El Videoclub: Antboy 3

Como todo fan de esta web sabe, hace mucho tiempo que el mundo del cómic está estrechamente relacionado con los medios audiovisuales, aunque la conexión ha sido mayor desde la entrada del nuevo siglo, sobre todo en el género fantástico. Por lo tanto, a nadie le extraña el hecho de que cada vez haya más superhéroes dando el salto desde las viñetas hasta la televisión y la pantalla de cine. Sin embargo, no todos ellos surgen de las páginas de un tebeo, aunque ese sea su medio de aparición más habitual. Algunos, como Antboy, deben su origen a los libros. Y hemos mencionado a este superhéroe en cuestión porque es, precisamente, en el que nos queremos centrar en este artículo, ya que la idea original del escritor danés Kenneth Bøgh Andersen le ha resultado más que rentable al mundo del celuloide, dando pie al rodaje de nada menos que tres entregas cinematográficas, cuyos títulos son: Antboy, el pequeño gran superhéroe (2013), Antboy 2: La venganza de la Furia Roja (2015) y Antboy 3 (2016), que es el filme que analiza este artículo.

Al igual que en las dos entregas anteriores, Ask Hasselbalch vuelve a ocupar la silla del director en este largometraje, de menos de hora y media de duración, en el que Oscar Dietz, Nicolas Bro, Samuel Ting Graf, Amalie Kruse Jensen y Cecilie Alstrup Tarp repiten en sus roles de Pelle NøhrmannDoctor Gæmelkrå, Wilhelm, Ida y Amanda, respectivamente, aunque en el último caso tan solo se trate de un breve cameo. Junto a todos ellos podemos destacar la actuación de Paprika Steen (en el papel de Alicia Dufort).

Al inicio del filme, podemos comprobar que el joven Pelle Nøhrmann, pese a las protestas de su amigo Wilhelm, tiene la convicción de que, si ya no queda ningún supervillano al que hacer frente, quizás sea el momento de dejar de ser Antboy. Además, eso concuerda con la idea de irse con su novia Ida a una residencia estudiantil durante todo un año. Sin embargo, cuando se entera de la salida de la cárcel del Doctor Gæmelkrå, antiguamente conocido como el supervillano Pulga, y de la repentina aparición de un nuevo justiciero en la ciudad, del cual no está muy claro a favor de qué bando lucha, el joven Pelle se replantea sus planes tanto de abandonar la ciudad como de dejar de ser Antboy. A medida que se va involucrando en la trama, el superhéroe adolescente no tarda en descubrir que las cosas no son siempre lo que parecen y que algunas personas sí merecen tener una segunda oportunidad.

Pese a que el protagonista del filme no este basado en ningún superhéroe de cómic, las referencias a los personajes de dicho medio, sobre todo de Marvel y DC, son más que notorias, empezando por las imágenes de inicio y final de la película, que nos presentan y despiden el largometraje como si del interior de un tebeo se tratase. Por si esto no fuera suficiente guiño a los lectores, a lo largo de toda la trama, oímos hablar de personajes muy conocidos por los fans del noveno arte, tales como Xavier y su Escuela para Jóvenes Talentos, Cable, Deadpool, Katana, Elektra, Etrigan, Batman, Mister Mystic y el Comandante Combat (que es el único miembro de la lista que ha sido creado exclusivamente para el filme). También se hacen menciones a grandes estrellas del mundo editorial como son el dibujante Rob Liefeld y el recientemente fallecido Stan Lee, de quien no hace falta decir más detalles, además de a los personajes de Harry Potter.

Pese a que, al terminar el filme, se dice, de boca del propio protagonista, que esto no es el final de la historia, sino un principio, de momento, no se ha oído hablar del estreno de una cuarta entrega. La verdad es que el hecho de que no se lleve a cabo tiene bastante lógica, puesto que los actores ya estaban bastante creciditos en 2016, que, como ya hemos comentado, fue el año de estreno de Antboy 3. Y es que, precisamente, la gracia de este personaje en cuestión radica en su juventud y, dada la rapidez con la que crecen los niños, los actores ya estarían muy mayores cuando se empezase a rodar la cuarta parte, la cual no podría ser estrenada antes de 2019. Por supuesto, también se podría optar por el manido recurso de cambiar a los actores pero, a menos que se tratase de un reinicio, es una técnica que nunca ha sido muy del agrado de los espectadores.

Teniendo siempre claro siempre que los principales consumidores de productos como Antboy 3 son los niños, el hecho de no burlarse de la inteligencia del espectador y conseguir crear una película que sea tan ligera como divertida siguen siendo los aciertos de esta saga, lo que convierte a este largometraje en una digna secuela del filme original.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.