Critica de ‘¿Quién está matando a los moñecos?’

Critica de '¿Quién está matando a los muñecos?'

Con el polémico título en España de ‘¿Quién está matando a los moñecos?’ (‘The Happytime Murders’ es su título original), nos llega esta comedia adulta, gamberra y algo cafre que no es sino una vuelta más a la historia de dos policías con problemas (personales y entre ellos) que deben resolver un caso.

La película se centra en la fracturada relación entre Melissa McCarthy como la Detective del Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD) Connie Edwards, una inestable veterana y Phil Phillips, su antiguo compañero muñeco deshonrado. Este dúo llegó a ser el equipo estrella y el orgullo del departamento hasta que un incidente provocó el despido de Phillips. Tras su salida de la policía, Phillips se convirtió en detective privado en la ciudad de los Ángeles. Cuando varios miembros del reparto de La pandilla dicharachera, un aclamado programa infantil de los 90, son asesinados, Edwards y Phillips deben unirse de nuevo para rastrear al asesino en serie.

Critica de '¿Quién está matando a los muñecos?'

Lo primero que llama la atención de esta película (tras su original idea) son dos de los nombres muy interesantes que hay detrás y delante de la cámara: Brian Henson y Melissa McCarthy, respectivamente.

El primero, hijo del famoso, querido y admirado Jim Henson, creador de The Muppets (Los Teleñecos) y de Barrio Sésamo, es un digno sucesor de su padre. Ha dirigido películas como ‘Los Teleñecos en Cuento de Navidad’, ‘ Los Teleñecos en la Isla del Tesoro’, además de capítulos de series como la magnífica ‘Dinosaurios’. Ahora, con un guión de Todd Berger, cambia de registro totalmente y nos presenta una comedia para adultos (primer aviso: no es para niños).

La segunda, Melissa McCarthy, es la conocida cómica que nos atrapó con su dulce papel en ‘Las Chicas Gilmore’ para luego variar su carrera hacia las comedias de humor gamberro y algo zafio (‘Espías’, ‘Es la jefa’ o la última versión de ‘Cazafantasmas’), y aquí sigue en esa línea, soltando palabrotas y puñetazos a partes iguales (¿He dicho ya que esta película no es para niños?).

Como suele ocurrir en las películas policíacas, el crimen sólo es una excusa para presentarnos los demonios internos de los personajes. El muñeco detective privado, Phill Phillips, fue expulsado de la policía (fue el primer y único poliñeco) por un error que cometió y que le atormenta constantemente («soy veneno para todo el que se acerca a mí» afirma evidente un momento dado); su ex compañera humana (interpretada por Melissa McCarthy) tiene problemas de adicción; pero es que además los «graciosos» muñecos que aparecen son adictos al porno, drogadictos, enganchados a la cirugía estética, etc. (Os lo dije, no es para niños).

Critica de '¿Quién está matando a los muñecos?'Y es que además de la trama policial (El guionista Todd Berger ha reconocido influencias de ‘Seven’,  ‘L.A. Confidencial’ y ‘Training Day’) se tratan otros temas: ya los primeros minutos de la película son una verdadera declaración de intenciones: los muñecos son ciudadanos de segunda clase, marginados y siguen siendo vistos como algo entretenidos y «achuchables», pero totalmente prescindibles y desechables. Además, los asesinados fueron integrantes del elenco de un programa de televisión para niños y se explora qué sucede cuando los niños artistas crecen y dejan el mundo del espectáculo, cómo han seguido sus vidas (lo fácil aquí es utilizar la frase «muñecos rotos»).

Henson nos cuenta una historia de marionetas pero orientada al público adulto, sin olvidar en absoluto la diversión aunque sin sutilezas, abundando en el humor bestia y sexual y en la violencia que, al ser protagonizadas por muñecos, crean un contraste absurdo y divertido que aumenta el carácter divertido y algo cafre de la historia.

Ese es el verdadero valor de esta película, junto con el magnífico trabajo que hacen los artesanos del estudio Henson (la población de ‘¿Quién está matando a los moñecos?’ está compuesta por más de ciento veinticinco muñecos únicos, diseñados a medida y hechos a mano), porque la historia en sí es muy simple y un mero vehículo de los chistes, ingeniosos algunos, inmaduros pero efectivos muchos (mención aparte merece la escena de la grabación de la película porno).

Critica de '¿Quién está matando a los muñecos?'

En resumen, ‘¿Quién está matando a los moñecos?’ no será un clásico ni ganará premios, pero nos hará pasar un buen rato, un rato divertido en el que disfrutaremos de las bromas soeces, de los guiños sociales y de algunas escenas de acción bien coreografiadas. Si no esperamos de esta película más de lo que nos ofrecen, lo pararemos bien…. siempre que no llevemos a nuestros hijos a verla.

Critica de '¿Quién está matando a los muñecos?'

En el barrio más vulnerable de Los Ángeles, donde cohabitan muñecos y humanos, dos detectives enfrentados, una humana (Melissa McCarthy) y un muñeco, se ven obligados a trabajar juntos para tratar de averiguar quién está asesinando brutalmente al antiguo elenco de “The Happytime Gang”, un exitoso programa de marionetas de los años 80.

‘¿Quién está matando a los moñecos?’ está dirigida por Brian Henson (Los Teleñecos en la isla del tesoro) y protagonizada por algunas de las cómicas más importantes de EEUU: Melissa McCarthy (Cazafantasmas), Elisabeth Banks (Dando la nota) y Maya Rudolph (La boda de mi mejor amiga), entre otros. Se estrena en España el 24 de agosto de 2018.

 

Reseña
Divertida y cafre
Del amanecer de los tiempos vengo, he visto cosas que muchos no recordáis y ni siquiera habéis vivido. Nadie jamás ha sabido que estaba entre vosotros… hasta ahora. Culturalmente disperso, soy un bicho raro: me gusta la literatura, el cine, la música, los cómics, la tecnología... Debo ser el único ¿verdad?

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.