Doctor Extraño junta el universo cinematográfico y el de los cómics

AVISO: este artículo contiene spoilers de Doctor Extraño #10 por Mark Waid, Jesús Saiz, Jim Campbell, Kevin Nowlan, Butch Guice, Carlos Lopez, Tom Palmer, Daniel Acuña y portada alternativa de Cory Petit. 

El número 400 de Doctor Extraño no solo nos trae un cambio en el lore de la magia, sino que también trae la inclusión de un arco clave proveniente de la película protagonizada por Benedict Cumberbatch.

En la película de 2016 vemos como Kaecilius lucha contra Extraño, Mordo y el Anciano para poder sustraer energía de la Dimensión Oscura sin intención de devolverla. Ahora bien, en Doctor Extraño #10 vemos a Dormamu y los suyos atacando la Tierra con la misma intención que Kaecilius.

Para recapitular, en el MCU, el Anciano era quien extraía la energía de la Dimensión Oscura por, como le dijo a Extraño mientras moría, un bien mayor, es decir, proteger la Tierra. Esto provocó la ira de Kaecilius, ya que entendía que la hechicera es una hipócrita, y también de Dormamu, a quien no le hacía mucha gracia que tomen la energía de su dimensión.

En este número 10 nos explican el verdadero coste de la magia, coste que Extraño ha estado acumulando desde hace décadas. Además, el haber estado viajando por el cosmos y reaprendiendo a usar la magia, solo le ha servido para multiplicar su deuda en dimensiones alienígenas. Todo esto pasa factura cuando conoce a Hothran, el contable mágico que le confisca los poderes por sus deudas. Esta nueva interpretación hace que la magia provenga de sitios peligrosos e incontrolables.

Desafortunadamente, Extraño ha estado usando demasiada energía de la dimensión de Dormamu, dato que descubre cuando sus amigos son secuestrados por la agencia contable, por ello Dormamu decide darle una lección de economía al Hechicero Supremo. Para ello, Dormamu y su raza llegan a la tierra con la intención de recuperar su magia.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.