El Videoclub: Space Jam

Aunque fueran una novedad en su día, las películas que hacen interactuar a actores reales con dibujos animados son cada vez más frecuentes, tal y como se demuestra en filmes como ‘La bruja novata’ (1971) o ‘Cool world: Una rubia entre dos mundos’ (1992), lo que hace que su realización ya no sorprenda a nadie, pero no por ello cuentan con menos adeptos. La Warner Bros no ha querido ser menos y también ha aportado su granito de arena a este género con filmes como ‘¿Quién engañó a Rober Rabbit?’ (1988) o ‘Space Jam‘ (1996), que es la disparatada comedia que nos ocupa en este artículo, cuyo análisis puedes leer a continuación:

La película, que fue estrenada en 1996, cuenta con tan solo 88 minutos de duración y está dirigida por Joe Pytka. Junto a la estrella del baloncesto Michael Jordan, que hace gala de su valía como jugador al interpretarse a sí mismo, destacan Billy West (que, en la versión original, dobla a Bugs Bunny, además de a Elmer Gruñón) y Dee Bradley Parker (que no solo da voz al Pato Lucas, en la lengua americana, sino también a Taz y a Toro).

Desde que era pequeño, Michael Jordan siempre tuvo la meta de alcanzar la cima en el mundo del baloncesto para luego pasarse al beisbol, deporte en el que triunfó su padre, cuyos pasos deseaba seguir. Por desgracia, el cambio de actividad deportiva no le va tan bien como él esperaba. Por otra parte, unos extraterrestres, que están al cargo de un parque temático, llamado Tontolandia, el cual no genera los beneficios esperados, quieren secuestrar a los Looney Tunes y convertirlos en su atracción principal, en un desesperado intento de que el negocio no quiebre. Bugs Bunny y sus amigos logran engañarlos para jugarse su libertad en un partido de baloncesto, confiando en que la pequeña estatura de sus rivales sea algo a su favor.

Sin embargo, lo que los Looney Tunes ignoran es que sus adversarios poseen los medios no solo para robar sus habilidades a grandes estrellas de la NBA, sino también para aumentar su tamaño. Ante tal contratiempo, Bugs Bunny y compañía no ven otra solución que contar con la estrella del baloncesto Michael Jordan y pedirle que juegue con ellos, para así poder igualar las fuerzas en el partido. El problema es que el jugador se retiró hace años, cuando empezó a dedicarse al mundo del beisbol, y no está convencido de si es una buena idea regresar a su antiguo deporte.

Ya se sabe que Bugs Bunny y el Pato Lucas son los personajes que suelen llevar la voz cantante en los proyectos protagonizados por los alocados Looney Tunes, pero eso no significa que sean los únicos que se lucen. Así podemos destacar casos como son el del canario Piolín que, en este filme, parodia su mítica frase del lindo gatito para adecuarla a Michael Jordan, o el del gato Silvestre quien, como es natural en él, no ceja en su empeño de comerse al pájaro, aunque se trate de su compañero de equipo.

La verdad es que esta película, pese a contar ya con veintidós años de antigüedad, no ha dejado nunca de ser un importante referente, para los fans, de la ficticia vida de estos alocados personajes y nos ha dejado escenas imposibles de olvidar, como el beso en la boca que Bugs Bunny le da a Michael Jordan, tal y como se demuestra en la imagen que puedes encontrar bajo estas líneas.

El éxito de esta película propició la aparición de una secuela titulada ‘Looney Tunes: de nuevo en acción‘ (2003) pero, por si acaso te has quedado con ganas de más aventuras tan deportivas como disparatadas, debes estar de enhorabuena porque se está barajando la posibilidad de llevar a cabo el rodaje de ‘Space Jam 2‘, cuyo título la coloca como secuela directa del filme que analiza este artículo, aunque parece ser que contará con la colaboración Lebron James, en lugar de Michael Jordan. Sin lugar a dudas, si el proyecto llega a buen puerto, se tratará de una gran noticia para todos los fans de los Looney Tunes.

Aunque la película recibió críticas de toda clase, hubo consenso a la hora de dictaminar que ‘Space Jam‘ es:

Una inofensiva mezcla de basketball que puede entretener a los niños pero deja a los adultos menos que encantados.

En definitiva, aunque ya hemos dejado claro que ‘Space Jam‘ se trata de una película destinada, principalmente, a los más pequeños de la casa y que el entretenimiento es su mayor baza, la verdad es que también sirve para jugar con la nostalgia de los adultos, pues todos hemos sido niños alguna vez y, nos guste reconocerlo o no, guardamos en nuestro interior un bello recuerdo de cuando nuestra vida era mucho más sencilla y teníamos a los protagonistas de los dibujos animados como héroes a los que admirar y con los que divertirnos.

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.