Reseña de ‘Black Hammer 2 – El suceso’

Black Hammer

El costumbrismo de los superhéroes

Una de las grandes sorpresas de los últimos tiempos en lo que a cómic superheroico se refiere ha sido sin lugar a dudas ‘Black Hammer’. El primer tomo llegó sin hacer demasiado ruido y rápidamente se convirtió en un cómic de esos de los que todo el mundo habla. Ahora, gracias a Astiberri Ediciones, la larga espera por su continuación ha finalizado ya, y por fin podemos disfrutar del segundo tomo de esta extraordinaria serie que viene bajo el título de ‘Black Hammer 2 – El suceso’.

Black Hammer
Portada del número #13 de la serie ‘Black Hammer’

Cuando éramos grandes

El primer tomo de esta serie nos presentaba una propuesta no excesivamente original pero sí bastante potente. Un grupo de seis viejos superhéroes sacados de la edad de oro del noveno arte viven como personas normales en una granja situada en un pueblo perdido de la mano de dios. No tardamos en descubrir que este retiro no era precisamente voluntario, sino que los seis estaban allí contra su voluntad, recluidos como si vivieran en una enorme cárcel al aire libre. Una década atrás salvaron del desastre a Spiral City, la gran megapolis de este mundo, para desaparecer a continuación y ser dados por muertos.

Y así, con nuestro grupo de protagonistas ya presentados y siendo conscientes de las particularidades de su vida en Rockwood, que así se llama el pueblo donde residen, llegamos a este segundo tomo que ya nos llega con las expectativas muy altas y con un premio Eisner 2017 a la mejor serie nueva.

Black Hammer
Abin Sur, ¿eres tú?

El suceso

En este segundo tomo la trama continuará alternando lo que ocurre en el presente en Rockwood con lo ocurrido una década atrás en Spiral City antes de la batalla con el Anti-Dios, dando así a conocer el pasado de los personajes principales (lo cual en muchos casos nos hará comprender lo que están pasando ahora) y a unos cuantos interesantes secundarios, como puede ser el villano Sherlock Frankenstein y su compleja relación con Golden Gail. Los homenajes a los cómics de superhéroes de Marvel Comics y DC Comics se siguen produciendo de forma continua, con mucho respeto y gran habilidad. Aquí no nos vamos a topar con conceptos revolucionarios en este sentido, sino que al final todo es una remezcla de ideas de sobra conocidas que responden a arquetipos clásicos, pero metidas con gran acierto y muy buen gusto por el guionista, de forma que todo parece en realidad algo nuevo.

Black Hammer
Abraham Slam descubrirá que la vida rural tiene sus inconvenientes

Pero Jeff Lemire, lejos de contentarse con eso, lo envuelve todo en una trama con un cierto toque metareferencial llena de misterios que va a la vez desvelando y complicando a medida que avanzamos en la serie. Cada personaje es un enigma en si mismo, uno que se irá desentrañando a golpe de flashback, y por encima de todo se encuentran los grandes misterios de los que parte la serie: ¿qué paso en la lucha con el Anti-Dios y qué es Rockwood exactamente? Es una pregunta que se mantendrá en el aire mientras el costumbrismo de la vida rural de nuestros héroes le añade otra capa más a la historia, una que tal vez podría parecer la más floja e irrelevante de todas, pero que con el buen hacer de Lemire se convierte en todo un disfrute para el lector (uno lleno de nostalgia y amargura), igual que todo lo que es ‘Black Hammer’.

Y para agitar aún más las cosas, aquí se meterá de lleno en la trama Lucy Weber, la hija del superhéroe que da título a la obra que nunca se resignó a aceptar la muerte de su padre y sus compañeros, un personaje cuya importancia irá creciendo poco a poco y del que parece que veremos mucho más en futuras entregas. Entregas que, sin duda, esperaremos con muchas ansias, ya que el cliffhanger con el que finalizamos este tomo va a dejar a todo el mundo con los ojos como platos…

Black Hammer
Lucy Weber, una joven con muchos problemas que tendrá mucho que decir aquí

Gráficamente espectacular

Dean Ormston demuestra aquí haber sido una elección de lo más acertada a pesar de su peculiar estilo, muy alejado de los cánones del cómic mainstream americano. El tono que Lemire le quiere imprimir a la obra se ve muy beneficiado por el estilo grotesco y a veces feísta de este dibujante, algo que no se podría haber conseguido sin la increíble labor de todo un genio como es Dave Stewart, encargado de dar color a todo esto con una paleta de colores apagados para Rockwood y otra distinta, mucho más viva, para el pasado en Spiral City.

Pero Ormston y Stewart no son los únicos implicados en el apartado gráfico. Cuando pensabas que la cosa ya era bastante impresionante, llega el gallego David Rubín como dibujante completo y eleva aún más el nivel. Sobre su aportación en el número #9 de la serie , con la historia de Talky Walky y el Coronel Weird, poco se puede decir además de que es un trabajo sencillamente perfecto. Por suerte, esta colaboración no será algo puntual, ya que Rubín ha sido el encargado de uno de los spin-offs que veremos publicados en España este mismo año, el dedicado al ya mencionado villano Sherlock Frankenstein que lleva por título ‘Sherlock Frankenstein and the Legion of Evil’. Esperemos que tampoco tarden mucho en llegar las otras series derivadas de ‘Black Hammer’, como son ‘Doctor Star and the Kingdom of Lost Tomorrows’ o ‘Black Hammer: The Quantum Age’.

Grandes ausencias

No se puede evitar mencionar que, al igual que ocurre con los recopilatorios americanos, en los dos tomos publicados hasta ahora nos hemos saltado el número #12 (dibujado también por Rubín) y el anual, que suponemos que serán incluidos bien en un futuro tomo o bien en alguno de los spin-offs de la serie que Astiberri Ediciones publicará en un futuro.

En cuanto a la edición, el segundo tomo de ‘Black Hammer’ publicado por Astiberri Ediciones dentro de su colección Sillón Orejero se presenta en formato cartoné de tapa dura. Contiene 176 páginas en color con un tamaño de página de 17 x 26 cm e incluye la traducción de los números del #7 al #11 y el #13 de la serie ‘Black Hammer’ así como una galería de bocetos y portadas. Se puso a la venta en abril de 2018 y el precio de venta recomendado es de 18 €.

Black Hammer

Jeff Lemire

Nacido en 1976 en Canadá, empezó estudiando Cine pero, como se percató de que su personalidad solitaria no encajaba muy bien con la profesión, se pasó a los cómics. Su primera publicación fue ‘Lost Dogs’ en 2005, para continuar con ‘Essex Country Trilogy’ para Top Shelf Production en 2008-2009, obra que fue nominada a los premios Eisner y Harvey. Posteriormente, entró a trabajar para DC, ocupándose de, entre otras, ‘Superboy’, ‘The Nobody’ o ‘Sweet Tooth’. Tras el reinicio de Los Nuevos 52, ha escrito ‘La Liga de la Justicia Oscura’, ‘Frankenstein: Agente de S.H.A.D.E.’, ‘Animal Man’ y ‘Green Arrow’, entre otros. También ha escrito y dibujado ‘Trillium’ para Vertigo.

Finalizado su contrato de exclusividad con DC, Lemire ha empezado a trabajar con otras editoriales tales como Valiant, donde se ocupará de ‘The Valiant’ y el relanzamiento de ‘Bloodshot’, Image, en la que escribirá ‘Descender’ o Dark Horse, donde redactará los guiones de ‘Black Hammer’.

David Rubín

Nacido en Ourense en 1977, estudia diseño gráfico y se lanza al mundo del cómic, la animación y la ilustración. Su primera obra larga, ‘El circo del desaliento’ (Astiberri, 2005), le vale ser nominado como autor revelación en el Salón Internacional del Cómic de Barcelona de 2006, gana el Primer Premio Castelao, y se edita en gallego, castellano, italiano y francés. Su siguiente novela gráfica, ‘La tetería del oso malayo’ (Astiberri, 2006), también publicada en Francia, Italia y la República Checa, se lleva cuatro nominaciones a los premios del Salón Internacional del Cómic de Barcelona 2007, logra el galardón al Autor Revelación y le acredita como finalista del I Premio Nacional del Cómic. Posteriormente ‘Cuaderno de tormentas’ Planeta DeAgostini, 2008) es nominado al mejor dibujo de nuevo en la cita de Barcelona, codirige ‘Espíritu del bosque’, un largometraje de animación 3D, y adapta al cómic ‘Romeo y Julieta’ (SM, 2008), de William Shakespeare y ‘El monte de las ánimas’ (SM, 2009), de Gustavo Adolfo Bécquer.

Su espíritu creativamente inquieto le lleva a realizar ‘Uxío Novoneyra: A voz herdada’ (Xunta de Galicia, 2010), con guión de Kike Benlloch, y a ilustrar la colección de relatos ‘Solomon Kane’ (Astiberri, 2010), de Robert E Howard. En 2011 lanza con la editorial Astiberri el primero de los dos libros de ‘El Héroe’, una novela gráfica en dos volúmenes, donde actualiza el relato clásico de los doce trabajos de Heracles.El trabajo recibe en general críticas positivas que llevan a que la obra sea publicada en Italia, y en Francia, de la mano de Rackham. Ya en 2013, y junto con Santiago García en el guión, publica, de nuevo con Astiberri, ‘Beowulf’, una versión del poema nórdico de mismo nombre. Posteriormente trabajaría en ‘Battling Boy: The rise of Aurora West’ y ‘Battling Boy: Fall of the House of West’.

Black Hammer

‘Black Hammer 2 – El suceso’

Seis exsuperhéroes llevan una década atrapados en una misteriosa granja de la que no pueden escapar. En su momento, salvaron a Spiral City de la destrucción, pero desaparecieron, se les dio por muertos y acabaron cayendo en el olvido. Todo cambia cuando un visitante del mundo exterior llega a la granja buscando al Martillo Negro y trae noticias de Spiral City a sus héroes de la edad de oro. Su llegada remueve viejos recuerdos y alimenta nuevas esperanzas en los héroes náufragos, que harán un nuevo intento por escapar de su extraña prisión.

En este segundo tomo David Rubín se incorpora al equipo creador de la serie a modo de avance del spin off Sherlock Frankenstein, del que se ha hecho cargo el dibujante gallego y que Astiberri publicará este mismo año. El dibujante gallego destaca “la libertad creativa” que le da Jeff Lemire “a la hora de proponer cambios o nuevas maneras de contar la historia”, algo que valora especialmente.

El creador de la trilogía Essex County (Astiberri, 2008-2010) y guionista de la serie Descender (Astiberri, 2016-2017) y de Plutona (Astiberri, 2017) indaga en el pasado y las motivaciones de los protagonistas de esta historia, en un proceso de deconstrucción del superhéroe, lleno de épica y melancolía a partes iguales. El primer tomo de Black Hammer ha ganado el premio Eisner 2017 a la mejor serie nueva, y el Premio del Gremio de Libreros de Madrid al mejor cómic de 2017.

Guion: Jeff Lemire

Dibujo: Dean Ormston, Dave Stewart y David Rubín

‘Black Hammer 2 – El suceso’

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.