poco de todo eso. Ahora el tiempo dirá si esta llega o no a ser una de esas obras que se mencionan en todos los rankings…

Por último, no puedo dejar de mencionar el curioso caso de esta publicación. A diferencia de lo habitual, en el caso de este cómic en España (y en algún otro país europeo) vamos por delante de la publicación americana, ya que mientras que aquí ya se ha publicado este primer tomo recopilatorio con los seis primeros números de la colección, al otro lado del charco apenas se acaba de anunciar la tercera grapa. Solo espero que esto no suponga que para cuando aquí nos llegue el segundo volumen sean nuestros nietos los que tengan que ir a la tienda a por él…

El tomo de ‘Oblivion song’ publicado por Planeta Cómic se presenta en formato rústica sin sobrecubiertas. Contiene 144 páginas, con un tamaño de página de 16,8 x 25,7 cm, y presenta los números del #1 al #6 de la edición americana de la serie ‘Oblivion song’ de Image Comics, así como todas las portadas originales de cada uno de los números contenidos. La traducción ha sido realizada por Ignacio Bentz, el precio de venta recomendado es de 15,95 € y se puso a la venta en marzo de 2018.

Oblivion song

Robert Kirkman

Nacido el 30 de noviembre de 1978, Robert Kirkman es un guionista de cómics estadounidense consagrado por obras del más alto nivel. El primer trabajo del autor fue en el año 2000 con el cómic titulado ‘Battle Pope’, que parodiaba historias sobre superhéroes. Poco después, fue contratado junto a Sciene Dog y Cory Walker por Image Comics, donde comenzó a escribir para ‘Super Patriot’. En 2002, mientras estaba con esta última obra, comenzó a guionizar la serie ‘Tech Jacket’, también para Image.

Pero los bombazos del autor llegarían en 2003, ya que creó en primer lugar ‘Invencible’ junto a Cory Walker y poco más tarde ‘The Walking Dead’ (‘Los Muertos Vivientes’), una serie ambientada en las películas de George A. Romero sobre zombies. El nivel de estas dos obras llegó a ser altísimo, haciéndose de esta última una serie homónima de la que también se encargaría Kirkman de supervisar.

Además de en Image, donde ha creado otros guiones como los de ‘Brit’, ‘Capes’ o Image United’, Robert Kirkman también ha tenido una etapa bastante amplia en Marvel. En esta editorial ha estado al cargo de un periodo importante de ‘Capitán América’ además de en otras obras como ‘Destroyer’, ‘Los 4 Fantásticos: Enemigos’, ‘Ant-Man’, ‘Sleepwalker’ o ‘Marvel Knights 2099’. Aun así, su etapa más conocida en esta editorial ha sido en la que creó la serie ‘Marvel Zombies’.

Oblivion song

‘Oblivion song’

ISBN: 978-84-9173-081-1

¡Lanzamiento internacional coordinado junto con Estados Unidos, Francia, Italia, Alemania y España!

Hace una década, 300.000 ciudadanos de Filadelfia desaparecieron misteriosamente en Oblivion. El gobierno trató de encontrarlos pero, tras mucho tiempo, tiró la toalla. Sin embargo, Nathan Cole no se rendirá. Viajará, arriesgando su vida, con el objetivo de encontrar a todos aquellos que siguen en el infierno apocalíptico de Oblivion. Pero, tal vez, Nathan esté buscando algo más…

Guion: Robert Kirkman

Dibujo: Lorenzo de Felici y Annalisa Leoni

‘Oblivion song’

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.