El Videoclub: ‘Looney Tunes: De nuevo en acción’

Aunque fueran una novedad en su día, las películas que hacen interactuar a actores reales con dibujos animados son cada vez más frecuentes, tal y como se demuestra en filmes como ‘La bruja novata’ (1971) o ‘Cool world: Una rubia entre dos mundos’ (1992), lo que hace que su realización ya no sorprenda a nadie, pero no por ello cuentan con menos adeptos. La Warner Bros no ha querido ser menos y también ha aportado su granito de arena a este género con filmes como Space Jam (1996), disparatada comedia en la que Bugs Bunny, el Pato Lucas y sus habituales compañeros de aventuras hacían de las suyas en la NBA. Como la fórmula pareció funcionar, en 2003, estos divertidos animales volvieron a interactuar con actores humanos para protagonizar ‘Looney Tunes: De nuevo en acción‘, cuyo análisis puedes leer a continuación:

Bajo la dirección de Joe Dante, la película cuenta con 93 minutos de duración y está protagonizada por Brendan Fraser (como D. J. Drake, aunque también se interpreta a sí mismo y le pone la voz a Taz, el Diablo de Tasmania), Jenna Elfman (en el papel de Kate Houghton), Steve Martin (como el Presidente de ACME) y Timothy Dalton (que encarna a Damian Drake). También cabe destacar la labor de Joe Alaskey (que, en el idioma original, dobla a los protagonistas Bugs Bunny y Pato Lucas, además de a Silvestre).

Harto de ser el blanco de las bromas de Bugs Bunny en todos los shows de los Looney Tunes, el Pato Lucas exige a los directivos de la Warner que le dejen protagonizar su propia película, en la que él sea el héroe, pero solo consigue que lo despidan. No obstante, antes de abandonar los estudios, el palmípedo organiza un lío de los suyos, lo cual acaba por acarrear que D.J. Drake, guardia de seguridad e hijo del famoso actor Damian Drake, también sea despedido.

Mientras el hombre regresa a su casa, Lucas decide seguirlo sin que lo sepa. Una vez allí, ambos se llevan una gran sorpresa al descubrir que el padre de D.J. en realidad es un agente secreto y ha dejado a su hijo un mensaje en el que le dice que necesita su ayuda para llevar a cabo una complicada misión en beneficio de todo el planeta: debe encontrar y destruir el Mono Azul, un poderoso diamante que tiene la capacidad de transformar a las personas en simios, antes de que sea usado por las manos equivocadas. Lucas decide ayudarlo y así convertirse, finalmente, en un héroe. Lo que ninguno de los dos sabe es que Kate Houghton, que trabaja en los estudios televisivos, y Bugs Bunny les siguen de cerca, con la intención de arreglar las cosas con el pato y conseguir que vuelva a la Warner Bros, ya que las bromas del conejo resultan mucho menos divertidas si no hay alguien que reciba los golpes y caiga en todas las explosiones.

Como suele ser habitual, los protagonistas animados de ‘Looney Tunes: De nuevo en acción‘ no son otros que los ya mencionados Bugs Bunny y Lucas, pero eso no significa que el resto de los famosos personajes de la franquicia pierdan la ocasión de pasearse por el filme, como es el caso del tartamudo cerdito Porky, quien despide la película con una curiosa parodia de la finalización de sus cortos de animación. Y no son los únicos personajes de dibujos que podemos ver, ya que, aunque no pertenezcan a los Looney Tunes, también contamos con la presencia de otros grandes iconos infantiles de la Warner Bros, como lo son Scooby Doo y Shaggy. Y, si queremos ser justos, tampoco podemos dejar de mencionar el cameo de un actor disfrazado de Batman, el cual sirve de excusa para un divertido gag relacionado con el Pato Lucas y el Batmóvil.

Como era de esperar, el mayor inconveniente con el que cuenta ‘Looney Tunes: De nuevo en acción‘ es el típico de esta clase de productos, es decir la costumbre de que los malos sean algo tontos y se presten a la sobreactuación hasta límites que rozan la vergüenza ajena, como si los niños fuesen estúpidos y precisasen de ese cliché para identificar a los villanos de la historia. Y ya que hablamos de los más pequeños de la casa, es curioso el hecho de que la película, pese a estar principalmente destinada a ellos, contenga un claro guiño a uno de los filmes más terroríficos de todos los tiempos: ‘Psicosis’ (1960), el cual protagoniza Bugs Bunny.

En definitiva, aunque ya hemos dejado claro que ‘Looney Tunes: De nuevo en acción‘ se trata de una película destinada, principalmente, a los más pequeños de la casa y que el entretenimiento es su mayor baza, la verdad es que también sirve para jugar con la nostalgia de los adultos, pues todos hemos sido niños alguna vez y, nos guste reconocerlo o no, guardamos en nuestro interior un bello recuerdo de cuando nuestra vida era mucho más sencilla y teníamos a los protagonistas de los dibujos animados como héroes a los que admirar y con los que divertirnos.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.