La promesa que Kevin Feige tardó diez años en cumplir

Desde su primera aparición en el cómic Amazing fantasy nº 15 (1962), el superhéroe conocido como Spiderman caló tan hondo entre los lectores de la época que no tardó en convertirse en uno de los mayores iconos de Marvel. No obstante, ha llovido mucho desde entonces y, con el cambio constante de guionistas y dibujantes que sufren los personajes, es muy complicado lograr que sus aventuras siempre estén en la cresta de la ola. Así, a mediados del año 2001, Spiderman se encontraba en una situación un tanto delicada, sin ninguna producción cinematográfica en la que apoyarse, y precisaba de un guionista que lograra sacar a la colección del bache, alguien como Joe Michael Straczynski.

El primer cómic del personaje que le tocó escribir al nuevo guionista fue el número 30 del segundo volumen de la colección The amazing Spider-Man, cuya imagen puedes ver encima de este párrafo. Bajo los mandos de Straczynski, el trepamuros vivió todo tipo de increíbles y emotivas aventuras, algunas no exentas de polémica, que son difíciles de olvidar, tales como el número con el que se rendía homenaje al atentado del 11-S, y sagas como El libro de Ezequiel, Pecados del pasado, A flor de piel o El otro: Evoluciona o muere. También se encargó de los cruces de la colección con el evento de Civil War y de cumplir el deseo de Joe Quesada de disolver el matrimonio de Peter y Mary Jane en la aventura Un día más, su última andadura junto al trepamuros. Además de narrar historias increíbles de Spiderman, Straczynski también se manejaba bastante bien en los problemas personales de Peter Parker, de los cuales podemos destacar el momento en que su tía May descubrió que él era Spiderman.

Así, la última página del quinto número de Straczynski, cuya imagen puedes ver bajo este párrafo, dejó boquiabiertos a todos los lectores de aquel entonces, ya que, después de tantos años, un guionista se había atrevido a permitir algo que nadie esperaba que llegase a ocurrir nunca: que May Parker conociera el secreto de su sobrino, hecho que no sería corregido hasta el final de su andadura en la colección, en la ya mencionada Un día más (aventura que se narró de manera cronológica en los cómics The amazing Spider-Man nº 544, Friendly neighbourhood Spider-Man nº 24, The sensational Spider-Man nº 41 y The amazing Spider-Man nº 545, los cuales vieron la luz a mediados del 2007).

La estupenda labor de Straczynski en la colección fue alabada por grandes figuras del medio del cómic, tales como Brian Michael Bendis, Jeph Loeb, John Romita Jr., Harlan Ellison, Mark Millar y el propio Stan Lee. Por su parte, Kevin Feige, el presidente de Marvel Studios, también tuvo algo que decir al respecto, tal y como puedes comprobar en la siguiente cita:

Leo (casi) cada cómic Marvel que se publica todas las semanas. Para mí, es hacer los deberes, documentarme y, por supuesto, también es divertido. Normalmente organizo mi montón de lectura basándome en lo que se está desarrollando para el cine y en qué personaje está viviendo un renacimiento en el cómic. Durante los últimos seis años, la etapa de Joe en Spidey ha estado encima del montón. Me sentaba a leerlo en el momento en que caía en mi bandeja de entrada. La osadía creativa de Joe es una inspiración, y su imaginativa narrativa trasciende todos los medios. Mi momento favorito de J. M. S. en Spidey es mi momento favorito a secas, cuando tía May descubre el secreto de Peter. He convertido en mi misión llevar eso a la pantalla. Algún día lo veremos. Lo prometo.

Esta afirmación resultaba algo sorprendente en una época en la que Marvel Studios todavía no había estrenado su primer filme y aún se creía que Sam Raimi dirigiría una cuarta parte de su saga arácnida. Según parece, Kevin Feige confiaba plenamente en que, tarde o temprano, los derechos cinematográficos de Spiderman serían suyos.

Así, como todos sabemos, después de que Tobey Maguire y Andrew Garfield colgaran las mallas, un acuerdo entre Sony y Marvel Studios permitió al hombre araña interpretado por Tom Holland presentarse como personaje secundario en Capitán América: Civil War (2016) y cosechar un éxito tan aplastante como para garantizarle una película propia: Spider-Man: Homecoming (2017), en cuya última escena, justo antes de los títulos de crédito, veíamos, por fin, a una joven May Parker, interpretada por Marisa Tomei, descubrir a su sobrino vestido con el traje arácnido, una revelación que solo había sido insinuada, anteriormente, en el Spider-Man 2 (2004) de Sam Raimi.

Aunque vimos morir a Peter Parker en Vengadores: Infinity War (2018), sabemos que este año regresará a los cines como protagonista en Spider-Man: Lejos de casa, así que damos por hecho que, de algún modo, lograrán resucitarle en Vengadores: Endgame, ya que Kevin Feige tiene previsto que el hombre araña sea una de las figuras clave de la cuarta fase del Universo Cinematográfico de Marvel Studios. Por tanto, no tendremos que esperar mucho para contemplar las consecuencias personales, entre Peter Parker y su tia, de esa promesa que el presidente Kevin Feige tardó diez años en cumplir.

3 Comentarios

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.