Reseña de Colección Novelas Gráficas Marvel – El Estandarte del Cuervo y otros relatos

Mitos y gestas

Al igual que ocurrió con la reciente publicación del tomo de lujo Thor: Relatos de Asgard, en Panini Comics parecen interesados en darnos a conocer al entorno clásico del Dios del Trueno. El otro cómic de reciente aparición que va por esta misma línea es Colección Novelas Gráficas Marvel – El Estandarte del Cuervo y otros relatos, un estupendo tomo que pretende profundizar en las aventuras de los Tres Guerreros además de darnos una nueva oportunidad de disfrutar de la historia del Estandarte del Cuervo de Alan Zelenetz y Charles Vess.

Estandarte del cuervo

Los Tres Guerreros

Fandral el Apuesto, Hogun el Severo y Volstagg el Voluminoso. Tres personajes que, a pesar de no pertenecer al panteón de dioses de la mitología nórdica, han acompañado a Thor en sus andanzas por el Universo Marvel casi desde el primer momento. Para encontrar su primera aparición nos tendríamos que remontar al número #119 de la serie Journey into mistery, publicado en el año 1965 y realizado por los míticos Stan Lee y Jack Kirby.

Fandral es un maestro espadachín muy inspirado en el aspecto físico de Errol Flynn interpretando a Robin Hood. Hogun es un experto en el combate cuerpo a cuerpo y posee un aspecto que podría recordar al que tendría el actor Charles Bronson en sus tiempos mozos si fuera un guerrero mongol. Volstagg es conocido sobre todo por su aparentemente infinita capacidad para comer cualquier tipo de manjar, por su enorme tamaño y por su reticencia a la hora de encarar un combate, aunque llegado el momento es tan fiero y valeroso como cualquiera de sus dos compañeros.

En el Universo Cinematográfico Marvel hemos podido ver a los Tres Guerreros en las películas de Thor con Joshua Dallas primero y Zachary Levi después en el papel de Fandral, Tadanobu Asano en el papel de Hogun y Ray Stevenson en el papel de Volstagg. Sus apariciones quizás no hayan sido lo suficientemente destacables como para potenciar su rol en los cómics como ha ocurrido con otros personajes, pero ha ayudado a recuperar un poco el brillo perdido con el paso de los años…

A pesar de que en no pocas ocasiones este trío ha funcionado más como desahogo cómico en las aventuras de Thor que otra cosa, aquí Alan Zelenetz y Charles Vess no escatiman páginas a la hora de dar protagonismo a estos héroes y profundizar a la vez en todo lo que es el entorno del Dios del Trueno, estableciendo hasta cierto punto la dinámica de grupo con la que estos asgardianos funcionan normalmente.

Pero de todas las historias de los Tres Guerreros que se incluyen en este tomo, quizás la que más ha llamado mi atención sea esa guionizada por Len Wein y dibujada por John Buscema, una en la que el trío tiene una aventura en Midgard que les lleva de aquí para allá y se meten en todo tipo de embrollos. Lo cierto es que no cuesta mucho imaginarse una serie actual que recuperara el espíritu de este capítulo, con Fandral, Hogun y Volstagg viviendo en nuestro mundo, un mundo que apenas llegan a comprender al mirarlo siempre desde un prisma asgardiano, lo cual podría dar lugar a situaciones de lo más cómico.

Estandarte del cuervo

El Estandarte del Cuervo

El Estandarte del Cuervo (Hrafnsmerki) históricamente fue una bandera posiblemente de naturaleza totémica utilizada entre los siglos IX y XI por los pueblos vikingos que representaba seguramente al dios Odín y tenía el objetivo de introducir el terror en el corazón de los enemigos en batalla. Los autores de esta obra se sirven de este elemento para elaborar en torno a él una historia que lleva este objeto por título embutida en mitad del tomo, una historia de héroes y villanos en la que el estandarte en sí posee el poder de dar la victoria al bando que lo porta, con el único coste de la vida de aquel guerrero que lo lleve en su mano. Un objeto tan importante como este no va a resultar de difícil tratamiento para el relato de una gesta en la que los dioses y otras criaturas de compleja naturaleza se verán implicados.

La historia comienza con una batalla, una en la que los asgardianos van a derrotar a sus enemigos perdiendo la vida de uno de sus mejores soldados, Grim Magnus. Grim no ve llegar a la muerte con desagrado, sino que ofrece con gusto su vida, pues tal es su propósito al ser su familia la encargada de portar el Estandarte del Cuervo. A su muerte, su hijo Greyval Grimson debería ser el encargado de recoger la bandera para llevarla a la siguiente batalla en el futuro de Asgard, pero los enemigos de este reino se aprovechan de la débil voluntad del joven para evitar que este esté presente en el momento en el que el Estandarte del Cuervo debe ser recogido de las manos muertas de su progenitor.

Lejos de lamentar su torpeza, Greyval ve en lo ocurrido una oportunidad: la de evitar su trágico y temprano final y disfrutar de una larga vida de placer junto a su prometida, la valquiria Sygnet. Sin embargo, Greyval descubrirá que el amor que esta le profesa se puede desvanecer en un instante si ella sospecha que su futuro esposo es un cobarde. De esta forma, Greyval se tendrá que convencer a sí mismo de que debe aferrarse a su destino y emprender una gesta para recuperar su legado y su honor.

En su aventura le acompañará nada más y nada menos que Balder el Bravo, un guerrero con un aspecto muy distinto del que veríamos posteriormente en sus momentos de mayor brillo durante la etapa de Walter Simonson en la serie regular de Thor. No será este el único personaje conocido que hará acto de presencia por las páginas de esta historia, pero sin duda será el que más relevancia va a tener. En oposición a la misión de este dúo tendremos al primo de Greyval, Horskuld, quien por los motivos más equivocados se ha propuesto encontrar antes que nadie el preciado Estandarte del Cuervo.

Estandarte del cuervo

Desmitificando a los dioses

Si hay algo que ha llamado poderosamente mi atención en la historia del Estandarte del Cuervo es el tratamiento que los autores le dan a los protagonistas asgardianos de esta historia. Lejos de otorgarles la solemnidad con la que Thor se suele presentar, aquí vemos a unos personajes cuyas acciones vienen muy marcadas por sus pasiones más terrenales. La cobardía de Greyval, la soberbia de Sygnet y la lujuria de Horskuld acercan más esta narración a obras como ‘Excalibur’ (John Boorman, 1981) o ‘Los señores del acero’ (Paul Verhoeven, 1985), con ese cierto tono decadente y vil, que a las típicas historias de dioses nórdicos a las que estamos acostumbrados.

En resumen, Colección Novelas Gráficas Marvel – El Estandarte del Cuervo y otros relatos es un volumen que van a disfrutar sobre todo aquellos que sienten devoción por todo lo relacionado con el Asgard más clásico. El tono de las historias y su apartado gráfico con cierto toque europeo (en el caso de la historia que da título al tomo) hacen de este cómic algo único que merece un lugar de honor en la estantería de cualquier lector de Marvel Comics.

El tomo Colección Novelas Gráficas Marvel – El Estandarte del Cuervo y otros relatos publicado por Panini Cómics en tapa dura con encuadernación holandesa contiene 208 páginas a color con un tamaño de página de 21 x 27,7 cm e incluye la traducción del número #30 de Marvel Spotlight, de los números #13, #20, #34, #35, #36 y #37 de Marvel Fanfare y la historia contenida en Marvel Graphic Novel: The Raven Banner. El precio de venta recomendado es de 25 € y se puso a la venta en noviembre de 2018.

Estandarte del cuervo

Colección Novelas Gráficas Marvel – El Estandarte del Cuervo y otros relatos

La extraordinaria aportación de Alan Zelenetz y Charles Vess a los mitos asgardianos, reunidos en un único volumen, con el protagonismo destacado de Los Tres Guerreros.

Este volumen incluye también la primera aventura en solitario de Fandral, Hogun y Volstagg.

Guion: Alan Zelenetz y Len Wein

Dibujo: Charles Vess y John Buscema

Colección Novelas Gráficas Marvel – El Estandarte del Cuervo y otros relatos

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.