Reseña de ‘Crossed’ 7

crossed

Supervivencia a toda costa

Los amantes de las vísceras y el slasher están de enhorabuena. Desde que Panini Comics comenzó con la publicación en edición de tapa dura de la serie ‘Crossed’ en nuestro país, hemos tenido nuestra ración de gore y ultraviolencia descerebrada cada pocos meses. Parece que fue ayer cuando comenzamos con este genocidio sádico y ya llegamos al séptimo tomo de la colección, uno que nos trae dos historias que encajan a la perfección en el tono que la serie tiene hasta el momento…

crossed
Portada del número #31 de ‘Crossed: Badlands’

La cabra de Judas

Se denomina “cabra de Judas” a una cabra entrenada bien para guiar a un rebaño hacia el matadero, donde todos sus miembros serán sacrificados salvo ella, o bien para guiar a las personas a través de un dispositivo GPS hacia el lugar en el que se encuentran rebaños dispersos. En cualquiera de los casos, este término es más que adecuado para designar al protagonista de la primera de las dos historias que nos encontramos en el interior de este tomo.

El guionista Christos Gage plantea una trama de la mejor forma que un guionista que pretende escribir un arco argumental de esta colección puede hacer: tratando de darle algo nuevo al lector. ‘Crossed’ podría equipararse hasta cierto punto a alguna de esas franquicias fílmicas de género slasher como ‘Viernes 13’ o ‘Halloween’ en el sentido de que cada nueva historia podría limitarse a contar con una excusa mínima de trama para mostrar perversión, salvajismo, montones de vísceras y miembros amputados, y tendría su público fiel. Pero se puede intentar ir un paso más allá y ofrecer al lector algo distinto, y eso es lo que hace Gage en el arco titulado ‘Colaboracionista’.

crossed
Cuando Smokey le da vueltas al coco, algo malo se avecina…

Obviamente, en esta historia vamos a tener todo a lo que estamos acostumbrados en ‘Crossed’, pero a los habituales desmembramientos se unirá la historia de un antropólogo que se dedica a observar desde un punto de vista profesional la conducta y las costumbres de los Cruzados como si de una tribu perdida del Amazonas se tratara. Su formación le permite catalogar de forma precisa a este nuevo tipo de sociedad tribal, aunque hay un individuo concreto que llama su atención por lo inusual de su comportamiento si lo comparamos con el del resto de los miembros de su grupo. El antropólogo bautiza como Smokey al Cruzado del grupo que les persigue que muestra una inteligencia muy superior a la del resto. Smokey hace planes. Smokey toma precauciones. Smokey pospone el placer de la matanza. Smokey es capaz de controlar sus impulsos. En pocas palabras, Smokey representa a lo que en el peor de los casos podrían llegar a convertirse los Cruzados.

Evidentemente, a un grupo dirigido por un hijo de mil padres como Smokey no le va a costar mucho acabar con la cuadrilla con la que el antropólogo se esconde. Llegado el momento, este tendrá que afrontar una muerte horrible, y solo ve una única salida: ofrecer sus servicios a Smokey para lograr que este encuentre a nuevas víctimas. Nuestro protagonista está dispuesto a traicionar a los suyos y convertirse en una herramienta al servicio de los Cruzados. En otras palabras, se va a transformar en una “cabra de Judas”. Pero una situación así es insostenible a largo plazo, y muy pronto nuestro antropólogo va a tener que buscar una salida a cualquier precio.

crossed
Portada del número #36 de ‘Crossed: Badlands’

Resulta muy interesante ver como a través de sus monólogos internos este traidor se debate entre su propia supervivencia y el mal que provocan sus acciones a medida que su estancia con el grupo de Smokey va dejando un reguero de muerte a su paso, algo que al mismo tiempo va mostrando al lector ciertos detalles de la organización de los Cruzados de los que tal vez no fuera consciente hasta ahora. Esto último tal vez haya servido de base para lo que tiempo después haría el señor Alan Moore de forma mucho más elaborada cuando retomara la obra en un punto situado cronológicamente cien años después de la aparición de los Cruzados en ‘Crossed + 100’.

El regreso de Amanda

David Lapham se encarga en la segunda historia aquí contenida de traernos de vuelta al personaje de Amanda, aquella joven que perdió una mano (y parte de su cordura) como consecuencia de su encuentro inicial con el psicópata de Harold Lorre para posteriormente dar con un grupo de supervivientes que parecían sacados del hospital psiquiátrico de ‘Alguien voló sobre el nido del cuco’. Este encuentro terminó definitivamente con el poco apego a la realidad que le quedaba, un paso que se vio obligada a dar para sobrevivir en el loco mundo de los Cruzados.

crossed
Portada del número #35 de ‘Crossed: Badlands’

Curiosamente, a lo largo de esta historia Amanda parece haber vuelto del mundo de fantasía y evasión en el que parecía haber quedado anclada. Pero más curioso aún es el hecho de que esto no impide que sus acciones a lo largo de la trama sean las más desquiciadas que ha realizado hasta ahora. La ausencia de su mano no es impedimento para que Amanda sea un peligro constante tanto para sí misma como para todo aquel que se le acerca, y esto es una consecuencia directa de la mala influencia que ejerce sobre ella un imaginario Harold Lorre que la acompaña allá donde va, convirtiendo a la joven en una paranoica que ve el asesinato como la solución a cualquier mal.

Mutilaciones y desmembramientos

Si hablamos del punto más débil de este tomo, tendremos que irnos al apartado gráfico. A ninguno de los dos dibujantes implicados en estas dos historias (Christian Zanier y Miguel Ruiz) les cuesta lo más mínimo ilustrar las dantescas escenas que convierten la vida en un infierno con gran detalle y mala baba, pero por lo demás su labor no es demasiado elogiable. La perspectiva y la anatomía de los personajes son aspectos que se podrían haber cuidado mucho más, y en general se nota una falta de mimo a lo largo de las páginas. Tal vez ‘Crossed’ nunca haya destacado especialmente por su narrativa visual, pero en general es un aspecto que se ha venido efectuando de forma correcta en el peor de los casos. Esperemos que esto no marque una pauta en los tomos que están por venir…

El séptimo tomo de ‘Crossed’ publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 208 páginas a color con un tamaño de página de 17 x 26 cm e incluye la traducción de la edición americana del sexto volumen de la serie ‘Crossed’ que comprende los números del #29 al #36 de ‘Crossed: Badlands’, además de una extensa galería con todas las portadas originales y alternativas de todos los números incluidos. El precio de venta recomendado es de 19,95 € y se puso a la venta en septiembre de 2018.

crossed

‘Crossed’ 7

Un antropólogo lidera el grupo de supervivientes que se enfrentarán a una clase diferente de Cruzados.

¿Qué ocurre cuando un traidor a la raza humana se pone del lado de la horda homicida?

Una nueva pesadilla ha nacido en el universo de Crossed.

Guion: Christos Gage y David Lapham

Dibujo: Christian Zanier y Miguel Ruiz

Ver en Whakoom

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.