Crítica de Aquaman

Crítica de Aquaman

Correcta, entretenida y muy bien hecha en cuanto a efectos especiales. Este es el resumen de la nueva película del Universo DC que llega a nuestras pantallas tras su arrollador éxito por los cines de los países asiáticos.

Aquaman cuenta la historia del origen de Arthur Curry, mitad humano y mitad atlante, que emprenderá el viaje de su vida. Esta aventura no sólo le obligará a enfrentarse a quién es en realidad, sino también a descubrir si es digno de cumplir con su destino: ser rey.

Warner-DC ha ido dando tumbos en sus producciones cinematográficas, que han corrido en general peor suerte que las películas de Disney-Marvel, aunque en muchos casos la recaudación sí haya sido exitosa. Sin embargo, la sensación del público, en general, es que no consiguen aprovechar los magníficos personajes que poseen.

Ahora comienza una, digamos, segunda oleada de películas donde parece que Warner intenta un acercamiento diferente y se inclina ligeramente hacia el humor, como veremos próximamente en Shazam o como podemos comprobar en la que hoy nos ocupa, Aquaman.

Crítica de Aquaman

Siendo éste un personaje clásico de DC, miembro de la Liga de la Justicia y, en potencia, uno de los más poderosos de este universo, lo cierto es que no ha tenido demasiada suerte en sus aventuras en papel, con gloriosas excepciones. Por eso, cuando saltó la noticia de que se haría una película con el rey de los mares como protagonista, saltaron todas las alarmas (como ocurriera antes con Marvel y Ant-Man).

La elección del actor que le daría vida fue todo un acierto en cuanto imagen. Jason Momoa, pese a no ser el Aquaman rubio al que muchos estamos acostumbrados, lucía estupendamente como el Rey de Atlantis. Además, con el poco papel que tuvo en Liga de la Justicia, pudimos comprobar que su carisma era lo que le hacía falta a este personaje. Y así ha sido.

Crítica de Aquaman

Aquaman es la típica película de origen: los guionistas (David Leslie Johnson-McGoldrick y Will Beall con una historia de Geoff Johns, James Wan y Will Beall) han seguido al pie de la letra el camino del héroe y nos presentan un personaje típico y tópico acompañado de estereotipos fácilmente reconocibles: la amada, el malvado, el mentor… Sin embargo, pese a lo previsible de la trama, han sabido presentarnos una historia entretenida y muy correcta. Wan ha sabido esquivar los clichés y en lugar de atascarse en detalles cansinos, da más importancia a los personajes y al magnifico diseño de producción.

Crítica de Aquaman

Porque lo mejor de Aquaman, sin duda, es su estética visual. Si el guión y los personajes no nos sorprenderán en absoluto, prácticamente toda la película es un disfrute para los ojos. Tanto en efectos especiales (salvo algún que otro personaje) como en las magníficas panorámicas submarinas, la producción es de sobresaliente: personajes nadando a velocidad “supersónica”, burbujas de aire dentro del mar como si de peceras se tratara, la iluminación de los personajes y construcciones bajo el mar, el diseño arquitectónico o de vestuario… todos los elementos están cuidados con tal mimo que, incluso, algunos casi llegan al paroxismo, pero que en ningún caso sobrepasan esa línea.

Por otro lado están las escenas de acción que, al contrario que en otras películas de Warner-DC, aquí han sabido reflejar muy acertadamente tanto en coreografía como en movimientos de cámara (360 grados a alta velocidad). Muy importante en este tipo de películas y que aquí han superado con nota, sobre todo porque han sabido (y se han atrevido) a dejar las escenas de detalle, con cuadro muy cerrado, de noche y muy rápidas, para mostrarnos peleas a la luz del día, con suaves travellings.

Crítica de Aquaman

Pero es Momoa el verdadero y único protagonista de la película. Su carisma y su buen hacer en este tipo de papeles (cáustico, sarcástico) llevan todo el peso de la película. Aunque el resto del elenco no desentona, haciendo muy bien su trabajo, lo cierto es que están a la espalda del protagonista y lo saben, por lo que el resultado final es bueno.

Crítica de Aquaman

En resumen, un buen viaje (submarino) del héroe del que disfrutaremos pese a sus pequeños errores. No es una gran obra pero, sin duda, es la más disfrutable de la franquicia DC tras Wonder Woman.

Crítica de Aquaman

AQUAMAN” La película está protagonizada por Jason Momoa en el papel principal y cuenta la historia del origen de Arthur Curry, mitad humano y mitad atlante, que emprenderá el viaje de su vida. Esta aventura no sólo le obligará a enfrentarse a quién es en realidad, sino también a descubrir si es digno de cumplir con su destino: ser rey.

La película está protagonizada por Jason Momoa, Amber Heard, Willem Dafoe, Patrick Wilson, Dolph Lundgren, Yahya Abdul-Mateen II y Nicole Kidman. Está dirigida por James Wan.

Aquaman se estrena en España el 21 de diciembre de 2018.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.