Reseña de ‘Marvel Saga. Daredevil 16: El diablo se da un paseo’

Daredevil

El diablo sale de la cárcel

La línea Marvel Saga de Panini Comics continúa con paso firme y seguro, y gracias a eso hemos llegado ya hasta el decimosexto tomo de la colección de Daredevil. Ya metidos de lleno en la etapa del guionista Ed Brubaker como máximo responsable de la colección llega ahora a nuestras tiendas el volumen titulado ‘Marvel Saga. Daredevil 16: El diablo se da un paseo’, donde nuestro protagonista viajará a la otra punta del mundo para seguir las pistas que le llevarán a resolver un misterio…

Daredevil
Portada del número #88 de la serie regular ‘Daredevil’

Prison break

El anterior tomo de esta colección era el primero en el que el señor Brubaker guionizaba al Diablo Guardian, y lo hacía tras una larga y espectacular etapa en la que Brian Michael Bendis había devuelto al personaje a un lugar que no ocupaba desde los tiempos de Frank Miller (tal vez Kevin Smith fue capaz de hacer lo mismo). Para colmo, el guionista de Cleveland le dejó a Brubaker el marrón de tener a su protagonista entre rejas y con una identidad secreta destrozada entre otras muchas cosas. Sin embargo, este aceptó el reto y supo lidiar muy bien con la situación, obteniendo como resultado un primer arco argumental mucho más que bueno. Pero ahora hay que seguir adelante…

Ese primer tomo de Brubaker acababa con Matt Murdock fugándose de la cárcel para poder ir en busca del asesino de su más viejo e intimo amigo, Foggy Nelson, a pesar de que nosotros como lectores eramos ya sabedores de que este no estaba muerto realmente sino que vivía en algún lugar bajo otra identidad por la gracia del programa de protección de testigos del gobierno.

Daredevil
No estaba muerto, estaba de parranda…

Tour europeo

Su investigación le lleva a alejarse de su zona de confort y visitar algunos países de la vieja Europa como Portugal, Francia o incluso España entre otros. Precisamente en España es donde Brubaker rescata del merecido olvido a un personaje como el Matador, aparecido por primera vez en diciembre de 1964 en el número #5 de la serie regular ‘Daredevil’ de la mano de Stan Lee y Wally Wood. Manuel Eloganto era el nombre de este ridículo personaje que viste de torero, pero no el del Matador que vemos aquí. En esta ocasión Matador responde al nombre de Juan, y por lo visto no tiene ningún lazo que le una a Eloganto, tal vez por darle una capa de respetabilidad al torero. De todas formas, su aparición no será gratuita, ya que forma parte del complejo complot en el que Matt Murdock se ve sumido. El nuevo Matador ha sido contratado por Vanessa Fisk, la esposa de Kingpin, junto a otro grupo de personajes de baja estofa para formar un equipo que lleve a cabo los retorcidos planes de esta.

Daredevil
Vanessa Fisk, más temible que nunca

Aquí no es que Daredevil se ponga una mochila a la espalda y vaya en interrail de vacaciones, pero ciertamente esta es una forma bastante atípica de afrontar una aventura de este personaje. Sin embargo, en contra de lo que pudiera parecer, Brubaker hace lo que mejor sabe y se lleva al personaje a su terreno para alejarlo de la típica trama de superhéroes y, al igual que solía hacer su amigo Bendis, meterlo de lleno en una historia de género negro con misterios, investigaciones y un montón de personajes implicados con los más bajos instintos.

Mientras tanto, Matt sigue arrastrando los problemas del pasado. Ya no solo se trata de la tormentosa vida que ha llevado, en la que se ha tenido que despedir de no pocas personas cercanas a él, sino de los hechos recientes que han trastocado su rutina diaria. El ser un preso fugado no ayuda a llevar una vida tranquila, así como tampoco lo hace que todo el mundo sepa que en realidad por las noches este abogado ciego de la Cocina del Infierno se pone unas mallas para saltar por las azoteas buscando alguien a quien poder zurrar a gusto.

Al finalizar este segundo arco argumental de su etapa, Brubaker habrá acabado más o menos de recoger todas las miguitas que el señor Bendis dejó a su marcha, y podrá empezar a desarrollar sus propias tramas y desarrollar al personaje a su gusto. Pero para eso tendremos que esperar a que llegue a las tiendas la siguiente entrega de esta colección, algo que yo personalmente haré con ansias…

Daredevil
¿Harán descuento a los superheroes en el interrail?

Con sabor español

Matador no es lo único español que se relaciona con este tomo, ya que el dibujante vallisoletano David Aja es el que abre el tomo con un número dedicado a la nueva vida de Foggy Nelson. La calidad de Aja está fuera de toda duda, y baste decir que, a pesar de no hacer aquí el mejor trabajo de su vida, su número es altamente disfrutable desde un punto de vista visual, a pesar de salirse un poco del tono marcado en el pasado por Alex Maleev y ahora por Michael Lark.

Precisamente es Lark, colaborador muy habitual en la obra de Brubaker, quien se encarga del resto del resto de números contenidos en este tomo, y lo hace al altísimo nivel que nos tiene acostumbrados. Mucho más cercano al tono de Maleev que Aja, aunque con su propio estilo, los lápices de Lark le sientan como un guante a los guiones de Brubaker, que siempre tienen ese aura de realismo y oscuridad que tanto le caracteriza como escritor.

En resumen, la etapa de Brubaker continúa a buen ritmo, mantiene el nivel y se coloca desde este punto entre las más destacables de la historia del personaje. Quizás como lectura individual este tomo no sea demasiado recomendable, pero eso es algo que tiene fácil solución: a quien le interese, que se haga primero con los anteriores quince tomos de la línea Marvel Saga del personaje y los disfrute.

El tomo ‘Marvel Saga. Daredevil 16: El diablo se da un paseo’ publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 152 páginas a color con un tamaño de página de 17 x 26 cm. e incluye la traducción de los números del #88 al #93 de la edición americana del segundo volumen de ‘Daredevil’, así como las portadas de todos ellos. El precio de venta recomendado es de 16 € y se puso a la venta en mayo de 2018.

Daredevil

Ed Brubaker

Nacido en Maryland, Estados Unidos, en 1966, empezó su carrera escribiendo para editoriales independientes obras como ‘Lowlife’ o ‘Purgatory U.S.A.’. Su primer contacto con el temática relativa al crimen se produjo en Dark Horse con ‘Una muerte accidental’, que le valió una nominación a los Eisner en 1993.  Después de pasar dos años trabajando para la firma independiente Alternative Comics, comenzó a escribir para DC. Entre otras obras, de esta etapa destacan ‘Gotham Central’, ‘La escena del crimen’, ‘Sleeper’ o varios números de múltiples cabeceras de Batman.

Tras DC, llegó Marvel, para la que realizó los guiones de, por mencionar algunos títulos, ‘Daredevil’, ‘Capitán América’ o ‘Criminal’. Actualmente publica bajo la editorial Image, para la que ha llevado a cabo ‘Fatale’, ‘Velvet’ o ‘The Fade Out’. Ha sido galardonado con cuatro premios Eisner.

Michael Lark

Se trata de un dibujante de comics estadounidense. La mayor parte de sus trabajos han sido para grandes editoriales norteamericanas como Marvel Comic, DC Comics e Image Comics. Entre sus obras más destacadas cabe mencionar títulos como ‘Capitán América’, ‘The pulse’, ‘Daredevil’, ‘The amazing Spider-Man’, ‘Secret Avengers’, ‘La torre oscura’, ‘The Punisher’, ‘El soldado de invierno’, ‘Gotham Central’, ‘Invisibles’ y ‘Terminal City’.

Daredevil

‘Marvel Saga. Daredevil 16: El diablo se da un paseo’

Con “El diablo se da un paseo”.

La búsqueda de la verdad por parte de Daredevil le conduce lejos de su país, en una aventura que le conducirá hasta Europa y a enfrentarse con algunos de los más olvidados villanos del Universo Marvel.

Guion: Ed Brubaker

Dibujo: Michael Lark y David Aja

‘Marvel Saga. Daredevil 16: El diablo se da un paseo’

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.