Reseña de The crow

El cuervo sony pictures 1

Del underground a las masas

Cuando hablamos del mercado del cómic americano en la década de los años ochenta, se me hace muy difícil pensar en una obra apartada de las grandes editoriales que haya tenido más repercusión que The crow. Incluso antes de que llegara la adaptación cinematográfica, que sirvió para llevar el título hasta el gran público, The crow ya era todo un fenómeno. En Norma Editorial han sabido reconocer la importancia de este cómic en el noveno arte publicándolo de nuevo en una edición definitiva.

Cuando el cuervo llama a tu puerta…

Poesía sangrienta

Resulta difícil imaginárselo hoy en día, cuando ya todo el mundo, incluso la gente que no ha llegado a leer el cómic, sabe más o menos de qué va esta historia, pero la estructura de The crow desorienta bastante en una primera lectura. Desde el principio se nos presenta esa especie de ángel de la venganza que recorre las calles de la ciudad en busca de ciertos maleantes de baja estofa para acabar con ellos de forma brutal y expeditiva. ¿Quién es? Para empezar a responder a esa pregunta tendremos que esperar hasta bien entrada ya la historia, donde a través de algunos flashbacks aquí y allá podemos ir deduciendo lo que ha ocurrido con este tipo.

Si contáramos la historia ordenando los hechos de forma cronológica nos encontraríamos con una trama relativamente poco original en la que unos salvajes se encuentran una noche en la carretera con una joven pareja de enamorados y surge la fatalidad. Él, muerto de un tiro a quemarropa en la nuca. Ella, violada, asesinada y violada de nuevo. De alguna forma mística el espíritu del chico y el dolor que este sufre por la ausencia de su amada regresan a la vida ahora con un aspecto bastante más gótico del que tenía en vida (aunque hay quien diría que nuestro paranormal protagonista casi parece un mimo), y evidentemente ha vuelto para vengarse de los responsables de su pena.

The crow
Y así es como se hace una entrada espectacular

Dicho así, casi nos podríamos encontrar pensando en una historia de acción descarnada en la que un tipo a lo Liam Neeson se cargara a ostias con la mano abierta a todo aquel que tuvo algo que ver con la muerte de su prometida, hasta llegar a un apoteósico y sangriento final. Pero reducir esta obra a eso sería un error, porque aquí la acción ni siquiera es una parte fundamental. El dolor y la forma de lidiar con él es lo que realmente impulsa esta historia página tras página hasta llegar a su conclusión.

Pero para este ser que antes era Eric parece ser que la única forma de lidiar con el dolor del salvaje asesinato de Sherri es la venganza. Una fría, sangrienta y despiadada venganza, algo que choca de frente con el lado más poético de la obra, aquel salpicado de escritos de Arthur RimbaudCharles Baudelaire en el que Eric recuerda su vida con Sherri. Momentos del día a día, eventos especiales, noches de amor… ahora todo escuece en el recuerdo, y el tormento al que se somete a sí mismo por no haber hecho en vida algo distinto que hubiera evitado el terrible suceso es realmente un castigo mucho más duro que el que van a recibir los auténticos culpables…

En cuanto al apartado gráfico, la variedad de estilos con la que el autor de la obra se enfrenta a esta es asombrosa. Distintas técnicas y tratamientos dan como resultado un cómic en el que se podría pensar que han intervenido diferentes dibujantes, unos mucho mejores que otros. Alguno con trazo limpio y capaz de realizar maravillosas splash pages, otro que logra que las figuras tengan una potencia que se sale de las páginas y una rotundidad que ya quisieran muchos artistas de primera línea, e incluso un tercero que todavía tiene que mejorar bastante en lo que a proporciones anatómicas y perspectiva se refiere.

The crow
Eric no se anda con tonterías

Dos historias trágicas

Aunque es vox populi, es obligatorio mencionar cuando se habla de esta obra la trágica historia que hay tras ella. Su autor, James O’Barr, fue en un principio bastante reservado en lo que concierne a los hechos a partir de los cuales surgió la inspiración para escribir The crow. Con el tiempo, la verdad salió a la luz. En 1978, la chica en la que se basa el personaje de Sherri, la prometida del autor, fue atropellada por un conductor borracho en una noche en la que esta salió de casa a petición suya. Su implicación en el suceso, por muy fortuita que esta fuera, unida al hecho de que el culpable solo pasara seis meses en la cárcel, fue la conjunción de factores que provocó que O’Barr acabará alistándose en los marines para escapar de la celda en la que la rabia y la culpa le habían metido, circunstancia que con el tiempo acabaría derivando en la creación de esta obra a modo de catarsis.

Pero esa no es la única tragedia que rodea esta pesimista obra. En 1994 el director Alex Proyas llevó a la gran pantalla esta historia en una película protagonizada por Brandon Lee, hijo del celebre Bruce Lee. Lamentablemente, este falleció pocos días antes de finalizar el rodaje en un accidente relacionado con un arma de fogueo que no funcionó como debía, dando lugar además a toda clase de teorías conspiratorias. Tal vez este fuera el factor que hace que hoy en día esta sea considerada una película de culto, a diferencia de las múltiples secuelas en forma de películas y series de televisión que pasaron mucho más desapercibidas. Hace años se viene especulando con la idea de un remake de The crow que parece no llegar nunca, pero de producirse finalmente es seguro que supondrá un importante impulso a la hora de volver a poner este cómic en el candelero.

En lo referente a la edición, hay que decir que esta estupenda edición de The crow presentada por Norma Editorial se publica en formato de tapa dura con un tamaño de página de 17 x 26 cm. El tomo contiene 278 páginas en blanco y negro, con la excepción de seis páginas a todo color. El precio de venta recomendado es de 26 € y se puso a la venta en agosto de 2018.

The crow

The crow

ISBN: 978-84-679-3032-0

El gran clásico que marcó la década de los 90.

The Crow fue todo un fenómeno underground desde su aparición en 1989, convirtiéndose en un sorprendente éxito para un cómic publicado de forma serializada desde una pequeña editorial independiente. Hoy ya es un clásico.

James O’Barr plasmó toda la rabia y pena de una tragedia personal en esta obra oscura e íntima en la que un joven regresa de entre los muertos para vengar el asesinato de la mujer que ama. Una historia violenta y emocional que se trasladó a la gran pantalla en 1994 en una película también marcada por la tragedia: la muerte accidental del actor protagonista, Brandon Lee, en pleno rodaje.

En esta edición definitiva recuperamos la historia original de amor y dolor que ha fascinado a lectores de todo el mundo durante cerca de tres décadas.

Guion: James O´Barr

Dibujo: James O´Barr

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.