Reseña de James Bond: Lista negra

James Bond Kill Chain

Más espías

El agente secreto 007 vuelve a Panini Comics en otra aventura en la que las armas, los espías y las explosiones abundan. El equipo responsable de la confección de James Bond: Hammerhead regresa al MI6 para hacerse cargo de un nuevo episodio en la vida de este hombre con licencia para matar. Una licencia de la que, por cierto, hace uso de forma bastante despiadada…

James Bond Kill Chain
Portada del número #4 de James Bond: Kill chain

Un mundo bondiano

Lo que Andy Diggle y Luca Casalanguida nos ofrecen con este nuevo volumen de las aventuras del agente secreto más famoso de todos los tiempos es una trama que no solo encaja con el mundo de espías y secretos gubernamentales que estamos acostumbrados a ver en las historias del personaje, sino que también va un poco más allá y busca acercarse dentro de lo posible a la realidad de hoy en día, de la misma forma que han hecho las últimas producciones cinematográficas protagonizadas por el actor Daniel Craig.

Curiosamente, el James Bond de Casalanguida en esta ocasión se identifica más con el de Sean Connery, pero no es el tono de sus películas el que el señor Andy Diggle tenía en la cabeza a la hora de escribir este guion. Este Bond moderno no se enfrentará a villanos de opereta cuyo centro de operaciones se oculta en el interior de un volcán protegido por un ejercito de esbirros con uniformes nazis ni va a utilizar los más rocambolescos y experimentales aparatos de espionaje como ocurría en las primeras traslaciones del personaje a la imagen real.

James Bond Kill Chain
El villano de la historia, un tipo de los que se afeitan a bofetadas…

Obviamente Bond es Bond, y no sería él si no vistiera a su peculiar estilo, si no condujera como alma que lleva el diablo incluso cuando se dirige a realizar las compras del mes, si no tratara de coquetear con toda mujer atractiva y fatal (¿acaso existen mujeres de otro tipo en estas historias?) que se cruza en su camino y si no tuviera una fe ciega en sí mismo que rivaliza con la del mismísimo Cristiano Ronaldo. Pero todos estos aspectos están lo suficientemente rebajados como para que el lector pueda hacer sin demasiado esfuerzo la traslación de Bond desde la fantasía de espionaje al mundo real en el que los mayores villanos se resguardan tras la mesa de caoba del despacho del CEO de una gran corporación.

CIA vs MI6

Más allá de las complejas tramas argumentales obligatorias, lo que Diggle nos va a presentar de frente es la amenaza de un enfrentamiento abierto entre dos de las organizaciones de agentes secretos más poderosas del mundo: la CIA (Agencia Central de Inteligencia) americana y el MI6 o SIS (Servicio de Inteligencia Secreto) británico, para el cual trabaja 007. Un enemigo en la sombra parece querer sembrar la discordia y el caos en occidente provocando una guerra fría entre estas dos naciones, aunque eso será tan solo el comienzo.

El hecho de que la CIA tenga un papel importante en el desarrollo de esta miniserie es excusa más que suficiente para que por estas páginas se pase el bueno de Felix Leiter, el americano con el brazo cibernético al que no hace mucho vimos protagonizar su propia historia en esta colección. Si bien su aparición será poco más que testimonial en esta ocasión, esta servirá para humanizar levemente a nuestro protagonista y mostrarle como una persona cuyas lealtades pueden ir más allá de su propio gobierno, y es que la camaradería entre agentes (entre bomberos no nos pisemos las mangueras) y las viejas amistades son conceptos que Bond tiene muy en cuenta, aunque no siempre lo parezca.

James Bond Kill Chain
¿Una subasta de objetos de coleccionista y una mujer hermosa pujando? Típico de Bond…

Bond, el ejecutor

Una de las cosas que más llama la atención de este Bond es su frialdad a la hora de matar. Si bien este es un rasgo que ya habíamos visto fugazmente en anteriores aventuras del personaje, aquí hace gala en varias ocasiones de esta cualidad, mostrando su lado más psicópata y despiadado. Nos tenemos que olvidar de los hombres de la ley de estilo hollywoodiense que consideran que matar debe ser un recurso utilizado solo como medida de emergencia con gran desagrado. Este Bond mata cuando debe hacerlo. Mata cuando matar es lo más conveniente. Mata cuando matar es lo más fácil. Mata sin miramientos y mata sin piedad.

En cuanto a su relación con las mujeres, nada nuevo bajo el sol. Se ha acusado muchas veces a lo largo de su existencia a Bond de misógino y de machista, y hay que decir que no se esfuerza demasiado por quitarse esas etiquetas. Su relación con cualquier mujer que orbite en su entorno siempre tiene un componente sexual, y si esta se extiende más allá de un breve encuentro nocturno suele ser porque también hay un componente profesional. Cuando nuestro agente secreto conoce a una dama, probablemente lo primero que se le pase por la cabeza es una pregunta… ¿voy a acabar matando a esta mujer o voy a verla morir a manos de mis enemigos?

James Bond Kill Chain
Qué sería de Bond sin su habitual parada en la tienda de armas potencialmente inútiles de un solo uso…

En cuanto al apartado gráfico a cargo de Luca Casalanguida, solo decir que al igual que en anteriores ocasiones el dibujante italiano cumple correctamente con su papel, dotando a nuestro espía con licencia para matar de una dureza que pocas veces se había apreciado antes. Casalanguida no falla a la hora de presentar momentos de acción, y es lo suficientemente buen narrador como para mantener en todo momento informado al lector para que este no se pierda entre tanto disparo y tanta explosión.

En cuanto al futuro de la serie, simplemente mencionar que dado que aquí se van a dejar algunos cabos sueltos parece bastante probable que veamos algún tipo de continuación más adelante. Si bien es cierto que a Andy Diggle no le volveremos a ver por el momento en la serie, Luca Casalanguida será uno de los dibujantes encargados de realizar The body, arco argumental situado entre el siguiente en aparecer, Solstice, y el último del que tenemos noticia, James Bond Origin. Probablemente no dentro de mucho empezaremos a ver publicados por nuestro país estos títulos de la mano de Panini Comics…

El tomo ‘James Bond: Lista negra’ publicado por Panini Comics en edición de tapa dura contiene 144 páginas a color con un tamaño de página de 17 x 26 cm. e incluye la traducción de la edición americana de ‘James Bond: Kill chain’ de Dynamite Entertainment además de las portadas originales de estos y una entrevista realizada a su guionista sobre la obra en cuestión. El precio de venta recomendado es de 16,95 € y se puso a la venta en noviembre de 2018.

James Bond Kill Chain

‘James Bond: Lista negra’

Alguien está asesinando a los agentes especiales, y 007 es el siguiente de la lista.

Después de que la OTAN haya mantenido la paz mundial durante décadas, ahora está colapsándose, enfrentando al MI6 contra sus viejos aliados de la CIA.

Contempla el regreso de los peores enemigos de James Bond.

Guion: Andy Diggle

Dibujo: Luca Casalanguida

Ver en Whakoom

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.