Reseña de Marvel Héroes – Capitán Britania

El centinela británico de la libertad

Quizás en la actualidad no sea uno de los personajes más importantes de Marvel Comics, pero el Capitán Britania tuvo su época de esplendor. Curiosamente esta coincide con el momento en el que un autor de la talla de Alan Moore estaba al frente de sus aventuras, y ahora gracias a Panini Comics vemos recogida en un solo tomo de lujo titulado Marvel Héroes – Capitán Britania toda esta etapa junto a la de otros guionistas como Jamie Delano o Dave Thorpe, una era en la que un joven Alan Davis estuvo siempre presente en el apartado gráfico.

Capitán Britania

La historia de Brian Braddock

El personaje de Brian Braddock fue creado por Chris Claremont, el patriarca mutante, y por Herb Trimpe, quien también fue responsable de Lobezno, en el primer número de la serie semanal Captain Britain, publicado en octubre de 1976, hace ya más de cuatro décadas. Originalmente se concibió como el equivalente británico del Capitán América, aunque salvo por el rango militar contenido en su nombre y su pelo rubio poco tienen que ver estos dos personajes.

Brian nace en el seno de una familia inglesa en Essex junto a su padre, el doctor Sir James Braddock, su madre, Elizabeth Braddock, su hermano mayor, James Braddock (sí, igual que el personaje de Chuck Norris en la saga de películas Desaparecido en combate) y su hermana gemela, Betsy Braddock. Tras la muerte de sus padres, Brian fue a estudiar en el centro Darkmoor de investigación nuclear, lugar en el que, tras uno de esos típicos accidentes de laboratorio que convierten a personas normales en superhéroes o supervillanos, recibió de manos de Merlín y de la hija de este, Roma, los poderes que le convirtieron en el Capitán Britania.

En su entorno nos encontramos con personajes y organizaciones que definirán su mitología durante los siguientes años a su aparición, como STRIKE, el equivalente británico de SHIELD, el policía Dai Thomas, el elfo Jackdaw o el asesino Slaymaster, aunque con el tiempo se acabaría integrando con los elementos norteamericanos del Universo Marvel hasta llegar a formar parte del grupo conocido como Excalibur junto a su pareja Meggan (con quien acabaría por casarse) y algunos mutantes tan conocidos como Rondador Nocturno, Rachel Summers o Kitty Pryde y su mascota Lockheed.

Capitán Britania

Y entonces llegó Alan Davis

En el momento en el que el señor Alan Davis entra a dibujar al personaje junto al guionista Dave Thorpe el aspecto del Capitán Britania cambia radicalmente. Sin motivo justificado, Braddock dejará atrás el traje rojo con el león amarillo en el pecho dando paso al que conocemos hoy en día, con los colores de la bandera de Reino Unido.

Acompañado de una especie de elfo llamado Jackdaw, nuestro héroe vuelve a la Tierra después de haber vivido aventuras multiversales muy lejos de su hogar. Pero, para su sorpresa, la Inglaterra a la que regresa poco tiene que ver con aquella que dejó tanto tiempo atrás. Thorpe se mete aquí en temas políticos, una tendencia popular en aquellos tiempos (estamos en este momento a principios de la década de los años ochenta) entre los guionistas británicos debido al alzamiento de la derecha y de personajes como Margaret Thatcher, algo que posteriormente acabaría por propiciar su salida de la serie debido a desavenencias con la editorial.

A pesar de tener todavía el cómic un tono bastante ingenuo, no cabe duda de que en comparación con la mayor parte del mainstream de la época aquí teníamos algo notablemente más adulto y complejo. Sin embargo, la única aportación de Thorpe a la historia del personaje que tuvo relevancia en los siguientes años fue la inclusión del personaje de Jim Jaspers, fundamental villano en la etapa de Moore como guionista, a pesar de que su presencia fue puramente anecdótica aquí.

Pero fue Alan Davis la persona que realmente puso al Capitán Britania en boca de mucha gente gracias a su innovadora estética. A pesar de que en este momento todavía no tenemos al mejor Davis, muy joven aún, su elegante trazo y su habilidad para crear rostros que reflejan auténticas emociones y cuerpos que se mueven con una gracia exquisita no dejó a nadie indiferente. Tal fue así que a pesar del paso de distintos guionistas por la serie en los siguientes años, fue Davis quien siguió dotándole de vida en las viñetas de forma continua.

Capitán Britania

La densidad de Moore

Con la llegada de Alan Moore la serie subió de nivel. El barbudo de Northampton llegó para reinventar el personaje de la misma forma que haría con otros como por ejemplo La Cosa del Pantano, Supreme o Miracleman (quien, por cierto, tiene su cameo en estas páginas). Moore “mata” al personaje para devolverlo a la vida inmediatamente y desarrollarlo bajo sus propias reglas. Quizás el Capitán Britania no adquiera una profundidad demasiado notable aún así, pero su entorno y su mitología se ven radicalmente afectadas. Las distintas versiones multiversales del personaje cobran gran importancia ahora, convirtiendo a Braddock en un engranaje más de una maquinaria mucho más grande de lo que nadie podría haber sospechado entonces…

Y no sería esta la única característica de su etapa que el guionista utilizaría en otros proyectos de su carrera. El amante de la obra de Moore se va a encontrar aquí con lugares conocidos, como ese tono superheroico crepuscular en el que la era de los justicieros en mallas ha quedado atrás que tan importante fue en Watchmen o los conceptos prestados de otras ficciones, como Alicia en el país de las maravillas de Lewis Carroll o incluso 2001: Una odisea del espacio de Stanley Kubrick.

Capitán Britania

Sin duda, la etapa con Moore como guionista es la más gloriosa en la vida del personaje, a pesar de no encontrarse esta entre los mejores trabajos del escritor. La visión del creador de From hell fue realmente revolucionaria en el momento en el que fue desarrollada, y no sería realmente abandonada con su salida de la serie. Su amigo Jamie Delano, quien también se encargaría posteriormente de recoger el testigo de Moore con el personaje de John Constantine en la serie Hellblazer años después, trató de seguir la estela de este a continuación, firmando una etapa que quizás no resultara tan brillante pero que fue mucho más que digna.

En resumidas cuentas, en este tomo vamos a encontrar un conjunto de historias realizadas por autores de renombre que sentó los pilares de lo que es el personaje del Capitán Britania, algo que visto en perspectiva resultó estar bastante adelantado a su tiempo y que a día de hoy puede ser disfrutada enormemente sin condescendencia alguna, ya que ha resistido el paso del tiempo como pocas obras de aquellos tiempos han podido.

El tomo Marvel Héroes – Capitán Britania publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 552 páginas a color con un tamaño de 17 x 26 cm. e incluye la traducción de los números #377 y #378 de Marvel Super-Heroes, del #1 al #11 de The Daredevils, del #7 al #16 del segundo volumen de The Mighty World of Marvel y los catorce primeros números de Captain Britain. El precio de venta recomendado es de 42 € y se puso a la venta en noviembre de 2018.

Alan Moore

Nacido en Northampton (Reino Unido) en 1953, está considerado por muchos el mejor guionista de cómics de la historia. Debutó en su país natal con seriales para 2000 AD y Warrior que llamaron la atención de Len Wein, editor de DC, que le ofreció cruzar el charco. Así, a principios de los años 80, creó hitos como ‘La Cosa del Pantano’,‘Watchmen’, ‘V de vendetta’ o las historias incluidas en ‘El Universo DC de Alan Moore’. También es el artífice de America’s Best Comics, de donde salieron obras tan destacadas como ‘Top 10′, ‘Promethea’ o ‘La Liga de los Caballeros Extraordinarios’.

Capitán Britania

Marvel Héroes – Capitán Britania

ISBN: 978-8-491-67682-9

La visionaria etapa concebida por algunos de los más destacados autores británicos, reunida por fin en un único volumen.

Antes de Excalibur, Brian Braddock vivió alucinantes aventuras que allanaron el camino hacia el futuro del cómic.

Guion: Alan Moore, Dave Thorpe, Jamie Delano

Dibujo: Alan Davis

Marvel Héroes – Capitán Britania

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.