Reseña de Violent Love 2: Corazones en llamas

Violent Love

Una historia de venganza

La publicación del primer tomo de Violent Love fue una agradable sorpresa, y por suerte Norma Editorial no nos ha hecho esperar demasiado tiempo para poder hacernos con la conclusión de una historia que en su primera mitad nos había dejado con un cliffhanger de esos que hacen que te subas por las paredes y cuentes los días hasta su resolución. Y ahora, ese día ha llegado a través de un tomo titulado Violent Love 2: Corazones en llamas.

Violent Love
Portada del octavo número de la serie Violent Love

Ajuste de cuentas

En el primer tomo de esta serie asistíamos a las aventuras de una joven llamada Daisy Jane, una antigua camarera forjada a fuego por un revés del destino que acabó por cruzar el camino de su familia con el de ciertos grupos criminales que le trajeron la desgracia. A partir de ese momento, la vida de Daisy cambió de forma radical y comenzó a desarrollar su faceta delictiva, lo cual la metió en no pocos problemas de forma muy rápida.

Pero la suerte, si así se la puede llamar, acompañó a nuestra protagonista en los momentos más decisivos, en aquellos en los que su vida dependía de una tirada de dados. La clase de gente con la que empezó a mezclarse no solo estaba compuesta por maleantes sin escrúpulos y escoria de la peor calaña, sino que también conoció a gente relativamente decente. Y ahí es donde entra Rock Bradley, un muchacho con sangre en las venas y cierto sentido de la lealtad. La relación profesional entre ambos floreció muy rápido, y su pasión por los robos convirtió a la pareja en los Bonnie & Clyde de la década de los años setenta.

Violent Love
¿Hay una forma mejor de expresar el amor que con un arma cargada?

Como suele pasar en estos casos, un romance tan peligroso como este acabó en desgracia. El dúo brilló con una fuerza tremenda, pero su luz se apagó demasiado pronto. Sin embargo, a pesar de lo que podríamos haber pensado en un primer momento, Daisy sobrevivió a ese tipo de vida para llegar a convertirse en una mujer madura, en la madre de la hija de Rock. Eso sí, una madre que ni olvida ni perdona…

Amor a quemarropa

En este segundo tomo la narración se va a producir de forma paralela en dos líneas temporales. Por una parte, la carrera criminal de Daisy y Rock se seguirá desarrollando a la vez que comienzan a surgir las primeras chispas de amor entre ambos. Sabemos que la cosa acabará en desgracia, pero será a través de la Daisy madura que conoceremos cómo va a acabar la historia. Resulta realmente interesante la forma en la que el cómic refleja cómo el paso del tiempo ha afectado a los principales personajes de la historia, situándolos en muchos casos en lugares realmente alejados de su punto de partida.

Violent Love
Planes románticos para hoy: toma el dinero y corre

A pesar de que los autores no tratan de ofrecernos una trama que nos vaya a volar la cabeza, este final tiene sus buenos giros argumentales inesperados y sus sorpresas. Desde luego, este no parece ser el objetivo de la obra, ya que lo que aquí se nos cuenta no es más que algo que hemos visto miles de veces. Desde las películas de Quentin Tarantino hasta el cine de gángsteres de la época del blanco y negro, pasando por un montón de relatos de género negro situados entre medias, la historia de una pareja de jóvenes que están unidos más por el peligro de vivir en el lado equivocado de la ley y el sonido de las balas a su alrededor que por su propia atracción no resulta nada novedosa.

Sin embargo, en el guion de Frank J. Barbiere nos encontramos algunos cambios de ritmo que le añaden a la historia la pizca justa de pimienta como para hacerla refrescante y original. Pero no cabe duda de que estamos ante uno de esos cómics en los que el “cómo” es mucho más importante que el “qué”. La forma de narrar la trama, tanto a nivel argumental como visual, es realmente lo que convierte a esta serie en todo un acierto.

De viñeta a viñeta

Sin duda, lo más atractivo de esta serie es el arte de Víctor Santos. Este híbrido de Darwyn Cooke y Frank Miller se esfuerza en que la narración de esta obra sea lo más fluida posible, dotando a cada página de la composición más adecuada bien para trasladar ciertas sensaciones al lector o bien para relatar los hechos de una manera en la que logra que te sientas parte de la escena y las viñetas se conviertan en pestañeos de acción que transcurren a tu alrededor, pudiendo llegar a ver casi como los personajes deambulan por las páginas como si de una gran sala tridimensional se tratara.

Violent Love
Nada mejor que un atraco con armas de fuego para empezar bien el día

Probablemente su trazo podría ser más preciso, puede que la elección de la paleta de colores elegida sea más ambiental que otra cosa, pero es una gozada leer lo dibujado por este tipo. Siguiendo la ley del “menos es más”, Santos te coge la mano en la primera página y ya no te la suelta hasta llegar al final, haciendo un recorrido por una serie de acontecimientos por los que va saltando de uno a otro de una forma tan suave como elegante.

Lo cierto es que se echa de menos en el panorama actual la presencia de más dibujantes con esta preocupación por la narrativa visual, pero por suerte tenemos obras como esta en las que podemos olvidarnos por un momento de las viñetas abigarradas, de las grandes splash pages de tipo blockbuster y de la supremacía del impacto directo en detrimento de otros valores menos evidentes.

En resumidas cuentas, el final de esta historia cumple con las expectativas y cierra una serie redonda que resulta a la vez refrescante y placentera. Violent Love es directa, sencilla y visualmente maravillosa, y a pesar de ello se reserva las suficientes sorpresas como para disfrutarla a más de un nivel. Una de las lecturas más satisfactorias con las que te vas a encontrar este año.

En lo referente a la edición, hay que decir que este segundo volumen de Violent Love presentado por Norma Editorial mantiene el aspecto del primer tomo, con un formato de tapa blanda con un tamaño de página de 17 x 26 cm. El tomo contiene 144 páginas a color e incluye la traducción de los números del #6 al #10 de la edición americana de Violent Love. El precio de venta recomendado es de 17,5 € y se puso a la venta en noviembre de 2018.

Violent Love

Violent Love 2: Corazones en llamas

ISBN: 978-8-467-93308-6

El amor de verdad no es prudente.

La historia de Daisy Jane llega a un explosivo final con una trágica pérdida en el pasado y el enfrentamiento con su escurridizo objetivo en el presente.

Frank J. Barbiere (Five Ghosts) y Victor Santos (Polar) se enorgullecen en presentar una historia de amor y violencia basada en hechos reales; un relato repleto de romance, armas y venganza.

Guion: Frank J. Barbiere

Dibujo: Victor Santos

Violent Love 2: Corazones en llamas

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.