El chico de la semana: Mendel Stromm

En el ámbito de los cómics de superhéroes resulta bastante habitual encontrarnos con personajes que damos por hecho que no tendrán mayor relevancia que la de protagonizar un momento puntual de la colección del héroe de turno, pero de los que creemos que no se volverá a saber más. Y, aunque acertemos en algunas ocasiones, en otras estamos completamente equivocados. Por ejemplo, es muy posible que algunos fans de Spiderman no le dieran demasiada importancia, inicialmente, a Mendel Stromm pero,  si tuviéramos la  oportunidad de preguntarle a Peter Parker, podemos estar seguros de que nos diría que no es alguien al que haya que tomar a la ligera.

Este calvo personaje, de ojos azules, 1,78 metros de altura y 68 kilos de peso era un brillante constructor de robots que vio la luz en ‘The amazing Spider-Man‘ nº 37 (1966), obra de Stan Lee y Steve Ditko, en el se trató penúltimo trabajo del dibujante para la colección, antes de ser sustituido por John Romita. La portada de dicho ejemplar se encuentra reproducida a la derecha de este párrafo.

En principio, Mendel Stromm era socio de Norman Osborn en Oscorp, hasta que fue condenado por haber cometido desfalco a la compañía, lo que le acarreó estar diez años en prisión. Sin embargo, todo había sido una trampa maquinada por la maquiavélica mente de Norman Osborn, que pretendía tener el control total de la empresa, tanto en temas de investigación como en el desarrollo industrial que los dos habían creado juntos.

Lo primero que hizo Mendel Stromm, nada más salir de la cárcel, fue construir dos robots y mandarlos a destruir el laboratorio de Norman Osborn, algo que podrían haber conseguido de no ser por la oportuna aparición de Spiderman, quien logró derrotarlos y atrapar a Mendel Stromm, que había decidido llamarse a sí mismo Maestro Robot.

El brillante constructor tenía claro que, si debía volver a prisión, no caería solo. Dado que conocía la verdadera identidad del Duende Verde, decidió confesar pero, antes de que pudiera hacerlo, el sentido arácnido de Spiderman le advirtió de la presencia de un francotirador que los apuntaba a ambos. Sin embargo, el hombre consiguió huir antes de que se descubriera que se trataba del propio Duende Verde (aunque el trepamuros no tardaría en saber la verdad). El shock de estar tan cerca de la muerte provocó a Mendel Stromm un paro cardiaco que, supuestamente, acabó con su vida.

Sin embargo, al igual que Norman Osborn, el constructor también había experimentado con la Fórmula Duende, la cual le había transmitido un factor curativo que lo salvó de la muerte. Al sospechar lo sucedido, el propietario de Oscorp decidió exhumar su cuerpo y encapsularlo dentro del armazón de un gigantesco robot, el cual, además de servir como armadura de combate, le proporcionaba a Mendel Stromm el sistema de soporte vital.

Rebautizado como Gaunt, el ciborg trabajó a las órdenes de Norman Osborn, hasta que fue destruido en un enfrentamiento contra Ben Reilly. Sin armadura y con daños en la memoria, Mendel Stromm logró volver al laboratorio, donde luchó de nuevo contra Spiderman, con la ayuda de los robots que tenía en su poder, pero nada de eso pudo evitar que acabara encerrado en el Instituto Ravencroft. Sin embargo, acabó por fugarse y empezó a construir un sistema robótico inteligente y definitivo con el que pretendía integrarse.

Sin embargo, mientras Mendel Stromm dormía, su propio sistema, creyendo que seguía unas instrucciones dadas, le cortó las extremidades y el torso. Reducido a una cabeza, el constructor de robots aún continuaba con vida, gracias a un soporte de sistema vital y a un interfaz eléctrico-cerebral. Estaba claro que el programa había enloquecido, de modo que Mendel Stromm logró establecer contacto con Spiderman, al que pidió que acabase con su vida, si no quería que su perversa creación se infiltrase en las redes informáticos de todo el planeta y provocara un caos mundial. En su búsqueda de una solución que no implicara matar a nadie (aunque solo se tratase de una cabeza), el trepamuros dio con Shea Thinker, un amigo de Randy Robertson que era pirata informático, el cual ayudó al lanzarredes a dejar el cerebro de Mendel Stromm en modo stand-by, mientras trataba de hallarse una solución definitiva. Así permanece desde entonces.

Fuera del mundo de las viñetas, el personaje se ha prodigado poco y su historia nunca ha sido contada de manera fiel. No obstante, aparte de hacer acto de presencia en un par de videojuegos, le hemos podido ver en la serie animada ‘Spider-Man‘ (1994 – 1998), en el episodio 31, perteneciente a la tercera temporada, bajo el título: ‘La aparición del Duende Verde‘, tal y como se muestra en la imagen que corona este párrafo. Además, interpretado por Ron Perkins, también se ha dejado caer en la película ‘Spider-Man‘ (2002). Y no podemos acabar este repaso sin mencionar a Brent Spiner, que responde por el nombre de Mendel Stromm en ‘Superhero movie‘ (2008). En un principio, se barajó la participación del personaje en la película ‘Silver & Black‘ (cuyo estreno estaba previsto para febrero del próximo año). No obstante, dado que el proyecto se ha retrasado de manera indefinida y que se habla de la opción de darles películas por separado a Marta Plateada y a la Gata Negra, antes de que inicien una aventura cinematográfica conjunta, todo está en el aire.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.