El Videoclub: Las aventuras de Hércules (1960)

Son muchas las versiones cinematográficas y televisivas que se han rodado sobre las diferentes corrientes mitológicas, como es el caso de la griega, en la que es posible que Hércules, el hijo más famoso del todopoderoso Zeus, pese a ser medio mortal, sea el que más películas y series haya protagonizado, algo que sigue haciendo en la actualidad. Entre todos los casos, encontramos adaptaciones conocidas, como el caso de Kevin Sorbo, y otras mucho más sorprendentes, ya que actores como Arnold Schwarzenegger o Lou Ferrigno, también han aportado su granito de arena para aumentar la leyenda de este mitológico héroe. En el caso del artículo que nos ocupa, vamos a centrarnos en una versión de 1960 que, en una demostración de poca originalidad, llegó a nuestro país bajo el título de ‘Las aventuras de Hércules‘.

Esta producción italiana, de una duración aproximada de 100 minutos, responde al título original de ‘Gli amori di Ercole‘ (que, en nuestro idioma, se traduce como ‘Los amores de Hércules‘), se encuentra dirigida por Carlo Ludovico Bragaglia, y está protagonizada por Jayne Mansfield (que interpreta un doble papel al dar vida a las reinas Deyanira e Hippolyta), Mickey Hargitay (como Hércules), Massimo Serato (que encarna a Licos), Tina Gloriani (que también hace de Hippolyta, pero con un aspecto diferente al de Jayne Mansfield), Rosella Como (que se mete en la piel de Aleia), Giulio Donnini (como el Sumo sacerdote), Arturo Bragaglia (en el papel de Yalao), Andrea Aureli (que encarna a un sicario de Licos), Andrea Scotti (que da vida a Tamanto), Moira Orfei (que hace de Nemea), Rene’ Dary (que interpreta a un general) y Sandrine (como Liva, sirvienta de Deyanira).

Tras la muerte del rey de Ecalia, responsable de la destrucción de la aldea de Hércules y del asesinato de su esposa Megara, la princesa Deyanira asciende al trono, nada satisfecha con el legado de muerte que su padre le ha dejado. El semidiós, que no tiene ninguna intención de castigar a la joven por los pecados de su progenitor, no tarda en enamorarse de ella, pese a que está prometida a su primo Aquiles. Sin embargo, hay otra persona interesada en conseguir el trono de Ecalia y la mano de Deyanira, lo que termina por acarrear problemas a Hércules, sobre todo cuando es descubierto el cuerpo asesinado de Aquiles.

El primer dato a destacar de este filme es el hecho de la pareja que lo protagoniza, ya que Jayne Mansfield y Mickey Hargitay eran considerados, por aquel entonces, como el matrimonio formado por una de las parejas más kitsch de la historia del cine, lo cual ayudaba bastante a que hubiera buena química entre ambos en el set de rodaje.

Toda película del género que se precie de serlo debe contener escenas de lucha y, por tanto, ciertas dosis de violencia. Aunque ‘Las aventuras de Hércules‘ no es una excepción, este filme se centra más en la faceta romántica del personaje, haciendo que el resto de la trama pase a un segundo plano. Sabiendo esto, no es de extrañar que el largometraje fuera conocida en su país de origen como ‘Los amores de Hércules‘.

Si se pretende hacer una crítica honesta de un filme, hay que reconocerle tanto los aciertos como los fallos y hay que aceptar que, en este caso, tenemos bastante de lo segundo, ya que el largometraje comete varias incoherencias mitológicas. La más grave de todas es decir que el padre de Hércules es el dios romano Júpiter, en lugar de Zeus. Por si eso no fuera bastante, en la escena de la pelea con la hydra (cuya poca credibilidad física pasaremos por alto, dado el año de rodaje de la película), alguien debió olvidar explicarles a los guionistas que cortar una cabeza de dicho monstruo no es una manera nada eficaz de aniquilarlo.

Como todos sabemos, Wonder Woman, principal superheroína de la editorial DC, tiene unos orígenes bastante arraigados en la mitología popular. No es de extrañar, por tanto, que su madre Hippolyta, reina de las amazonas, haga acto de presencia en el filme. Sin embargo, como era de esperar, ni su hogar se encuentra ubicado en Isla Paraíso, ni hace mención de tener ninguna hija llamada Diana Prince. Además, en este filme, demuestra poseer una malvada personalidad, reservando un funesto final a todo hombre que se adentre en su territorio.

Sin lugar a dudas, ‘Las aventuras de Hércules‘ no es la mejor película del semidiós y quizás sea una de las menos fidedignas con respecto al material original, de modo que, si lo que buscas es un filme basado en la mitología griega, este no es el largometraje indicado. Sin embargo, si tu única intención es pasar un rato entretenido y te gustan las películas de aventuras ambientadas en dicho género, esta es tan buena opción como cualquier otra. Lo que parece evidente es que las andanzas de este semidiós griego nunca pasarán de moda.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.