Fallece William Goldman, autor de La princesa prometida

William Goldman - La princesa prometida

William Goldman, que escribió tanto la novela como el guion de La princesa prometida y otros célebres libros y películas, ha fallecido. El guionista ganador de un Oscar y reconocido experto en la trastienda de Hollywood tenía 87 años. Goldman fue galardonado con los premios de la Academia por Dos hombres y un destino y Todos los hombres del presidente, y resumió el misterio de cómo conseguir un éxito de taquilla declarando: “Nadie sabe nada. Ninguna persona en todo el ámbito cinematográfico sabe con certeza lo que va a funcionar”.

Nacido el 12 de agosto de 1931 en Highland Park, Illinois, Goldman comenzó su carrera como novelista antes de irrumpir en el cine con el clásico de espionaje Mascarada, en 1965. A esta le siguió Harper, en la que Paul Newman interpretaba a un lacónico detective privado. Poco después se encargó de trasladar a la gran pantalla una de sus novelas, Marathon Man. Entre las demás películas de Goldman se encuentran Un puente lejano, Misery (adaptación de la novela de Stephen King) y Poder absoluto, thriller dirigido y protagonizado por Clint Eastwood.

Dos hombres y un destino (1969), un western revisionista que ayudó a popularizar el género conocido como buddy movie, lanzó a Goldman como un guionista capaz de equilibrar grandes momentos de humor con un sentido de aventura, mientras que Todos los hombres del presidente cimentó su estatus como un hábil escritor de suspense. Ambos están considerados entre los mejores guiones jamás escritos y ejemplifican la diversidad y versatilidad de Goldman.

Goldman también era un prestigioso revisor de guiones, bien conocido por su trabajo no acreditado. Se creía que había escrito el guión de El indomable Will Hunting, la película de 1997 por la que Matt Damon y Ben Affleck obtuvieron el Oscar al mejor guion original. Goldman siempre negó haber participado en su redacción.

Los que sí firmó fueron los de películas tan variadas como Papillon (1973), Memorias de un hombre invisible (1992), Chaplin (1992), Maverick (1994), La hija del general (1999) o la adaptación de la novela El cazador de sueños, de Stephen King.

Sus libros sobre las interioridades hollywoodienses, Adventures in the Screen Trade y Hype and Glory, ofrecen una mirada sin tapujos sobre el tipo de intromisión y aversión al riesgo con las grandes producciones de los estudios que, con demasiada frecuencia, minan la creatividad.

Para muchos, sin embargo, será especialmente recordado por el clásico de culto La princesa prometida, un cuento de hadas parcialmente paródico ambientado en un mundo de gigantes, piratas y “roedores de tamaño inusual”. De sus muchas novelas, Goldman estaba especialmente encariñado con esta, que publicó originalmente en 1973 y le llevó casi 15 años de intentos fallidos para que él mismo lo adaptara a la pantalla. Finalmente fue dirigida por Rob Reiner, que tenía mucha menos experiencia como director que Goldman como guionista. “Me sentí como si flotase en el aire”, recordó Reiner más tarde. “William Goldman me dijo que le parecía bien que yo me encargase de dirigirla”.

De Dumas a Scott Card pasando por H. G. Wells, Asimov, Arthur C. Clarke, Orwell, King, Pratchett, Moore y Gaiman. De Velázquez a Phil Noto pasando por Mucha, Sorolla, Tolouse Lautrec, Alan Davis, Alex Ross, Carlos Pacheco, Dave Gibbons y Toriyama. De Billy Wilder a Soderbergh pasando por Cukor, Hitchcock, Houston, Orson Wells, Alan J. Pakula, Eastwood, Spielberg y Nolan. De ‘The Twilight Zone’ a ‘Orphan Black’ pasando por ‘Buffy cazavampiros’, ‘House M. D.’, ‘The Good Wife’, ‘Friends’, ‘The Newsroom’, ‘Battlestar Galactica’ y ‘The Big Bang Theory’. Más de Marvel que de DC, pero ambas me gustan.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.