Disney seguirá delegando sus videojuegos en estudios externos

Bob Iger en la premiere de Star Wars: El despertar de la fuerza.

El CEO de Walt Disney Studios, Bob Iger, presentó este martes los resultados fiscales del último trimestre de 2018. En este contexto, ha ofrecido unas declaraciones reveladoras sobre el futuro de la compañía dentro del ocio electrónico. Asegura que continuarán en videojuegos a través de la cesión de licencias.

Disney lleva años trabajando con este modelo. En palabras de Iger, evita “una gran asignación de capitales” que les permite invertir dinero en otros proyectos. Asimismo, el director ejecutivo confiesa que nunca fueron “capaces de demostrar gran habilidad en publicación de videojuegos”, refiriéndose a Disney Infinity y otros títulos propios que no funcionaron.

Bob Iger también habla de las “buenas relaciones” que mantienen con los estudios habituales. Sitúa en un lugar destacado a Electronic Arts, a quienes ha confiado la marca Star Wars hasta 2023. De su colaboración han sugido Battlefront I y II, y ya está en camino para este otoño Star Wars: Fallen Order.

Otro caso de éxito es el de Squaresoft/Square Enix y Kingdom Hearts, una saga con 17 años de vida que ha enamorado a jugadores de todas las edades. Kingdom Hearts III más reciente alcanzo los cinco millones de copias vendidas el martes, a 11 días del lanzamiento en Japón y solo 7 días desde el estreno en el resto del mundo.

“Probablemente nos quedemos en este lado del negocio y metamos nuestro capital en otra parte”, adelanta Bob Iger. No ha concretado a qué podía referirse. Sin embargo, la clave podría estar en los videojuegos para smartphone. El interés de Disney por esta plataforma ha sido creciente. En noviembre anunciaron un extenso trato con Jam City, y previamente llegaron a un acuerdo con Zynga para crear un free-to-play de Star Wars.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.