Crítica ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’

Crítica ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’

Volvemos a viajar al mundo mágico de J.K. Rowling y a las precuelas creadas con la saga de los animales fantásticos.

Al final de la primera película, MACUSA (Congreso Mágico de los Estados Unidos de América) capturaba al poderoso mago tenebroso Gellert Grindelwald (Johnny Depp), con ayuda de Newt Scamander (Eddie Redmayne). Pero, cumpliendo con su amenaza, Grindelwald escapa de su custodia y se ha dedicado a reunir seguidores. Con el fin de frustrar los planes de Grindelwald, Albus Dumbledore (Jude Law) recluta a su antiguo alumno Newt Scamander, que accede a ayudar a volver a capturarle.

Esta película es una continuación en toda regla: mismos equipos técnico y creativo, mismo equipo artístico y una trama que continúa casi exactamente donde lo dejamos en la anterior entrega así que nos encontraremos más de lo mismo. Y eso está bien.

Animales fantásticos y dónde encontrarlos’ (2016) fue toda una sorpresa: un buen guión apto para todos los muggles pero con muchos y jugosos guiños para los avezados en el mundo de Rowling, buenas interpretaciones y, en resumen, una buena vuelta a ese mundo mágico que muchos han añorado.

Crítica ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’Ahora tenemos todos estos ingredientes, tal vez incluso mejor ordenados, por lo que todos los que disfrutaron con la primera volverán a hacerlo con esta segunda. Por supuesto y como podéis esperar, el único “fallo” que tiene la película es que es un puente entre otras, por lo que la acción no termina aquí, y nos deja con ganas de ver la siguiente.

Pero al menos avanzamos desde la primera película, tanto en calidad como en historia: encontramos más tramas, más capas, es una historia más compleja con algunas sorpresas interesantes y bastante más oscura, algo que personalmente agradezco.

‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’ ha vuelto a reunir a Yates y Rowling con los actores Eddie Redmayne, que retoma el papel de Newt, Katherine Waterston como Tina, Dan Fogler como Jacob y Alison Sudol como Queenie, además de dos grandes estrellas invitadas como son Jude Law como Albus Dumbledore y Johnny Depp como Gellert Grindelwald, haciendo un gran papel, muy alejado de sus últimas (y exageradas) interpretaciones.

Crítica ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’

El mismo director, David Yates, presenta a Grindelwald como un villano muy diferente de Voldemort: mucho menos violento, más seductor, pero igual de aterrador. La forma de hablar, el discurso de Grindelwald ataca directamente al corazón de los que quiere atraer a sus filas, y Depp logra que esa cadencia al hablar resulte casi hipnótica.

Por su parte, Redmayne como Newt Scamander sigue estando asombroso en su interpretación de ese mago tan extraño como las criaturas a las que estudia y protege. Su actuación posee un difícil equilibrio entre el héroe de la historia y el personaje torpe y cómico, logrando que en ningún momento resulte ridículo sino simplemente encantador.

Crítica ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’

Además de ellos tenemos un Ezra Miller como Credence que aquí tiene un breve papel pero que promete mucho más en la siguiente entrega: Credence comienza realmente la búsqueda de su identidad, de sus raíces. Por supuesto, tanto Dumbledore como Grindelwald quieren atraerle hacia su bando, cada uno a su estilo (Dumbledore nos ha mostrado en todas las películas que es un gran tejedor).

Crítica ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’

Además viajaremos a París, como nos muestran ya desde el cartel, ampliando así el mundo mágico del que nos gusta conocer cada vez más, aunque tal vez el escenario que más gustará a los fans, por su significado emocional, es Hogwarts.

En el (mínimo) lado negativo de la obra podemos encontrar a los Animales fantásticos del título y que le dan realmente la personalidad a Scamander, y no porque no sean encantadores, algo temibles y muy bien realizados técnicamente, sino porque se utilizan como meros “Deus Ex Machina” cada vez que nos presentan a alguno y nos muestran su principal característica… que nos adelanta cómo van a escapar nuestros protagonistas de algunos peligros.

Crítica ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’

En resumen, ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’ nos vuelve a llegar mágicamente a ese mundo al que estamos deseando volver y, desde luego, el viaje no decepciona en absoluto.

Crítica ‘Animales fantásticos: Los crímenes de Grindelwald’

Al final de la primera película, MACUSA (Congreso Mágico de los Estados Unidos de América) capturaba al poderoso mago tenebroso Gellert Grindelwald (Johnny Depp), con ayuda de Newt Scamander (Eddie Redmayne). Pero, cumpliendo con su amenaza, Grindelwald escapó de su custodia y se ha dedicado a reunir seguidores, la mayoría de los cuales desconocen su auténtico plan: formar hechiceros de pura sangre que gobiernen sobre todos los seres no mágicos.

Con el fin de frustrar los planes de Grindelwald, Albus Dumbledore (Jude Law) recluta a su antiguo alumno Newt Scamander, que accede a ayudar, sin darse cuenta de los peligros que le esperan.  Las tramas se van desvelando mientras se pone a prueba el amor y la lealtad, incluso entre los amigos más fieles y la familia, en un mundo mágico cada vez más dividido.

La película se estrena en España el 17 de noviembre de 2018.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.