Crítica de ‘Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas’

Como ya comentamos en su momento, desde tiempos inmemorables, el ser humano ha ido conociendo, a la vez que crecía, a una gran cantidad de terroríficos seres ficticios que se convierten en los ingredientes ideales para las pesadillas de la gente más impresionable, tales como el conde Drácula, el monstruo de Frankenstein, el Hombre Lobo o la Momia pero, si todos ellos se concentran en una sola película de estilo paródico, en el que estos monstruos dan risa en lugar de miedo, la cosa cambia por completo. Un buen ejemplo de este caso lo presentan películas como ‘Buenas noches, señor monstruo’ (1982) u Hotel Transilvania (2012).

El éxito de este largometraje animado dio luz verde para llevar a cabo una segunda parte (estrenada en 2005), además de una serie de dibujos homónima (que llegó a los televisores en 2017). Sin embargo, mientras que el nuevo filme logró equipararse a su predecesor, no sucedió lo mismo con el show de animación, ya que, a pesar de estar realizado con los dibujos clásicos no informatizados (algo que agradecemos la mayoría de los espectadores veteranos), las tramas son excesivamente infantiles, la mayoría de los personajes son nuevos y la presencia de Drácula no pasa de ser anecdótica, alegando que se encuentra en un congreso de vampiros.

Esta introducción se debe a que, actualmente, se encuentra en cartelera ‘Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas‘, película de casi hora y cuarenta minutos de duración, de cuyo trailer puedes disfrutar a continuación:

Drácula se siente muy solo por no poder estar junto a su esposa, la única mujer a la que podrá amar durante toda la eternidad. Su hija Mavis, creyendo que lo que le sucede es que sufre de stress, organiza unas vacaciones a las que se apuntan todos los trabajadores del hotel, a bordo de un crucero que les llevará desde el Triángulo de las Bermudas hasta la Atlántida. Pero, lo que todos ellos ignoran es que la verdadera organizadora del viaje y capitana del barco, por la que Drácula siente una inmediata atracción, es Ericka Van Helsing, bisnieta del legendario cazador de vampiros, el cual llevaba persiguiendo a los monstruos desde 1897, tal y como se nos muestra al principio del filme. Ericka está completamente dispuesta a continuar dicha labor, sobre todo en el caso del exterminio del vampiro, lo que es una mala noticia para Drácula y sus amigos. Estas aclaraciones justifican los dos slogans que pueden leerse en los distintos carteles promocionales:

Vacaciones en familia. Te chuparan lo que te queda de vida.

Va a necesitar unas vacaciones después de estas vacaciones.

El filme nos reserva varias sorpresas, siendo la primera de ellas el hecho de que la película se llame ‘Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas‘, pero el establecimiento apenas aparezca en la película, como te habrá quedado claro si has leído el resumen del argumento. Pero es precisamente la decisión de rodar una película de temática estival lo que ha hecho que esta tercera entrega se haya estrenado en julio, uno de los meses elegidos por la mayoría de la gente para irse de vacaciones, ya que las dos anteriores se estrenaron en fechas cercanas a Halloween.

La siguiente sorpresa de ‘Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas‘ es encontrarnos a Genndy Tartakovsky ocupando, nuevamente, la silla del director, pese a haber afirmado, tras el estreno de la segunda, que  no se encargaría de la tercera. Según parece, unas nuevas ideas que le asomaron en la cabeza lo inspiraron lo suficiente como para cambiar de opinión al respecto. Por su parte, la mayoría de los actores que doblaron a los personajes, en las anteriores entregas, entre los que destacan Santiago Segura (Drácula), Dani Martínez (Johnny), Alaska (Eunice), Mario Vaquerizo (Frank) y Arturo Fernández (Vlad) repiten en esta ocasión, mientras que debutan Cristina Castaño (Ericka Van Helsing) y Macarena García (que sustituye a Clara Lago como la voz de Mavis).

También cabe destacar el hecho de que esta es la primera vez que los protagonistas deben hacer frente a un enemigo auténtico, ya que, en las ocasiones anteriores, la trama se centraba en otros aspectos, aunque si hubiera alguna amenaza a la que derrotar en la parte final de ‘Hotel Transilvania 2‘.

Pese a que el público de todas las edades puede acercarse a ver este filme, su contenido está dirigido, principalmente, a los niños, motivo por el que la historia no carece de la moraleja habitual que, en esta ocasión, nos explica que todos somos iguales por dentro, pese a nuestras diferencias externas.

Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas‘ está llena de referencias cómicas, algunas más evidentes que otras, como la escena que parodia las fallidas trampas que el Coyote le ponía al Correcaminos, la mención a ‘Karate Kid‘ (la última, no la saga clásica) o el repertorio musical que aparece en la parte final del metraje, cuyo último tema hará reír hasta al espectador más soso del cine.

¿Habrá ‘Hotel Transilvania 4‘? Si la crítica y el público responden, es muy posible. No obstante, esta entrega funciona perfectamente como un digno final para una saga que ya empieza a perder la frescura y originalidad que pudimos ver en las entregas anteriores, con lo que quizás sea hora de dejar de exprimir a la gallina mientras se esté a tiempo de hacerlo. No obstante, si se lleva a cabo el rodaje de una cuarta parte, aquí estaremos para analizarla.

En definitiva, si acudes al cine a ver ‘Hotel Transilvania 3: Unas vacaciones monstruosas‘ con la única pretensión de pasar un buen rato y echarte algunas risas, no saldrás decepcionado. Por el contrario, si esperas ver una obra de arte humorística, mejor que busques en otra parte, ya que la película no podrá ofrecerte aquello que no pretende ser.

¡Toda la pandilla está de vuelta! Y esta vez, Drácula, su hija Mavis, su yerno Johnny y su nieto Dennis, además de toda la troupe de monstruos, se van de crucero. Y es que Mavis sorprende a su padre con un viaje sorpresa en un crucero de lujo para monstruos, así que Drácula tendrá que tomarse unas vacaciones de su trabajo en el hotel. Como no pueden resistirse a la tentación de ir, el grupo de amigos formado por la Momia, el Hombre Lobo y el gelatinoso Blandi, se unirán a esta aventura en barco.

Una vez en alta mar, el conde Drácula conocerá a Ericka, la misteriosa capitana de la embarcación con la que vivirá un romance. O al menos lo intentará, ya que la sobreprotectora Mavis se esforzará por mantenerlos separados. Todo se complicará cuando descubran que Ericka es en realidad la descendiente de Van Helsing, el archienemigo de Drácula y de todos los monstruos.

Esta tercera entrega de la franquicia ‘Hotel Transilvania‘ vuelve a estar dirigida por Genndy Tartakovsky (‘Samurai Jack’, ‘El laboratorio de Dexter’), responsable de las dos anteriores películas. Por su parte, Michael McCullers (‘El bebé jefazo’, ‘Las aventuras de Peabody y Sherman’) es el encargado del guion. En el reparto de voces para la versión original repiten como Drácula el actor Adam Sandler (‘Pixels’, ‘Hombres, mujeres & niños’), que además vuelve a ser productor del filme, Selena Gomez (‘Malditos vecinos 2’, ‘Spring Breakers’) como Mavis, la hija de Drácula, y Andy Samberg (‘Brooklyn Nine-Nine’, ‘Cosas que hacer antes de los 18’) como su marido, el humano Johnny.

El reparto de voces en castellano está formado por los actores Santiago Segura (‘Sin rodeos’) como Drac, Arturo Fernández (‘Desde que amanece apetece’) como el abuelo Vlad, Dani Martínez (‘Chiringuito de Pepe’) como Johnny, Macarena García (‘La llamada’) como Mavis, Cristina Castaño (‘Nacida para ganar’) como Ericka, además de Alaska y Mario Vaquerizo como Eunice y Frank, respectivamente.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.