Reseña de Paper Girls 3

Hace mucho tiempo…

A pesar de que la multipremiada obra Saga se lleva todo el reconocimiento cuando hablamos de la bibliografía del guionista Brian K. Vaughan, no hay que olvidar que ahora mismo su cómic Paper girls tiene a una cantidad enorme de lectores enganchados. Y ahora las jóvenes repartidoras de periódicos llegan por tercera vez en un formato de tapa dura a nuestro país, gracias como siempre al buen hacer de Planeta Cómic

Paper Girls 3
Portada del número #12 de la serie Paper Girls

Aventuras en el Paleolítico

Se conoce como periodo Paleolítico al más largo de la existencia del ser humano, que se extiende desde hace unos 2,59 millones de años (primeros indicios de vida humana en África)​ hasta hace unos 12.000 años. Durante esta etapa ya se utilizaban herramientas hechas a partir de piedra tallada, hueso, madera y otros materiales similares, y el hombre era básicamente nómada. Y es precisamente al final de este lapso de tiempo, justo antes de entrar en el Mesolítico, cuando situamos la acción de este tomo.

¿Pero esta no es una historia de chicas que reparten periódicos? Sí, las mismas que se han encontrado desde el primer momento con sucesos de índole paranormal inexplicables en su presente, el de 1988. Llegados a este tercer tomo, gran parte de lo que sucede en la serie sigue siendo un misterio para el lector, y apenas tenemos retales aquí y allá de lo que ocurre en realidad, pero una cosa está clara: los viajes en el tiempo son una parte fundamental de la trama de esta serie, y eso es precisamente lo que nos lleva al final del Paleolítico.

Paper Girls 3
KJ siempre ha sido una joven con muy malas pulgas…

Probablemente a alguien versado en este tema le explote la cabeza cuando vea la forma en la que Vaughan nos presenta esta época, pero creo que si tenemos en cuenta que el universo en el que se ambienta es uno en el que existen tardígrados gigantescos que actúan como Godzilla y humanos avanzados que tratan de acabar con la vida de unas preadolescentes que portan periféricos de Apple que nunca han llegado a comercializarse, esos detalles de tipo histórico no son excesivamente importantes…

El viaje que hacen nuestras protagonistas al final del segundo tomo de Paper girls es lo que las lleva hasta un punto temporal situado aproximadamente unos once mil años antes del momento en el que nosotros comenzamos a contar el tiempo. Aquí se van a encontrar con bestias enormes, brechas temporales, cavernícolas bastante avanzados para su tiempo e incluso alguna exploradora del futuro…

Juntas de nuevo

Tras pasar algún tiempo separadas, al comienzo de este tomo nos encontramos de nuevo con nuestras cuatro protagonistas unidas otra vez. KJ, Erin, Mac y Tiffany duermen alrededor de un fuego varios miles de años en el pasado. Probablemente nunca se imaginaron que acabarían así en ese dónde y en ese cuándo, pero ahí están. Lamentablemente, la reunión no se alargará demasiado porque rápidamente se las van a arreglar para separarse de nuevo en dos grupos…

Paper Girls 3
En esta historia hay cosas raras, y luego está esto…

Dos de ellas se van a encontrar con una nativa, una muy peculiar cuya primera impresión no es demasiado buena. De su cuello cuelga un collar adornado con circuitos integrados, a su espalda porta a su bebé, siendo ella una chica de la misma edad que ellas aproximadamente (las cosas eran distintas en aquellos tiempos por lo visto), habla un idioma ininteligible y las amenaza con su mortal arco. Por suerte, gracias al traductor universal futurista que llevan consigo, pronto la relación se suavizará y las tres colaborarán para encontrar al otro grupo y evitar a la vez ser halladas por un trío cavernícolas que se creen con derecho a tomar la vida del hijo de esta extraña chica.

En cuanto al otro grupo, estas se dan de bruces con una especie de entidad piramidal de la cuarta dimensión cuya naturaleza promete ser el centro de todo el lío en el que se encuentran, aunque para llegar al núcleo de esto probablemente Brian K. Vaughan se vaya a tomar aún mucho tiempo.

Por si todo esto no fuera suficientemente loco, se nos introduce aquí además a otro personaje. Una científica viajera en el tiempo que proviene supuestamente de nuestro futuro cercano y parece estar relacionada con el origen de todo el problema. Sin embargo, al igual que ocurre con la pirámide y con otras tantas cosas que se dejan ver por estas páginas, lo que Vaughan nos ofrece es apenas un destello, poco más que una pieza del enorme puzzle que es Paper Girls. Y ahí reside el único “pero” que le puedo poner a esta magnífica obra, y es que la cantidad de pequeñas pistas desubicadoras que se nos ofrece por cada número de la serie es tremendo, lo cual provoca que el lector se pueda perder con relativa facilidad.

Paper Girls 3
¿Eso es un cavernícola con un casco de astronauta? Sí, es un cavernícola con un casco de astronauta…

Probablemente este sea un problema que, una vez terminada la serie, con una lectura completa se disipe, pero los que seguimos este cómic a ritmo de publicación lo sufrimos mucho. Aquí es donde quizás se aprecie más el trabajo de Vaughan como guionista de las temporadas centrales de Lost, aquella gloriosa serie de televisión que nos mantuvo durante años atentos a cada detalle y que en determinado momento jugaba muy bien con los viajes a través del tiempo.

La excelencia de la sencillez

En el apartado gráfico nos encontramos una vez más con un Cliff Chiang que, apoyado por el color de Matt Wilson, algo muy destacable en esta serie, hace de lo simple su seña de identidad. Prescindiendo de detalles superfluos, Chiang se centra en dotar de fuerza a cada viñeta a través de un trazo rotundo, preocupándose más de construir una narración sólida y fluida que de recrearse en su trabajo.

Y es que, a fin de cuentas, Paper Girls está pensada para aquellos lectores que gozan con una historia interesante, atractiva y bien contada. La maestría con la que Vaughan desarrolla esta compleja trama de ciencia ficción de forma paralela al desarrollo de sus personajes principales es envidiable, y logra de nuevo llegar al final del tomo y dejarnos con ganas de más, algo que siempre es señal de haber hecho bien las cosas.

El tercer tomo de Paper Girls publicado por Planeta Cómic se presenta en formato tapa dura sin sobrecubiertas manteniendo el estilo de los anteriores volúmenes. Contiene 136 páginas, con un tamaño de página de 16,8 x 25,7 cm, y presenta los números del #11 al #15 de la edición americana de la serie Paper Girls de Image Comics. Este volumen incluye además todas las portadas de los números de la edición americana de la colección (aunque no se incluyen los graciosos extras finales del tipo “correo del lector” que venían en la edición en grapa). La traducción ha sido realizada por Diego de los Santos, el precio de venta recomendado es de 16,95 € y se puso a la venta en noviembre de 2018.

Paper Girls 3

Brian K. Vaughan

Brian K. Vaughan es un guionista estadounidense que nació en Ohio en 1976, cuyo nombre está sobresaliendo estos días debido a las nominaciones que ha recibido su última obra, Saga. Aun así, no es la primera vez que le vemos en el listado de los premios Eisner (los Oscars del mundo del cómic), ya que desde el año 2003 ha estado incluido entre sus nominados, ya sea por la serie Y, el último hombre, Runaways o por la que hoy nos ocupa, Ex Machina.

Su labor como buen guionista le precede, razón por la que además de estar siempre inmerso en el mundo del cómic, ha realizado varios trabajos para la industria televisiva, como fue la serie Perdidos (por la que fue nominado durante dos años consecutivos a los Writers Guild of America Awards) o La Cúpula, además de encontrarse hoy en día trabajando en las adaptaciones al cine de dos de sus principales obras.

Su primera incursión en el mundo del cómic la realizó mientras estudiada cine en la Universidad de Nueva York, ya que se apuntó a un proyecto de Marvel llamado Stan-hattan, en el que se formaba a jóvenes guionistas inexpertos, lo que le llevó a realizar su primer trabajo para el cómic Tales From the Age of Apocalipse #2 (editado en diciembre de 1996). Desde ese momento, su incursión en las dos grandes editoriales americanas lo llevó a escribir historias de personajes como Spiderman, X-Men, Capitán América, Batman o Green Lantern entre otros. Aun así, Vaughan siempre ha dicho que prefiere centrar su trabajo en series propias en lugar de escribir las historias de personajes ya ideados, hecho que hace que no pueda explayar su imaginación totalmente, lo que le ha llevado a crear varias series desde cero.

De esta forma, en el año 2002 comenzó una serie denominada Y, el último hombre, donde nos mostraba como todos los hombres del planeta morían repentinamente, quedando solamente vivos un joven llamado Yorick y su mono Ampersand, lo que les acarrearía multitud de problemas en su aventura por buscar una solución. Dos años después se embaucó en una nueva serie llamada Ex Machina, la cual precede este artículo. Tras esta, en el año 2006 creó Los Leones de Bagdag donde nos hablaba de un caso verídico que se dio en 2003, en el que una manda de leones se escaparon del zoológico de Bagdag tras el bombardeo estadounidense. Finalmente, en el 2012 se embarcó junto a la dibujante Fiona Staples en el cómic Saga, el cual mezcla la ciencia ficción con la fantasía.

Paper Girls 3

Paper Girls 3

ISBN: 978-84-9173-001-9

¡El tercer tomo recopilatorio de una de las series del momento!

Brian K. Vaughan, escritor de SAGA y autor bestseller según New York Times, y Cliff Chiang, el legendario dibujante de Wonder Woman, regresan con el aclamado colorista Matt Wilson en el tercer volumen de PAPER GIRLS, mientras la increíble serie continúa.

Las repartidoras de periódicos Erin, Mac y Tiffany se reúnen por fin con su perdida amiga KJ en el pasado prehistórico, donde descubren los orígenes secretos del viaje en el tiempo y usan cualquier medio a su alcance para volver a casa.

Es una historia de violencia, matanza y maternidad vista a través de los ojos de cuatro niñas de 12 años de 1988.

Serie revelación de 2016, ganadora de Premios Eisner y Harvey.

Guion: Brian K. Vaughan

Dibujo: Cliff Chiang y Matt Wilson

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.