Reseña de ‘Violent Love 1: Un amor peligroso’

Violent Love

Amor violento a quemarropa

Victor Santos es un autor español que en muy poco tiempo ha pasado de ser conocido tan solo por unos cuantos amantes de su trabajo a recibir reconocimiento internacional. Este cambio se debe en mayor parte, probablemente, al éxito alcanzado con su obra ‘Polar’, cómic que pronto podremos ver adaptado a imagen real de la mano de Netflix con actores de la talla de Katheryn Winnick, Vanessa Hudgens o Mads Mikkelsen. Hasta que eso llegue seguimos teniendo novedades de Santos, y la última en llegar es el primer tomo de su más reciente trabajo como dibujante para Image Comics, publicado aquí por Norma Editorial, que nos llega bajo el título de ‘Violent Love 1: Un amor peligroso’

Violent Love
Portada del segundo número de la serie limitada ‘Violent Love’

Con sabor a Quentin Tarantino

El superdotado cineasta Quentin Tarantino escribió algunos guiones para que se convirtieran en películas dirigidas por otros directores en los inicios de su carrera, y en este apartado nos encontramos con dos filmes que tienen mucho en común con esta obra. Por una parte tenemos ‘Amor a quemarropa’ (‘True romance’), una película de 1993 del fallecido Tony Scott que contaba entre otros con Christian Slater, Patricia Arquette, Dennis Hopper, Christopher Walken, Gary Oldman, James Gandolfini, Brad Pitt, Val Kilmer y Samuel L. Jackson.

Por otro lado tenemos al año siguiente ‘Asesinos natos’ (‘Natural born killers’), una película de Oliver Stone protagonizada por Woody Harrelson, Juliette Lewis, Tom Sizemore, Robert Downey Jr. y Tommy Lee Jones. En ambos casos tenemos una historia donde una pareja de amantes (más o menos psicópatas, según el caso) acaba disparando una cantidad obscena de balas para eliminar a todo aquel que se interpone en su romance.

Violent Love
La dulce relación de la protagonista con su padre no puede acabar bien…

Pero más allá del argumento, creo que la influencia del director de Tennessee se deja notar tanto en el tono como en ciertos momentos puntuales que podrían interpretarse como homenajes a su trabajo, y como buen ejemplo de esto tenemos el inesperado giro final con el que acaba este primer volumen, que seguro que a más de uno le trae a la mente la imagen de Beatrix Kiddo.

De camarera a asesina

La historia que se nos cuenta en este primer tomo de ‘Violent love’ no es demasiado rebuscada, pero tal vez en su sencillez esté su fuerza. Daisy Jane es una joven camarera en cuyo camino, por avatares del destino, se cruzara una banda de maleantes, capitaneados por un tal Johnny Nails, que le van a causar un perjuicio que la cambiará para siempre. El odio, el dolor y una serie de malas decisiones serán los factores que conviertan a esta joven en una pistolera de gatillo fácil que se ganará la vida en el lado equivocado de la ley.

Pero su auténtica leyenda no se empezará a forjar realmente hasta que no conozca a Rock Bradley, un tipo más duro que un clavo que a pesar de la fricción inicial pronto se convertirá en su interés romántico. Y a partir de ese momento, amor y balas…

Violent Love
Johnny Nails no se anda con tonterías…

Al trabajo de Frank J. Barbiere en esta obra se le pueden poner muy pocas pegas. A lo largo de los cinco números que componen este primer tomo nos encontramos con un guion que en ningún momento es menos que correcto, donde destaca especialmente el tratamiento de los personajes y lo dinámico y directo de sus diálogos. Con una especial habilidad para tratar los momentos de tensión, Barbiere logra que el lector se suba a un tren en la primera página del que le va a ser muy difícil bajarse antes de llegar a la última.

Lo crudo y lo duro de la trama argumental se refleja sin remilgos, de una forma realista que consigue no caer en el exceso y no recrearse cuando no es debido. Y esto se puede ver muy bien en el personaje de Daisy, ya que a pesar de mostrar apropiadamente cómo todo lo que le va sucediendo la cambia lo hace de tal forma que resulta una transición lógica y nada desmedida. Pero incluso en sus momentos más desesperados, Daisy sigue conservando algo de la joven que se nos presenta al principio, esa camarera con malas pulgas que no está dispuesta a dejarse pisotear por nadie, con la que es imposible no simpatizar. Quizás la combinación de ambos aspectos del personaje, la asesina y la niña de su padre, sea lo que hace que este sea tan potente.

Ahora solo falta esperar unos meses para que los señores de Norma Editorial nos traigan el segundo y último tomo de esta serie para que podamos ver como continúa el tremendo cliffhanger con el que acaba este volumen. Y la espera, dure lo que dure, se va a hacer muy larga…

Violent Love
Victor Santos se recrea con la composición de página

Un dibujante camino de la gloria

Victor Santos es todavía un desconocido para una gran parte del público, pero ya son muchos los que se hacen de forma compulsiva con todo cómic en el que este señor haya participado. Con un estilo que parece el de un artista surgido de un experimento en el que se mezclaron los genes de Frank Miller y Darwyn Cooke, el nombre de Santos ha ido calando poco a poco entre los lectores hasta convertirse ya en toda una garantía de calidad. Y gracias al éxito de sus últimos trabajos, el número de estos cada vez es mayor.

Tal vez su trabajo en esta obra no llame tanto la atención como en, por ejemplo, el ya mencionado ‘Polar’ de Dark Horse, quizás por ser menos arriesgado. Pero no por ello es menos elogiable. Aquí nos encontramos con estupendas composiciones de página y con una narrativa visual tremendamente poderosa, y como colorista demuestra que incluso renunciando al poder evocador de una paleta minimalista de colores planos es capaz de hacer algo igualmente embriagador, con un toque mucho más tradicional.

Desde luego, todo parece indicar que el futuro de Victor Santos es muy brillante, y que sus trabajos junto a autores de sobra reconocidos como Mike Avon Oeming (con quien colaboró en ‘Mice Templar’), Brian Azzarello (junto al que hizo ‘Filthy rich’ para el sello Vertigo de DC Comics) o el propio Barbiere son solo el principio de algo mucho más grande.

En lo referente a la edición, hay que decir que este primer volumen de ‘Violent Love’ presentado por Norma Editorial tiene un formato de tapa blanda con un tamaño de página de 17 x 26 cm. El tomo contiene 160 páginas a color e incluye la traducción de los cinco primeros números de la edición americana de ‘Violent Love’. El precio de venta recomendado es de 17,5 € y se puso a la venta en julio de 2018.

Violent Love

‘Violent Love 1: Un amor peligroso’

ISBN: 978-84-679-3036-8

El amor de verdad no es prudente.

Daisy Jane y Rock Bradley eran dos de los atracadores de bancos más famosos del sudoeste de Estados Unidos. Y, entonces, se enamoraron.

Frank J. Barbiere (Five Ghosts) y Victor Santos (Polar) se enorgullecen en presentar una historia de amor y violencia basada en hechos reales; un relato repleto de romance, armas y venganza.

Guion: Frank J. Barbiere

Dibujo: Victor Santos

‘Violent Love 1: Un amor peligroso’

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.