El Videoclub: Jem y los Hologramas

En 1985, la empresa juguetera Hasbro decidió dar luz verde a la salida en antena de la serie Jem and the Holograms, traducida en nuestro país como Jem, chica pop, con la intención de usarla como plataforma de lanzamiento para una nueva línea de muñecas. Con un total de 65 capítulos, de 24 minutos de duración cada uno, la serie estaba protagonizada por las hermanas Jerrica y Kimberly Benton, dos chicas de Los Ángeles que, tras quedarse huérfanas, descubren que Starlight Music, el imperio levantado por su padre, puede ir a parar a manos de Eric Raymond, quien pretende usarlo para llevar al estrellato a un grupo conocido como las Misfits. Junto a sus amigas Aja Leith y Shana Elmsford, las dos hermanas están dispuestas a impedirlo, ya que también está en juego la supervivencia del orfanato femenino Starlight, el cual su padre había mantenido abierto gracias a las ganancias de la compañía musical.

Con la ayuda de Synergy, una mujer holográfica que hace acto de presencia cuando Jerrica activa unos pendientes mágicos, un regalo paterno póstumo, las cuatro amigas consiguen todo lo necesario para crear su propio grupo musical y poder competir contra Eric Raymond y sus Misfits. Además, gracias  a una aplicación especial de Synergy, capaz de cambiar el aspecto visual de una persona, Jerrica Benton se transforma en Jem, secreto que solo comparten las integrantes del grupo y que mantiene confundido a Riot, cantante de The Stingers, que siente atracción por las dos identidades de Jerrica. Así, en reconocimiento a la labor de Synergy, nace el grupo conocido como Jem y los Hologramas.

La serie, pensada inicialmente para el público femenino, aunque también contaba con bastantes seguidores masculinos, se mantuvo en antena, con un considerable éxito, hasta 1988, año en que se decidió cancelarla, debido a la caída de ventas de las muñecas de dicha línea. Eso hace que resulte curioso que, veintisiete años después, el director Jon M. Chu llevase al cine Jem y los Hologramas, como ya comentamos en su momento, película basada en la serie de animación, cuyo análisis puedes leer a continuación:

El reparto de este filme, de 118 minutos de duración, está compuesto por Aubrey Peeples (como Jerrica Benton/Jem), Stefanie Scott (en el papel de Kimberly Benton), Hayley Kiyoko (que interpreta a Aja Leith), Aurora Perrineau (que encarna a Shana Elmsford), Ryan Guzmán (que hace de Rio Pacheco), Juliette Lewis (que se transforma en Erica Raymond), Molly Ringwald (que se mete en la piel de la señora Bailey), Nathan Moore (que da vida a Cremallera), Barnaby Carpenter (como Emmet Benton) y Eiza González (en el papel de Sheila ‘Jetta’ Burns).

Cuando el padre de Jerrica y Kimberly Benton muere, las chicas deben ir a vivir a casa de la tía Bailey, donde no tardan en trabar amistad con Aja Leith y Shana Elmsford. Sin embargo, cuando surge la idea de grabar un videoclip musical, todas la acogen con entusiasmo, con la excepción de Jerrica Benton, que prefiere componer y cantar en soledad, sin saber que su hermana la está grabando y que planea subir el vídeo a internet. Cuando su difusión resulta un éxito, las cuatro amigas deciden aceptar la oferta de la compañía musical Starlight y formar un grupo musical (que no será bautizado como Jem y los Hologramas hasta el final de la película) para ayudar a la tía Bailey con sus problemas económicos. Sin embargo las cosas se complican cuando Juliette Lewis, la dueña de la compañía, tiene claro que solo desea contar con Jerrica.

Como se puede comprobar con tan solo hacer una primera lectura de la sinopsis, las diferencias entre la serie original y la película son bastante reconocibles. Algunos de los cambios más notorios son sustituir a Eric por Erica, que no exista ningún orfanato, que Synergy haya quedado relegada a un pequeño robot (que nos recuerda a H.E.R.B.I.E, el androide de los Cuatro Fantásticos) y que la doble identidad que Jerrica Benton tenía en la serie se reemplace por ponerse una peluca y maquillaje, lo cual echa a perder la posibilidad de que Rio se sienta dividido entre sus sentimientos por Jerrica y Jem. Además, las protagonistas mostraban un aspecto más adulto en la serie.

La película cuenta con una escena situada entre medias de los créditos finales, en la que aparecen las Misfits, a las cuales hemos echado de menos a lo largo de todo el  metraje, como supuestas enemigas de las protagonistas en una secuela que no parece que vaya a rodarse nunca, ya que tanto la crítica como el público respondieron de forma desfavorable.

La película Jem y los Hologramas es aceptable como filme independiente, pero resulta bastante pobre como adaptación de la serie animada. A eso hay que añadir el hecho de que los fans del material original son ya treintañeros, como mínimo, puesto que los adolescentes de hoy en día, principal público al que va destinada la película, no han crecido con estos personajes y no saben quienes son, lo que la convierte en un producto para adultos nostálgicos. Sin embargo, en los años ochenta y con un guion más fiel al material original, es muy posible que la idea hubiera funcionado.

Reseña
Nota genérica
Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.