Reseña de la edición integral de La trilogía Nikopol

Nikopol

El futuro es un lugar desolador

Norma Editorial tiene un gran catálogo de cómic europeo, y trata de publicar algunos de los títulos más emblemáticos de este mercado siempre que puede en ediciones de lujo. El último ejemplo de esta política es la reciente aparición en nuestro país del integral de La trilogía de Nikopol de Enki Bilal.

Nikopol
Portada del tercer volumen de la saga de Enki Bilal

Una historia a lo largo de trece años

En 1980 se publicó por primera vez el álbum La Feria de los Inmortales, el primero de esta prestigiosa trilogía. Este presentaba una historia de lo más vanguardista, con un improbable protagonista llamado Alcide Nikopol que regresa a la Francia del año 2023 tras años de animación suspendida en un encarcelamiento orbital al que fue condenado por el delito de deserción. La sociedad que se encuentra es una que podemos estar acostumbrados a ver en otras obras de este tipo, una en la que la nación está gobernada bajo un régimen fascista (y, aún así, democrático) en el que el líder Jean-Ferdinand Choublanc dirige la nación con el único objetivo de su propia gloria.

No tardaremos en descubrir que Choublanc mantiene negociaciones con una delegación de dioses de la mitología egipcia que ha llegado al cielo de París en su nave piramidal hace algún tiempo. Estos exigen la entrega de cantidades industriales de combustible, ya que parece ser que sus naves interestelares funcionan con simple petróleo, y Choublanc espera obtener a cambio la inmortalidad. Sin embargo, entre estos dioses alienígenas existe un renegado. Horus, cómo no, pretende llevar a cabo una particular venganza sobre sus iguales, y por azar se cruza en el camino del recién llegado Nikopol.

Nikopol
La accidentada llegada de Nikopol a Paris en 2023

Mediante una especie de fusión simbiótica Horus se introduce en el cuerpo de Nikopol y pretende utilizar a este para desarrollar su complicado plan para hacerse con el control de la nación. Y todo ello mientras el hijo de Nikopol, que a estas alturas tiene su misma edad y su mismo aspecto, deambula por las calles parisinas anónimamente hasta que acabe por convertirse en una pieza más del proyecto de Horus.

En 1986 Bilal publicaría una segunda entrega bajo el título de La mujer trampa en la que avanzamos dos años en la trama. Aquí el peso de la historia recae sobre un nuevo personaje, Jill Bioskop, una mujer de pelo azul y piel imposiblemente pálida que vive atormentada por el reciente fallecimiento de su extravagante amante en unas revueltas sociales. Jill supera el día a día gracias a la paz que le proporciona el consumo de unas pastillas emocionales que parecen sacadas de la novela de Phillip K. Dick ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?. Pero quizás lo más desconcertante de este personaje sea su ocupación: se dedica a enviar noticias al año 1993 (que en el momento en el que Bilal escribía esta historia seguía siendo su futuro) gracias a un complejo artilugio.

Nikopol
Las oscuras acciones de Choublanc tendrán mortales consecuencias

Ya en el año 1992 llega el final de la trilogía que cierra la historia con un álbum titulado Frío Ecuador en el que a nuestros personajes ya conocidos se unen otros como la bióloga genetista Yelena Prokosh-Tootobi o el campeón de chess boxing John Elvis Johnelvisson. Sobre el chess boxing hay que decir que probablemente poco se imaginaba Bilal que esta delirante idea de un deporte que combina el boxeo y el ajedrez iba a convertirse en un deporte real poco más de una década después.

Coctelera distópica

El entorno en el que se desarrolla esta aventura podría entenderse como una sociedad distópica futurista de corte militar llena de contradicciones y excentricidades al servicio de la imagen. Parece el resultado de las elucubraciones de un autor con una cantidad ingente de grandiosas ideas de lo más loco que carece del espacio, del tiempo o de la capacidad para plasmarlas de forma coherente y lógica.

Nikopol
Jill Bioskop pasará por momentos realmente malos

Desde luego, se trata de un futuro horrible, con una ambientación profundamente pesimista a mitad de camino entre el cyberpunk y el surrealismo. Hasta cierto punto, al igual que ocurre con gran número de obras de ciencia ficción futurista, Bilal ha tratado de proyectar los problemas sociales del presente (racismo, xenofobia, machismo, desigualdades sociales…) a un terreno en el que poder exagerarlos y jugar con ellos de una forma didáctica y aterradora a la par, pero lo ha hecho de una manera un tanto desequilibrada. A pesar de tener ante nosotros lo que supuestamente es una trilogía pensada como tal desde un comienzo, vemos que bien poco tienen que ver los conceptos lanzados en el primer tomo con lo que nos encontramos al final de la saga, lo cual parece evidenciar una evolución en las ideas del autor a lo largo de los años que da como resultado una historia poco uniforme.

Nikopol
Los dioses egipcios alienígenas, tal cual te los imaginas…

Una maravilla visual

A lo que no se le pueden poner demasiadas pegas es al trabajo gráfico del autor. Con un sorprendente efecto de volumen logrado en parte gracias a un color aplicado directamente sobre los lápices las páginas de Bilal, que a partir de un determinado momento constan en mucho casos de tan solo dos viñetas dispuestas de forma horizontal, tienen un potente atractivo del que es difícil despegarse. Realmente es una gozada ver como el artista pone todo su empeño en mostrarnos ese futuro sucio y poblado de toda clase de seres de lo más diverso, un futuro en el que la decadencia impera en cada rincón, desde el estilo de la antigua Roma apropiado por las clases altas hasta las aparentes mutaciones adquiridas por los menos favorecidos, pasando por el delirante aspecto de los dioses egipcios.

Es sin duda el apartado gráfico lo que más habría que valorar de esta obra, algo que ya por sí mismo hace que merezca la pena hacerse con ella y que ha catapultado a La trilogía de Nikopol hasta un lugar muy elevado en el cómic europeo.

En lo referente a la edición, hay que decir que esta estupenda edición integral de La trilogía Nikopol presentado por Norma Editorial viene en un formato de tapa dura con un tamaño de página de 23,5 x 31,2 cm. El tomo contiene 184 páginas a color e incluye la traducción de los tres volúmenes que componen esta trilogía. El precio de venta recomendado es de 35 € y se puso a la venta en octubre de 2018.

Nikopol

La edición integral de La trilogía Nikopol

ISBN: 978-8-467-93306-2

Una de las cumbres del noveno arte por fin disponible en edición integral.

La trilogía Nikopol es considerada como una de las obras fundamentales del noveno arte. Un conjunto de tres historias desarrolladas a lo largo de doce años en el que Enki Bilal alcanzó la cumbre de su expresividad artística y plasmó todas sus inquietudes sobre el devenir de la especie humana. Norma Editorial ofrece con este lujoso volumen la oportunidad de disfrutar en su totalidad de una obra absolutamente imprescindible.

Frío Ecuador, última parte de esta trilogía, fue elegido mejor libro del año 1993 por la revista Lire.

Guion: Enki Bilal

Dibujo: Enki Bilal

La edición integral de La trilogía Nikopol

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.