Análisis de ‘La Visión de Escaflowne’

Generalmente, cuando a un aficionado al anime se le presenta la premisa de una serie mecha, con tintes de issekai e intrigas políticas, lo primero que le viene la mente es que le están hablando de un shonen o un seinen, orientado eminentemente al público sediento de sangre y destrucción.

Sin embargo, tal y como ocurre con otras obras como ‘Banana Fish‘, de vez en cuando, surge un autor que es capaz de darle la vuelta a un género y ponerlo patas arriba, dando lugar a una obra que cambia por completo la concepción que se tenía del mismo. Un ejemplo de obra que ha sido capaz de hacer algo así la encontramos en la joya que os analizamos hoy: ‘La Visión de Escaflowne‘.vision-of-escaflowneLa velocista del club de atletismo Hitomi Kanzaki es una estudiante de secundaria que, además de su talento para el deporte, heredó de su abuela una asombrosa precisión en la predicción del futuro a través de las cartas del tarot. Mientras realiza un entrenamiento con su compañero Akira Amano, son interrumpidos por un misterioso guerrero y un dragón que, tras ser transportados desde otro mundo, comienzan una lucha a vida o muerte ante los atónitos ojos de Hitomi.

Tras derrotar al monstruo, el joven guerrero, llamado Van Fanel, utiliza el corazón del dragón para volver a su mundo, Gaea, abriendo un túnel de luz que arrastra a Hitomi con él. Una vez allí, nuestra protagonista descubre que la Tierra (conocida allí como la Luna Mística) y la Luna son cuerpos celestes que adornan el cielo de Gaea. En esta nueva tierra desconocida, Hitomi se encuentra atrapada entre los conflictos armados que el Imperio Zaibach, el mayor estado conocido en Gaea, inicia contra Fanelia, donde Van es el único heredero al trono.

Mientras lucha por volver a casa acompañada por Van y su amiga Merle, Hitomi conocerá todos los rincones de Gaea, sus poderosos robots mecha conocidos como Guymelefs y algunos de los secretos mejor guardados de estas tierras. A su aventura se unirán otros interesantes personajes como el caballero de Astria Allen Schezard o la princesa Millerna (adaptada como Mirana), que ampliarán poco a poco el elenco de personajes y ayudarán a nuestra protagonista a volver a su tierra.

Para poder conseguir su objetivo, deberán enfrentarse a las tropas de Zaibach, el sanguinario imperio gobernado por el misterioso Dornkirk, que cuenta entre sus filas con el sanguinario Dilandau y con el general Folken, ambos con unos pasados que se tornarán decisivos en el devenir de la historia.

A la hora de valorar el desarrollo de la historia, es importante recordar que, en el momento de la concepción de esta serie, se encontraba inicialmente planteada como una serie de 39 episodios, que tuvo que ser reducida principalmente por cuestiones de presupuesto. Si Sunrise tenía intención de producir un producto de alta calidad (como ya hemos comentado que suelen hacer), tendrían que reducir los tres cours originales a dos y redibujar la historia lo que explica que bastantes elementos que rodean a Zaibach, los Atlantes y Fanelia queden finalmente sin exponer.

A pesar de que grandes líneas argumentales de la historia queden sin tocar, es innegable que el planteamiento y desarrollo de los personajes, de la mano de Shoji Kawamori (el gran cerebro detrás de ‘Macross‘), es impecable y logra darles la coherencia necesaria con la trama para evitar el uso de clichés en la medida de lo posible, optando más por detalles sutiles y tramas secundarias que, tras unirse a posteriori, acaban por desvelar sorpresas que el espectador no puede sino reconocer que debía haberlo visto venir.

En lo referente a la animación, hablando del estudio detrás de la franquicia ‘Gundam‘, a pesar de que en algunos momentos en los últimos episodios es fácil apreciar que el presupuesto estaba a punto de agotarse, ‘La Visión de Escaflowneforma parte de ese grupo de auténticas joyas de la animación que elaboró Sunrise entre 1995 y 1998 y fue el germen para el nacimiento de BONES (con quienes colaboraron en la producción de la película ‘Escaflowne‘). La majestuosidad de los diferentes territorios que componen Gaea o las impresionantes batallas entre Guymelefs son un auténtico referente en lo que a animación de calidad se refiere.

El diseño de personajes corre a cargo de Nobuteru Yuki (rol que repitió recientemente en ‘Orange‘) y, tomando como referentes otras obras de la época como ‘Neon Generis Evangelion‘ o ‘Rurouni Kenshin‘, mantiene el estilo alargado característico de la época y favorece la posterior integración de los Guymelefs (cuyo diseño corre a cargo de Kimitoshi Yamane).

En lo que a las actuaciones se refiere, cabe destacar el debut como seiyuu, así como cantante, de Maaya Sakamoto, a quien hemos podido escuchar como voz, entre otros, de Ling Xiaoyu en la saga ‘Tekken’, Lyza en ‘Made in Abyss’ (que recientemente licenció la propia Selecta Visión) o Ruler/Jeanne d’Arc en ‘Fate/Apocrypha’. Junto a ella, aparecen otros actores conocidos para los seguidores españoles como Tomokazu Seki en el papel de Van Fanel (Gilgamesh en el universo ‘Fate’) o Jouji Nakata en el papel de Folken (Alucard en ‘Hellsing’).

En lo referente a la música, no puede describirse de otra forma que no sea absolutamente espectacular. Yoko Kanno, alejándose del tono de jazz que pudimos disfrutar en ‘Cowboy Bebop’ (de la que ya os hablamos hace unas fechas), es la encargada de ambientar la historia con unos excelentes temas orquestales, que transmiten desde el primer acorde el poderío de los mechas que acompañan o la ternura de las relaciones entre los peronajes.

Esta nueva edición en formato Blu-ray coleccionista llega de la mano de Selecta Visión, que nos trae los 26 episodios (incluyendo la versión Director’s Cut de los episodios 1-4, 6 y 7), remasterizados en Full HD (1080p) con audio castellano, catalán y japonés en 2.0 DTS HD, además de subtítulos en castellano, en una caja de edición digipack. Además de la serie, la caja incluye un libreto de 16 páginas con dibujos y diseños originales de la serie.

Como conclusión, podemos indicar que, ‘La Visión de Escaflowne’ es uno de los principales referentes en lo que a mecha se refiere, logrando convertir un género eminentemente enfocado al shônen, en una obra shôjo de una incuestionable calidad técnica y argumental, capaz de atraer a espectadores de todas las edades (si bien es cierto que el último tercio de la serie se torna bastante adulto, rozando el seinen).


Hitomi es transportada mágicamente hasta un mundo espejo llamado Gaia. En esta tierra alternativa, la sociedad se ha estancado en una época medieval mientras que los avances tecnológicos han quedado restringidos al ámbito militar. En este escenario, dos poderosas potencias buscan hacerse con el control del planeta, objetivo en el que Hitomi se verá inmersa.
Reseña
Un auténtico referente en la historia de la animación
Amante de la comida y aficionado a los cómics, el manga y el anime desde hace más de dos décadas. Criticón de carrera y escritor de fin de semana.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.