Reseña de ‘Skybourne’

Skybourne

Dinosaurios y mujeres voluptuosas

Frank Cho es un artista que se suele hacer notar sobre todo en lo que a diseño de portadas se refiere, pero de vez en cuando llega a nuestras tiendas algún cómic que cuenta con su trabajo como dibujante principal, y siempre es algo a lo que merece la pena echar un vistazo. Lo último es un tomo publicado en nuestro país por Panini Comics y que llega bajo el título de ‘Skybourne’

Skybourne
Portada alternativa del primer número de la miniserie ‘Skybourne’

De polémica en polémica

Independientemente de su habilidad con los lápices, el trabajo de Frank Cho (cuyo nombre verdadero es Duk Hyun Cho) en el mundo del cómic ha estado no pocas veces rodeado de polémicas. Ya en su primer trabajo, las tiras de prensa ‘Liberty Meadows’, Cho tuvo que lidiar con la censura impuesta por el sindicato de tiras prensa de Estados Unidos. Posteriormente, cuando Marvel Comics llama a su puerta por primera vez, Cho ve como los desnudos frontales que realizó para un título protagonizado por el personaje de Shanna son modificados en su publicación. Y esta dinámica seguirá siendo así a lo largo de su carrera, ya que el dibujante coreano nunca se corta con su forma de trabajar. Si hay algo que a este dibujante le gusta meter en sus obras son chicas voluptuosas y grandes monstruos, y como todo el mundo se puede imaginar no es con los segundos con los que suele tener problemas. Ya sea en interiores o en diseños de portadas, sus diseños explícitos le han ocasionado no pocos quebraderos de cabeza debido a su carácter en ocasiones altamente sexual.

Skybourne
Además de chicas con curvas y dinosaurios, la violencia brutal y explícita también es marca de la casa para Frank Cho

Por si los problemas con sus ilustraciones sexualizadas no fueran suficiente, Cho tampoco le hace ascos a mostrar violencia explícita y brutal en sus trabajos, aunque curiosamente esto le ha ocasionado menos encontronazos con la censura.

En tiempos más recientes, Cho ha tenido cruces de declaraciones poco amistosas con el guionista Greg Rucka a cuenta de unas portadas alternativas realizadas por el primero para la serie de Wonder Woman que supuestamente fueron objeto de censura, pero esto es tan solo un ejemplo más de lo problemático que es trabajar con el estilo y la testarudez de Cho. Y lo que nos vamos a encontrar en ‘Skybourne’ no es precisamente un giro en su carrera, por lo que si eres de los que no tragan el trabajo de este tipo aquí no vas a encontrar nada que te agrade…

Mitos artúricos y algo más

En ‘Skybourne’ nos vamos a encontrar con un Frank Cho que, además de dibujar, guioniza una trama bastante loca, con la espectacularidad como bandera y molar por encima de todo como objetivo. Sí, Cho se disfraza de Mark Millar para traernos la historia de los hijos de Lázaro, aquel que volvió a la vida después de su muerte. Estos, tal y como se nos cuenta, nacieron con unos jugosos poderes, tales como la inmortalidad, una fuerza sobrehumana y una piel impenetrable. Como una mezcla entre Luke Cage y Vandal Savage.

Skybourne
Grace es una mujer que no se anda con chiquitas…

Pero las referencias de este título se encuentran en mayor número en los mitos artúricos que en la Biblia. No solo se nos va a contar, a modo de flashback, lo que realmente ocurrió con el Rey Arturo, su hijo Mordred, sus Caballeros de la Mesa Redonda y su fiel mago Merlín, sino que la espada Excalibur tendrá una importancia trascendental en la trama a desarrollar.

No estamos, desde luego, ante una de esas obras que dan una nueva visión sobre la leyenda del Rey Arturo o que actualizan el mito llevándolo mucho más allá, como pueda ser el caso de ‘Camelot 3000’. Aquí todo lo que tiene que ver con Camelot no es más que una referencia muy bien metida en la trama troncal y que funciona como motor de los acontecimientos. Eso sí, de alguna forma el integrar esto en la historia de los descendientes de Lázaro da la impresión de que el universo en el que nos movemos en ‘Skybourne’ es mucho más grande de lo que podemos ver en este tomo, y que tal vez considerar esta historia como “cerrada” sea un gran error que podría tener solución en un futuro si el autor así lo quisiera…

Skybourne
¿Cómo? ¿Un minotauro? Pues sí, un p$%o minotauro…

Espectacularidad gráfica

A nadie le sorprende que aquí Frank Cho nos brinde un trabajo gráfico estupendo, ya no solo por esas ilustraciones típicas suyas que quitan el aliento, sino también por el dinamismo y la capacidad para realizar escenas de acción, virtudes de las que hace gala constantemente. Aún así, es posible que Cho haya dejado demasiado en manos de un colorista, Marcio Menyz, que creo que no le acaba de sentar a su estilo todo lo bien que debería, dando como resultado unas viñetas en ocasiones excesivamente artificiales (especialmente en lo que a personajes se refiere) y faltas de profundidad.

De todas formas, se nota bastante que aquí la labor como guionista de Cho se ha centrado mayormente en proporcionar el mayor número posible de viñetas divertidas con las que el dibujante se iba a poder divertir a gusto. Y no es para nada que estemos ante una trama vacía. Al contrario, las ideas que aquí se presentan son lo suficientemente potentes como para albergar la esperanza de que tal vez en un futuro cercano Cho retomará esta historia para ampliar su universo en un segundo tomo, contando de esta forma más sobre el origen de estos curiosos personajes a los que acabamos de conocer y, sobre todo, más sobre el entramado de organizaciones secretas centenarias que protegen al mundo y recolectan artefactos mitológicos.

Skybourne
Definición gráfica de ser partido por un rayo

Sin embargo, todo esto no deja de ser una mera excusa para que tengamos soldados, chicas despampanantes, luchas con espadas, magos con habilidades alucinantes, bestias salvajes, dragones e incluso algún guiño al universo de H. P. Lovecraft, todo ello bañado con un buen chorro de humor socarrón que salpica la trama aquí y allá. Y eso no es para nada algo malo.

En resumidas cuentas, estamos ante un tomo tremendamente divertido, que se lee en un suspiro y que es por encima de todo un disfrute para los ojos, con unas dosis de humor muy bien ponderadas y un sentido de la espectacularidad perfectamente medido. Esto es lo más parecido a un blockbuster en viñetas que se puede encontrar entre las novedades de tu tienda de cómics.

El tomo ‘Skybourne’ publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 152 páginas a color con un tamaño de 18 x 27,5 cm. e incluye la traducción de los números del #1 al #5 de la edición americana de ‘Skybourne’ publicada por BOOM! Studios, además de las portadas originales de todos los números incluidos. El precio de venta recomendado es de 18 € y se puso a la venta en junio de 2018.

Skybourne

Skybourne

‘Skybourne’

Contiene Skybourne 1-5 USA

ISBN / Código de barras: 978-8-491-67385-9

Tras su milagrosa resurrección, Lázaro tuvo tres hijos: Abraham, Thomas y Grace. Todos fueron bendecidos con fuerza sobrehumana, piel impenetrable e inmortalidad. Todos ellos en el presente.

Frank Cho (Salvaje Lobezno) ha decidido contar su historia.

Guion: Frank Cho

Dibujo: Frank Cho y Marcio Menyz

‘Skybourne’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

1 Comentario

  1. Una historia entretenida y con mucho humor. El dibujo de Cho como siempre espectacular. Lo que en mi opinión desmerece este tomo son la enorme cantidad de faltas de ortografía que hay. ¿Quien se encargó de los textos (Cels Piñol)? ¿nadie lo revisó? Un trabajo patético que estropea la lectura.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.