Reseña de ‘Paper Girls’ 2

Paper girls

Exploradoras de lo desconocido

Decir que el primer tomo de ‘Paper girls’ fue toda una sorpresa sería tajantemente falso. A día de hoy, la única sorpresa que puede provocar una obra guionizada por uno de los guionistas más en forma del panorama actual, el señor Brian K. Vaughan, es que esta no sea genial. Sin embargo, sí se podría decir que la propuesta de esta nueva serie resultó ser bastante original, jugando con elementos de la nostalgia ochentera a la vez que se introducían conceptos de ciencia ficción de lo más vanguardista. Quizás sea por todo ello que, por encima de todo, el segundo tomo de esta serie publicada en nuestro país por Planeta Cómic era algo muy esperado por todos los lectores que quieren saber de una vez de qué demonios va todo esto…

Paper girls
Portada del número 7 de la serie ‘Paper girls’

Regreso al futuro

Todo comenzó con cuatro chicas (Erin, Mac, Tiffany y KJ) que se sacaban unos pavos repartiendo ejemplares de “The Cleveland Preserver” antes de la salida del sol. La noche de Halloween de 1988, en los suburbios de Stony Stream, una típica pequeña ciudad de Ohio, ocurrieron muchas cosas. Las chicas se ven envueltas en lo que parece ser un conflicto entre dos generaciones distintas de humanos del futuro. No entienden muy bien casi nada de lo que ven, pero muchos de los vecinos de Stony Stream están desapareciendo en un proceso al que los miembros de uno de los bandos de los extraños visitantes se refieren como “Ablución” mientras que los otros se dedican a coleccionar determinados objetos de enigmática importancia.

Este galimatías fantástico acabará con la explosión de lo que parece ser una enorme nave espacial, hecho que de alguna forma acaba transportando a tres de nuestras protagonistas hasta el año 2016, mientras que la otra (KJ) termina en paradero desconocido. Ahora las repartidoras están en su futuro, donde se encuentran con una Erin amargada de cuarenta años, y su misión está muy clara: encontrar a KJ y regresar a su época.

Paper girls
Encontrarte con tu versión de doce años puede ser algo extraño

Nostalgia y ciencia ficción vanguardista

A cualquiera que haya oído hablar de ‘Paper girls’ le vendrán a la cabeza los títulos de otras recientes ficciones que tienen el espíritu de la década de los años ochenta por bandera, como pueda ser la serie de televisión ‘Stranger Things’ o la película ‘It’, adaptación de la novela homónima de Stephen King. Tal vez sea porque los adultos de hoy en día con alto poder adquisitivo y aprecio por la cultura en cualquiera de sus formas fueron niños en los ochenta. Tal vez sea porque esa estética y esos clichés llevan tiempo olvidados y ahora resulta refrescante sacarlos a relucir. Pero independientemente del motivo, es obvio que lo ochentero está de moda. Sin embargo, ‘Paper girls’ es mucho más que eso.

Por supuesto, el factor nostalgia es importante en este cómic. El planteamiento, la estética, el ambiente y la sensación de maravilla en ‘Paper girls’ beben directamente de aquellas películas de Amblin Entertainment que crearon un estilo. Y eso está ciertamente muy conseguido. Pero aquí el guionista, el brillante Brian K. Vaughan, va más lejos y no se detiene al plantear homenajes y cumplir con una serie de normas preestablecidas para agradar al lector conformista.

Paper girls
A veces es mejor no saber lo que se esconde tras una puerta…

Por una parte, Vaughan rompe con el tono levemente infantil que se podría esperar de este título a la hora de abordar las inquietudes de sus cuatro protagonistas. La dinámica que se desarrolla entre la Erin adulta y la Erin preadolescente profundiza en algo que va más allá del típico “vaya, de mayor no me he convertido en astronauta”. Inicialmente la relación entre ambas podría resultar un poco forzada, obviamente en favor de agilizar la trama, pero enseguida te puedes dar cuenta de la forma en la que una ve a la otra solo con unos pocos diálogos excelentemente escritos.

En cuanto al resto, una de las chicas tendrá que enfrentarse a algunas verdades realmente duras que probablemente marquen su desarrollo en el devenir de la serie. Y eso se queda ahí, porque Vaughan es un guionista que avanza con paso firme y seguro, que no hace trampas y que es consciente de todo por lo que hace pasar a sus personajes.

Paper girls
¿Tardígrados gigantes luchando a muerte? ¿Qué será lo siguiente?

Dejando aparte a estos, la trama no podría ser más loca, sorprendente e imaginativa. La historia nos va a seguir dejando aquí y allá pistas de lo que está ocurriendo realmente, algunas que nos van a descolocar y otras que nos acercarán a la verdad (aunque tal vez lo difícil sea distinguirlas), pero seguramente tengamos que avanzar bastantes más números en la colección para llegar a dejar atados los cabos más importantes. Tardígrados gigantescos, traductores universales, agujeros del espacio-tiempo, desmaterializadores, tecnologías futuristas de Apple… todo cabe en ‘Paper girls’, y es una delicia leer cómo Vaughan te lo hace llegar.

Cuidando los detalles

Quizás lo malo de esta edición en tapa dura (estupenda por lo demás) es que nos perdemos muchos de los detalles presentes en la edición original en grapa, algo que se ha cuidado mucho por parte de los autores buscando darle a la serie un toque distintivo que metiera al lector de lleno en la época en la que se ambienta inicialmente la historia incluso antes de comenzar la lectura.

Paper girls
Tú lo has dicho, es un maldito Armageddon

Pero además de estos extras, el dibujante Cliff Chiang se ha tomado muy en serio su labor a la hora de plasmar en viñetas esta sorprendente historia. Ha reducido el detalle de sus dibujos casi al mínimo, dando así a la obra un toque muy esquemático en el que el color de Matthew Wilson es fundamental. Se puede apreciar su importancia simplemente comparando este tomo, cuya acción se desarrolla en su casi totalidad en 2016, con el anterior, ambientado en 1988. Wilson utiliza tonalidades levemente distintas en ambos casos, recreando quizás por una parte la sensación de maravilla de la juventud de las protagonistas y por otra la decepción de un futuro frío y desprovisto de ilusión.

Por todas estas razones y por muchas más, ‘Paper girls’ es una obra imprescindible que no puede faltar en la estantería de cualquier lector de cómics que se precie. Esperemos que lo que está por venir esté a la altura de lo que hemos visto hasta ahora…

El segundo tomo de ‘Paper Girls’ publicado por Planeta Cómic se presenta en formato tapa dura sin sobrecubiertas. Contiene 136 páginas, con un tamaño de página de 16,8 x 25,7 cm, y presenta los números del #6 al #10 de la edición americana de la serie ‘Paper Girls’ de Image Comics. Este volumen incluye además todas las portadas de los números de la edición americana de la colección (aunque no se incluyen los graciosos extras finales del tipo “correo del lector” que venían en la edición en grapa) y una introducción escrita por José Torralba. La traducción ha sido realizada por Diego de los Santos, el precio de venta recomendado es de 16,95 € y se puso a la venta en septiembre de 2018.

Paper girls

Brian K. Vaughan

Brian K. Vaughan es un guionista estadounidense que nació en Ohio en 1976, cuyo nombre está sobresaliendo estos días debido a las nominaciones que ha recibido su última obra, Saga. Aun así, no es la primera vez que le vemos en el listado de los premios Eisner (los Oscars del mundo del cómic), ya que desde el año 2003 ha estado incluido entre sus nominados, ya sea por la serie ‘Y, el último hombre’, ‘Runaways’ o por la que hoy nos ocupa, ‘Ex Machina’.

Su labor como buen guionista le precede, razón por la que además de estar siempre inmerso en el mundo del cómic, ha realizado varios trabajos para la industria televisiva, como fue la serie ‘Perdidos’ (por la que fue nominado durante dos años consecutivos a los Writers Guild of America Awards) o ‘La Cúpula’, además de encontrarse hoy en día trabajando en las adaptaciones al cine de dos de sus principales obras.

Su primera incursión en el mundo del cómic la realizó mientras estudiada cine en la Universidad de Nueva York, ya que se apuntó a un proyecto de Marvel llamado Stan-hattan, en el que se formaba a jóvenes guionistas inexpertos, lo que le llevó a realizar su primer trabajo para el cómic ‘Tales From the Age of Apocalipse #2’ (editado en diciembre de 1996). Desde ese momento, su incursión en las dos grandes editoriales americanas lo llevó a escribir historias de personajes como Spiderman, X-Men, Capitán América, Batman o Green Lantern entre otros. Aun así, Vaughan siempre ha dicho que prefiere centrar su trabajo en series propias en lugar de escribir las historias de personajes ya ideados, hecho que hace que no pueda explayar su imaginación totalmente, lo que le ha llevado a crear varias series desde cero.

De esta forma, en el año 2002 comenzó una serie denominada ‘Y, el último hombre’, donde nos mostraba como todos los hombres del planeta morían repentinamente, quedando solamente vivos un joven llamado Yorick y su mono Ampersand, lo que les acarrearía multitud de problemas en su aventura por buscar una solución. Dos años después se embaucó en una nueva serie llamada ‘Ex Machina’, la cual precede este artículo. Tras esta, en el año 2006 creó ‘Los Leones de Bagdag’ donde nos hablaba de un caso verídico que se dio en 2003, en el que una manda de leones se escaparon del zoológico de Bagdag tras el bombardeo estadounidense. Finalmente, en el 2012 se embarcó junto a la dibujante Fiona Staples en el cómic ‘Saga’, el cual mezcla la ciencia ficción con la fantasía.

Paper girls

‘Paper Girls’ 2

ISBN: 978-84-9173-000-2

¡Llega el segundo tomo recopilatorio de la serie del momento!

Sigue la exitosa serie de Brian K. Vaughan con un nuevo giro argumental. Erin, Mac y Tiffany se ven obligadas a viajar a un futuro terrorífico desde su época, 1988.

Brian K. Vaughan (Saga, Y, We Stand on Guard) nos presenta una aventura que mezcla la nostalgia ochentera de películas como “Stand by me” y la intriga de “La Guerra de los Mundos”.

Serie revelación de 2016, ganadora de Premios Eisner y Harvey.

Guion: Brian K. Vaughan

Dibujo: Cliff Chiang, Matt Wilson y Jared K. Fletcher

‘Paper Girls’ 2

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.