Reseña de Star Wars: Thrawn

Han pasado casi 30 años desde la primera aparición de Mitth’raw’nuruodo, o lo que es lo mismo, el Gran Almirante Thrawn. Timothy Zhan, creador del personaje y de la trilogía de novelas que le vio nacer, vuelve a retomar el personaje, aunque ahora desde la perspectiva del nuevo canon bajo la compañía Disney, dándole un nuevo origen e insertándolo en una época distinta a la que vivió en Leyendas.

Thrawn

Cuando Disney compró los derechos de Star Wars y empezó a crear un nuevo canon muchos fans se preguntaron qué pasaría con Thrawn, un personaje muy querido dentro del fandom. En la Star Wars Celebration de 2016, en la presentación de la 3a temporada de Star Wars: Rebels, se mostró por primera vez a Thrawn, lo que enloqueció a los fans. Después de verle por primera vez en pequeña pantalla se desveló que Thrawn tendría una nueva novela y además escrita por su creador, Timothy Zhan, una jugada maestra por parte de Disney.

Ahora nos llega esta primera novela y nos encontramos a Thrawn en un planeta del borde exterior “rescatado” por soldados imperiales. En unos primeros capítulos un poco lentos, conoceremos a un extraterrestre como un fugitivo de su especie que intenta llegar hasta el Imperio para proponer un extraño trato al Emperador Palpatine y que marcará su futuro. Desde entonces, Thrawn junto a Eli Vanto, irá aprendiendo lo difícil que es subir de rango en una organización tan elitista y racista como el Imperio, pasando varios años en la academia naval. Allí también comprobará lo importante que es tener aliados y buenos contactos, cosa que irá haciendo poco a poco mientras a su vez intenta librarse de las trampas que le van poniendo quienes quieren deshacerse de él. Su inteligencia, conocimiento militar y sus estrategias increíblemente eficaces le valdrán para ascender rápidamente en rango, aunque también comprobará lo frágil que es el Imperio en su estructura y sus pretensiones.

La falta de un villano como tal hace que el libro quede un poco cojo en su ritmo, aunque la promesa de un mal mayor en el horizonte y la perspicacia y genialidad de Thrawn hacen su lectura muy ágil. Timothy Zhan conoce a la perfección a su personaje y da igual en qué época lo sitúe, sigue siendo un personaje brillante. Sus deducciones son creíbles y con sentido, algo difícil de conseguir siempre que se trata a personajes especialmente inteligentes. Lo que sí que es nuevo es su manejo con nuevos personaje como Eli Vanto, una sorpresa ciertamente grata. El personaje no parece más que un escriba, un secretario que atiende a Thrawn, pero su crecimiento durante toda la novela es palpable. Gracias al final de la novela, Vanto se convierte en un personaje sumamente interesante y previsiblemente importante en el futuro de la saga. Algo se prepara y parece muy potente, esperemos que no quede en un bluf.

El libro además explora temas que quizás no se han tratado especialmente en este universo como es el del lenguaje y el del racismo. El conocimiento del idioma básico de Thrawn al inicio de la novela es bastante básico (valga la redundancia) y eso hace que para explicar algo use algunos rodeos o aprendamos algo más de su propia lengua. Además, vemos como mejora su uso del idioma durante los años en los que transcurre la historia, aunque hay alguna palabra nueva que le llama la atención o que en su idioma tienen una connotación distinta. Ya hemos hablado de que el Imperio es una organización racista, como se puede comprobar desde Una nueva esperanza, pues apenas hay otras especies en sus filas que no sean humanos. Esto lo vemos claramente en los capítulos donde Thrawn se encuentra en la academia y cómo otros alumnos le increpan solo por ser de otra especie, aunque por la manera de ser del personaje consigue darle la vuelta a la situación y que eso juegue a su favor.

Quizás lo más destacable es que por primera vez vemos a Thrawn como el héroe de su propia historia. Timoty Zhan siempre había trabajado con él como el villano, pero es la primera vez que le veremos como protagonista, y consigue ser uno muy bueno, de hecho es lo que hace que la historia sea entretenida y lo suficientemente interesante. Además de Thrawn y Vanto, también veremos a otros personajes importantes dentro de las filas del Imperio, aunque evitaremos deciros a quién para evitar spoilers, pero son encuentros más que simples cameos.

Star Wars Thrawn

Planeta nos trae en castellano la primera novela de la nueva trilogía de Thrawn bajo una nueva mirada de su creador. Star Wars: Thrawn se presenta en rústica con solapas con un total de 512 páginas a un precio recomendado de 22 euros. La traducción corre a cargo de Albert Agut Iglesias.

Star Wars: Thrawn es una excelente (re)presentación del Gran Almirante Thrawn, un personaje lo suficientemente interesante como para recibir una nueva trilogía. Cualquier fan de Star Wars debería leer esta nueva revisión y disfrutar de un autor que conoce tan bien el universo y el personaje que le hicieron triunfar. Con un inicio un tanto lento no termina de ser lo redonda que se podríamos desear, pero es muy disfrutable y una de las mejores novelas del nuevo canon de Star Wars.

Reseña
Star Wars; Thrawn
@kuronime Dame un webshotter y moveré el mundo.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.