Análisis de ‘Ataque a los Titanes’ (Temporada 2)

Convertir un anime en un fenómeno mundial está al alcance de muy pocas obras, siendo generalmente obras de culto incluso en su país de origen. Sin embargo, eventualmente, aparece algún genio como Toriyama, Oda, Anno o Shinkai, que es capaz de traspasar las convenciones habituales y crear un producto que atrae tanto a seguidores acérrimos de la animación japonesa como a aquellos que ni tan siquiera pueden ser considerados consumidores esporádicos de la misma.

En los últimos años hemos podido asistir al nacimiento de otra figura equiparable a estos grandes genios del manga y el anime con la llegada de Hajime Isayama y su extremedamente conocida saga ‘Ataque a los Titanes’ que, gracias al increíble trabajo de WIT Studio, se ha convertido en uno de los referentes internacionales de la industria, tanto en su versión manga como animada, habiendo superado ampliamente los 70 millones de copias en circulación en todo el mundo.

Siguiendo los eventos que ya vimos en la primera temporada, esta nueva tanda de episodios adapta los acontecimientos que tienen lugar en los volúmenes 9 a 12 del manga, cubriendo la totalidad del arco de la Lucha entre Titanes, dejando aún otros 12 volúmenes por adaptar, antes de entrar en el arco actual del manga, que acaba de dar inicio en España, siendo publicado por Norma Editorial.

En las primeras escenas, se nos presenta al nuevo villano para esta temporada: el Titán Bestial, quien cuenta con capacidades mentales y atléticas que no se habían visto antes en ningún otro titán. Por si esto fuera poco, los reclutas de la 104, una vez finalizada su etapa como cadetes, se encuentran actualmente desperdigados en varios puntos, incapaces de crear una estrategia coordinada, por lo que, el primer objetivo es la reorganización y, posteriormente, expulsar al enemigo de sus tierras.

Sufriendo del mismo mal que la obra original en este arco, la primera mitad de la temporada adolece de un ritmo lento y una excesiva diversidad de tramas, que hacen difícil seguir qué le está pasando a cada uno de los protagonistas y cómo se relacionan sus acciones con los eventos que rodean a sus compañeros. Sin embargo, pasado el muro del séptimo capítulo, todas las tramas comienzan a converger y la historia vuelve a los derroteros que hicieron tan reconocida a la primera temporada.

La necesidad de una estretagia clara no viene solo de su nuevo enemigo, sino de la certeza de que dos de los tres Titanes Cambiantes que atacaron los muros, el Titán Acorazado y el Titán Colosal, siguen libres y dispuestos a atacar a Eren y sus compañeros. Además, acuciados por la urgencia de llegar al sótano de los Jaeger, los restos del Cuerpo de Exploración deben ponerse en marcha cuanto antes para hacerse con los documentos que, si los recuerdos de Eren fueran ciertos, podrían dar a la humanidad un arma para enfrentarse a los titanes y conocer el origen de los muros.

En el bando aliado, es especialmente relevante el desarrollo que vemos en Sasha, Jean, Ymir y Christa, quienes, cada uno por sus propios motivos, deberán dar un paso adelante para proteger lo que más les importa del ataque de más allá de los muros.

Una de las claves del éxito de la primera de temporada de ‘Ataque a los Titanes’ fue, sin duda alguna, la labor en la animación de WIT Studio, que se convertía por derecho propio en una de las mejores que se recordaban en el momento de su estreno. Sin embargo, esta temporada se ha visto afecta, como otros muchos títulos, por una reducción en el presupuesto, lo que ha forzado a la inclusión de algunos planos generados con CGI de escasa factura en los primeros episodios. Formaciones de caballería sacadas de un juego de la Dreamcast y un Titán Colosal a menos FPS que el resto de los elementos de la escena son algunos de los puntos que desmerecen el increíble trabajo de los ex-I.G.

En cambio, una vez que se alcanza el punto medio de la temporada, los chicos de WIT Studio vuelven a poner toda la carne en el asador y nos entregan algunas de las mejores escenas de acción que se recuerdan en el pasado reciente y ponen el listón aún más alto si cabe de cara a la tercera temporada, que se estrenará en esta temporda de Verano 2018 (y en la que aún estamos a la espera de que Selecta Visión anuncie finalmente si realizará el simulcast de la misma).

Repitiendo de la primera temporada tenemos al director, Tetsurou Araki, quien se hace de nuevo con las riendas, compartiendo viaje otra vez con Hiroyuki Tanaka, en esta ocasión como AD y Masashi Koizuka como co-director, con Kyouji Asano como encargado del diseño de personajes y, en este caso, director de animación (quienes repetirán estos mismos roles en la nueva temporada).

Para seguir con las repeticiones, la magistral banda sonora de la serie vuelve a ser obra de Hiroyuki Sawano, quien reutiliza muchos de los temas de la primera temporada, aunque levemente ajustados para el tono algo más oscuro de esta nueva instancia. En esta segunda temporada, el opening vuelve a correr a cargo de Linked Horizon, que nos traen ‘Shinzou wo sasageyo!‘ (‘Ofreced vuestros corazones’, grito de guerra del Cuerpo de Exploración), mientras que el ending lo compone e interpreta Shinsei Kamattechan y tiene por título ‘Yuugure no Tori‘ (‘El pájaro al atardecer’).

En el reparto, repiten un increíble Yuki Kaji, Yui Ishikawa y Marina Inoue como Eren, Mikasa (en la versión española, Laura Prats es sustituida por Graciela Molina, al igual que en las películas recopilatorias) y Armin, respectivamente. Especialmente destacables son las interpretaciones de Hiroshi Kamiya como Levi y Daisuke Ono como Erwin, que siguen demostrando por qué son tan valorados en su país de origen.

Unos meses después de la finalización del simulcast, Selecta Visión nos trae la segunda temporada de ‘Ataque a los Titanes’ en sus dos formatos tradicionales. Por un lado, tenemos la edición Blu-ray First Print, que incluye todos los doce episodios de la temporada en formato 1080p, con audio 2.0 DTS HD en japonés y castellano, así como subtítulos en este último, entrevistas con miembros del equipo (Hajime Isayama, Tetsurou Araki, Masashi Koizuka, Yuki Kaji y Hiroyuki Sawano) catch-eyes, tráileres, teasers (especialmente importante es el teaser de la tercera temporada) y el opening y el ending en formato textless, así como un libreto de 28 páginas con diseños y factoids de la serie a un precio de 67,99 €. Por otro, también está disponible en edición sencilla en DVD, que incluye audio original en japonés y audio y subtítulos en castellano a 36,99 €.

Si bien sabe a poco, sabiendo el punto en el que se encuentra el manga original, estos doce episodios suponen la vuelta de una de las franquicias más queridas por el público y presente una adaptación muy fiel del arco de la Lucha entre Titanes, convirtiéndose en un imprescindible para los amantes del buen seinen.

Da comienzo una nueva batalla por la supervivencia con la revelación de terribles secretos y un nuevo enemigo que se cierne en el horizonte.

Continúa la guerra por la supervivencia desde el fatídico día en que la aparición del Titán Colosal acabó con la paz y la ilusión de seguridad de la humanidad. Tras la agridulce victoria sobre la Titán Hembra, Eren y sus amigos no tienen tiempo para descansar con una horda de Titanes aproximándose al Muro Rose. Pero mientras se preparan para la guerra, las investigaciones de los peligros ocultos en el interior de los muros sacan a la luz terroríficos secretos que hacen que todos se estremezcan. Además, aparecen nuevos Titanes Cambiantes, y lo que es peor, un nuevo Excéntrico en la forma del horrible Titán Bestial. ¿Qué son realmente los Titanes y cuántas posibilidades de sobrevivir tiene la humanidad sin poder fiarse de nadie y con un nuevo enemigo en el horizonte?

Reseña
Imprescindible
Amante de la comida y aficionado a los cómics, el manga y el anime desde hace más de dos décadas. Criticón de carrera y escritor de fin de semana.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.