Reseña de ‘Palos de ciego’

Como ya sabrán nuestros más fieles seguidores, por norma general, cuando analizamos un cómic en esta web, su protagonista suele ser un superhéroe, alguna clase de justiciero, un terrorífico monstruo o cualquier otro personaje similar. No obstante, es lógico reconocer que también existe una gran cantidad de novelas gráficas que, aunque carezcan de un argumento de género fantástico y sus protagonistas sean personas completamente normales, logran una gran aceptación por parte del público e incluso pueden llegar a conmover a los lectores más sensibles. Un gran ejemplo de ello podemos encontrarlo en ‘Palos de ciego, cómic escrito y dibujado por El Irra, cuya reseña puede leerse a continuación:

Después de llevar mucho tiempo huyendo de su pasado, Jesús Salas decide regresar a su casa, en Sevilla, y arreglar sus asuntos pendientes, ignorante de que muchas cosas han cambiado desde que se marchó de su vivienda en la Esquina del Gato, pero lo más sorprendente para él será descubrir que algunas viejas heridas morales del pasado nunca fueron cerradas del todo.
Desde luego, no se trata de una lectura apta para niños, ya que ‘Palos de ciego‘ nos embarca en un viaje urbano por medio de la clase más decadente de la sociedad, sin guardar el más mínimo reparo al ofrecer escenas repletas de lenguaje barriobajero, imágenes de brutal violencia y escenas de sexo muy explícitas.

Como dato curioso, cabe añadir que El Irra ha convertido a los célebres Garth Ennis y Frank Miller en secundarios de lujo del inicio de ‘Palos de ciego‘, tal y como se demuestra, con respecto al segundo de los autores mencionados, en la imagen que se halla bajo este párrafo.
Pese a que los sucesos de las primeras páginas resultan algo confusos de interpretar y totalmente innecesarios para entender la trama, hay que reconocerle al Irra su gran dedicación al medio, al encargarse tanto del guion como del dibujo de ‘Palos de ciego‘. No obstante, si bien es cierto que la parte gráfica ayuda bastante a seguir la fluidez narrativa del tomo, también hay que apuntar, si queremos ser honestos, que los colores apagados de la mayoría de las páginas entorpecen un poco la comprensión total del volumen.

En definitiva, ‘Palos de ciego‘, pese a sus pequeños inconvenientes, es una lectura recomendable para todo aquel que quiera escapar de las típicas páginas repletas de superhéroes embutidos en trajes chillones y reflexionar sobre esa parte de la sociedad que tenemos más cerca de nosotros de lo que nos gusta aceptar y que, por mucho que intentemos ignorarla, jamás desaparecerá.

El tomo, cuya trama se encuentra repartida en tres capítulos, se completa con un prólogo a cargo de David Rubín; una página que acredita al Irra como guionista, dibujante y colorista del volumen, mientras que su hermano Dabí aparece como el encargado de la separación del color, y que contiene el listado de todas las canciones repartidas a lo largo de ‘Palos de ciego‘, las cuales vienen comentadas por el propio autor del tomo y otra con la biografía del Irra. El propio David Rubín se encarga de dar su opinión sobre el volumen en la contraportada del mismo:

El Irra se ha marcado una obra que es puro fuego, un tebeo que es pura poesía de barrio, pura furia y honestidad. Sólo había experimentado algo así leyendo al mejor Miller.

Palos de ciego‘ está correctamente publicado por Astiberri en formato cartoné, en color, con un tamaño de 28 × 20 centímetros y un total de 136 páginas. Su precio es 20 euros.

Israel Gómez Ferrera, más conocido como El Irra, nació en Sevilla, en 1979. En la Escuela de Arte de su ciudad natal, estudió dibujo publicitario, lo que le sirvió para ser premiado por el programa Desencaja, certamen de cómic del Instituto Andaluz de la Juventud (IAJ), durante dos años seguidos: primero con la historieta corta ‘De la piedra viene el hombre’ (2001) y después gracias a ‘El trastero leal’ (2002). Mientras tanto, también se dedicó a la realizar cortos digitales, con la colaboración de Los Últimos Monos, un colectivo sin ningún ánimo de lucro ni pretensión empresarial. En 2004 se alejó del mundo del cómic, para ejercer de cerrajero, y se marchó a la Costa del Sol. Sin embargo, en 2011 regresó a la novela gráfica. Junto a su hermano Dabí, creó el cómic policiaco ‘A’ y la serie de ciencia ficción ‘F$P. Escape’, todo ello en 2014, a la vez que compaginaba su trabajo como historietista e ilustrador independiente.

Jesús regresa al barrio que lo vio crecer, la Esquina del Gato, un barrio sevillano de extrarradio donde se dan cita la violencia y la lucha constante contra las adversidades de la vida. Su objetivo es reanudar su relación con Irene, su antigua novia, y comenzar un proyecto juntos. Con ayuda de Fae, su amigo de la infancia, intenta escapar de la delincuencia y la marginación, abriéndose un hueco en el mundo laboral y en la sociedad. Pero Vargas, el exaltado hermano de Fae, aviva la llama de algo que se cuece desde hace tiempo.

Ver en Whakoom

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.