Reseña de ‘Colección Novelas Gráficas Marvel – La Muerte del Capitán Marvel’

La muerte del Capitán Marvel

Un héroe nos deja

Hay obras que se convierten en atemporales casi desde el mismo momento en el que son publicadas. En el mundo del cómic, en esta categoría podríamos meter títulos como ‘Watchmen’, ‘El Incal’, ‘El regreso del Caballero Oscuro’, ‘V de Vendetta’, ‘Sandman’, ‘Miracleman’, ‘Locke & Key’, ‘Predicador’ o ‘La muerte del Capitán Marvel’. Y precisamente esta última es la que acaba de ser reeditada por Panini Comics en una edición muy cuidada en tapa dura bajo el título ‘Colección Novelas Gráficas Marvel – La Muerte del Capitán Marvel’.

La muerte del Capitán Marvel
Primera página de ‘La muerte del Capitán Marvel’

Starlin, el constructor del universo cósmico

Jim Starlin es uno de esos autores que han dejado huella en el mundo del noveno arte. Cuando comenzó a trabajar como dibujante para Marvel Comics a principios de la década de los años setenta poco imaginaba este tipo que en sus primeros trabajos iba a crear a un personaje que a la postre ha sido tan importante para el Universo Marvel como es Thanos. Y más teniendo en cuenta que había sido concebido como poco más que un homenaje al personaje creado por Jack Kirby tiempo atrás en DC Comics, Darkseid.

Sin embargo, en aquellos momentos la creación de Thanos no supuso gran cosa, y sería algo después cuando Starlin recibiría su primer gran encargo: hacerse dueño y señor de la serie del Capitán Marvel a partir de su número #25. Curiosamente sería ahora cuando Thanos, tras ser introducido en esta serie por su creador, empieza a cobrar auténtica importancia, así como toda una nueva cosmología para el Universo Marvel que ha cimentado las bases de un gran número de historias y personajes que se siguen desarrollando en el presente.

La muerte del Capitán Marvel
Thanos, jugando al escondite inglés como un profesional

Avanzamos en el tiempo hasta 1982, cuando un ya consolidado Jim Starlin recibe el encargo de parte del por aquel entonces director editorial de Marvel Comics, Jim Shooter, de terminar la historia de Mar-Vell debido a las bajas ventas de su serie. Y lo haría con la primera historia de Marvel Comics que iba a ser publicada con la etiqueta de “novela gráfica”. Nunca sabremos si Shooter estaba sentenciando a muerte al héroe de procedencia kree o si simplemente estaba encargando un final que le dejara en una cómoda jubilación, pero el caso es que Starlin se tomó lo de “terminar su historia” de la forma más expeditiva posible. Y así es como comenzó a trabajar en ‘La muerte del Capitán Marvel’…

Una historia con alma

Un hecho fundamental para comprender la forma en la que Starlin decidió afrontar este encargo fue la muerte de su padre debida a un cáncer. Da la impresión de que el autor utilizó esta historia a modo de catarsis, volcando en el guion todo lo que había pasado por su cabeza durante los últimos días de vida de su progenitor. De hecho, al releer esta historia con esto en mente, casi te puedes dar cuenta de que en realidad la mayor parte de la trama no se trata desde el punto de vista del Capitán Marvel, consciente de que su final está cerca, sino desde el de sus allegados que tratan de lidiar de distintas formas con esta desgracia inminente.

La muerte del Capitán Marvel
Mar-Vell tendrá que comunicar la noticia de su enfermedad a sus seres queridos

Y es que quizás lo más llamativo del planteamiento de esta historia sea que la muerte de Mar-Vell no llega en una cruenta batalla contra sus peores enemigos ni en un heroico sacrificio en el que salva vidas a cambio de la suya. Desde la primera página del cómic, el héroe es consciente de que su final está cerca gracias a los indefinibles poderes de su conciencia cósmica. En una aventura pasada, Mar-Vell se vio expuesto a unos gases que había robado el villano Nitro (sí, el mismo que tiempo después provocaría la desgracia de Stamford que daría pie a ‘Civil War’) y ahora, como consecuencia, su final está cerca por un cáncer.

Nuestro héroe se ve traicionado por su propio cuerpo, lo cual le provoca una constante sensación de impotencia que vemos como le desquicia en algún momento puntual. Sin embargo, se podría decir que Mar-Vell se toma la noticia de forma bastante estoica y vivimos la desgracia de la situación más del lado de su entorno que del suyo propio.

La muerte del Capitán Marvel
Peter Parker no se toma demasiado bien la noticia

Sus amigos emplearán todos los medios a su alcance para evitar esta tragedia, sacando aquí a la luz Starlin una verdad bastante incómoda del mundo de los superhéroes. ¿Por qué en lugar de luchar contra villanos disfrazados y pelear entre ellos mismos, no dedican su tiempo a acabar con las enfermedades, con el hambre y con la guerra? La pregunta, que queda en el aire, no obtiene respuesta…

La negación, la ira, la negociación, el dolor y la aceptación son estados por los que sus seres queridos van a pasar, pero estos no serán los únicos que estén junto a él en sus momentos finales. Incluso sus enemigos vendrán a rendirle tributo en su lecho de muerte, algo con lo que el autor coloca a la figura del Capitán Marvel en el Olimpo de los personajes de Marvel Comics.

Origen secreto

Pero además de ser el punto final del personaje, esta obra es también un repaso a toda su carrera. Conocedor como es del destino que le aguarda, Mar-Vell dejará en un diario todas sus experiencias para la posteridad, y a través de estos recuerdos seremos testigos del origen y el apogeo de este héroe. Esto, de alguna forma, logra que la obra quede mucho más redonda, cerrando el circulo sobre sí misma.

La muerte del Capitán Marvel
Haremos un repaso por la historia de Mar-Vell

La muerte es para siempre

Una de las razones por las que esta historia es especial es que a pesar de dejar a este importante personaje muerto hace ya cerca de cuatro décadas, en Marvel Comics todavía no se han atrevido a devolverle a la vida. Jean Grey, Steve Rogers, Thor, Xavier, Norman Osborn… la lista de personajes de la editorial que han muerto tan solo para volver a la vida un tiempo después es larga, pero por alguna razón a Mar-Vell le han dejado (por el momento) descansar en paz.  Si bien en alguna ocasión han jugado al despiste con su posible regreso, el Capitán Marvel es una de las pocas excepciones que demuestra que en Marvel Comics, a veces, la muerte es para siempre.

Sobra decir que estamos ante un título de obligada lectura. Quizás el gran problema de esta edición es que su precio es un poco elevado teniendo en cuenta que estamos ante un tomo de poco más de setenta páginas, pero bien cierto es que se trata de una edición de lujo que seguro que a los grandes amantes de esta obra les va a encantar.

El tomo ‘Colección Novelas Gráficas Marvel – La Muerte del Capitán Marvel’ publicado por Panini Cómics en tapa dura con encuadernación holandesa contiene 72 páginas a color con un tamaño de página de 21 x 27,7 cm e incluye la traducción del one-shot ‘Marvel Graphic Novels – The Death Of Captain Marvel’. El precio de venta recomendado es de 16 € y se puso a la venta en mayo de 2018.

Capitán Marvel

‘Colección Novelas Gráficas Marvel – La Muerte del Capitán Marvel’

Del autor que redefinió el concepto de epopeya cósmica, llega la confrontación definitiva.

El Capitán Marvel se enfrenta al único enemigo al que no puede vencer: la muerte.

¡La última aventura de un héroe y la primera de las Novelas Gráficas Marvel!

Guion: Jim Starlin

Dibujo: Jim Starlin

‘Colección Novelas Gráficas Marvel – La Muerte del Capitán Marvel’

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.