Reseña de 100% Marvel HC. Los Enemigos Superiores de Spiderman

enemigos superiores

Sospechosos habituales

Las series secundarias de Spiderman no suelen dejar una huella imborrable en la memoria del lector, salvo en algún caso muy concreto (los números recientemente guionizados por Chip Zdarsky en El Espectacular Spiderman sería uno de esos casos). Sin embargo, hace unos años, cuando Dan Slott triunfaba con aquella saga en la que el Doctor Octopus poseía el cuerpo de Peter Parker, haciendo menos ruido teníamos a un equipo formado por Nick Spencer (actual guionista de la cabecera principal del trepamuros) y Steve Lieber en una serie protagonizada por miembros de baja estofa de la galería de villanos de Spiderman. Ahora, por suerte, podemos volver a disfrutarla en un magnífico tomo recopilatorio bajo el título de 100% Marvel HC. Los Enemigos Superiores de Spiderman en el que Panini Comics ha reunido todos sus números…

Portada del primer número de la serie The Superior Foes of Spider-Man que homenajea el clásico selector de niveles de la saga Mega Man

Prejuicios fuera

La primera vez que escuche algo sobre esta serie no me llamó nada la atención. A pesar del éxito que estaba teniendo Slott tras haber “matado” al bueno de Peter Parker y sustituirlo por un rejuvenecido Otto Octavius, una serie secundaria protagonizada por una especie de Seis Siniestros de marca blanca no me parecía atractiva. Por una parte no había leído nada de Nick Spencer, y por otra daba la impresión de que Marvel Comics quería exprimir al máximo la idea del Spiderman Superior con una nueva colección. Una que, seguramente, sería un sacacuartos solo para completistas del trepamuros. ¡Qué gran error cometí al dejarla pasar!

Con el tiempo comencé a ver que las buenas críticas vertidas sobre esta serie eran abundantes, así que acabé cayendo casi a regañadientes a pesar de que para aquel entonces esta ya había concluido. Cuando iba más o menos por la mitad del primer número ya había visto la luz, y por encima de todo una sensación me asoló: ¡la serie es demasiado corta! Diecisiete números (de los cuales dos son puro relleno) se leen demasiado rápido. Habría que condurarlos para degustarlos con tranquilidad y disfrutarlos al máximo. Y lo mismo me ha pasado ahora al leer esta nueva edición…

enemigos superiores

¿Enemigos superiores?

Para empezar a hablar de este título, hay que aclarar que el título es bastante engañoso. Spiderman no aparece en toda la serie (¿o tal vez sí?) y estos “enemigos” tienen muy poco de superiores. Lo único que tienen de especial los villanos que protagonizan esta historia es que son unos auténticos perdedores.

Búmerang es el tipo que se lleva el mayor protagonismo, aunque solo sea porque ejerce de narrador de la historia, un narrador que utiliza el lenguaje de la calle y llena los cuadros de texto con muletillas que acaban funcionando como chistes recurrentes. Frederick “Fred” Myers es un granuja que busca reunir una banda para salir de la cárcel y dar el gran golpe de su vida. Y así es como une su destino al de otros cuatro maleantes…

El Conmocionador, Herman Schultz, es quizás el tipo con más corazón del grupo, y a la vez el más inocente y confiado de todos ellos, algo que en su profesión se paga. Janice Lincoln, la nueva Beetle, es una antigua abogada hija de papá que lucha por cumplir sus sueños: dejar atrás la vida de lujo que lleva una abogada de grandes corporaciones desalmadas para llevar la vida de lujo que lleva una supervillana disfrazada. El estrafalario maleante conocido como Turbo, un amante de las películas de The Fast and the Furious con la ilógica habilidad de potenciar cualquier tipo de vehículo a su alcance para convertirlo en un auténtico diablo de la carretera, solo quiere ganarse la vida delinquiendo hasta que llegue su oportunidad de convertirse en un auténtico héroe y formar parte de los Vengadores. Y por último tenemos a James Sanders, Demonio Veloz, que es lo más parecido a un borracho pesado de bar con ínfulas de Barry Allen.

Todos ellos forman los nuevos Seis Siniestros. Sí, no te has equivocado al contar, son solo cinco. Pero, ¿qué hay mejor que formar parte de los Seis Siniestros pero tener que repartir los botines solo con otros cuatro compañeros?

enemigos superiores

Spencer, a lo Ritchie

Si tuviera que buscar un equivalente cinematográfico a esta historia, probablemente me decantaría por las primeras películas en la filmografía de Guy Ritchie. Las continuas vueltas de tuerca, los giros argumentales propios de las historias de timadores y el patetismo cómico con el que el director retrataba a esos criminales de los bajos fondos en Snatch y en Lock, Stock and Two Smoking Barrels pueden haber servido de inspiración para que Nick Spencer desarrollara esta obra.

Spencer no solo utiliza aquí de forma magistral el humor (tanto que yo, a pesar de ser un lector de risa tántrica, me sorprendí en varias ocasiones carcajeándome con el tomo en las manos), sino que firma un guion en el que todo funciona como un gran y complejo plan en el que el escritor se deleitara engañándonos y sorprendiéndonos de forma continua, recurriendo a flashbacks en no pocas ocasiones para darnos las claves necesarias para que entendamos lo que estamos viendo.

Y además, como si no fuera suficiente con hacer una historia perfectamente construida e hilarante, Spencer logra dotar de una personalidad única a sus protagonistas, hasta el punto de que al llegar al final ha conseguido que estos, por distintas razones, lleguen al corazón del lector y este se alegre por sus triunfos y se lamente por sus fracasos. Por último, el guionista da también toda una lección de cómo aprovechar el hecho de desarrollar una trama en el Universo Marvel, recurriendo cuando lo necesita a todo tipo de personajes dentro de su repertorio, muy al estilo de Mark Millar o Donny Cates.

En el apartado gráfico nos encontramos con un Steve Lieber que, sin grandes alardes, logra ofrecer lo que esta historia necesita. Puede que las escenas de acción no sean espectaculares ni un milagro de la narrativa visual, pero Lieber acierta a la hora de dar soporte al humor de Spencer y utiliza de forma ejemplar ciertos recursos narrativos, como sus maravillosos zooms al detalle.

Se dice que Los enemigos superiores de Spiderman terminó su andadura en el número #17 debido a las bajas ventas, pero lo cierto es que el final no podía haber llegado en un momento mejor. La historia está completa, no deja ningún cabo suelto, y de haber seguido adelante tal vez el resultado final no habría sido tan satisfactorio. Eso sí, si alguien se queda con ganas de más tras leer este tomo, puede empezar con la etapa de Spencer en la serie principal de Spiderman iniciada el pasado año junto a Ryan Ottley, ya que podría entenderse casi que esta da inicio seguidamente tras el final de este tomo.

El tomo 100% Marvel HC. Los Enemigos Superiores de Spiderman publicado por Panini Comics en tapa dura contiene 384 páginas a color con un tamaño de página de 17 x 26 cm. e incluye la traducción de los números del #1 al #17 de la edición americana de la serie The Superior Foes of Spider-Man. El tomo también incluye las portadas originales de los números contenidos en el recopilatorio, una nota de C.M. Punk, una introducción a cargo de Julián M. Clemente y unas páginas de extras con comentarios del dibujante Steve Lieber sobre su trabajo panel a panel en las primeras páginas. El precio de venta recomendado es de 35,95 € y se puso a la venta en enero de 2019.

enemigos superiores

100% Marvel HC. Los Enemigos Superiores de Spiderman

ISBN: 9788491677451

¡A tiempo para El Asombroso Spiderman de Nick Spencer, llega la aclamada obra con la que irrumpió en la Franquicia Arácnida!

Los peores enemigos de Spiderman, en su propio cómic. Espera, ¿no está… ése? ¿Ni aquel? ¿Ni el otro? ¿Quiénes son estos tipos y por qué están aquí?

Guion: Nick Spencer

Dibujo: Steve Lieber, Pepe Larraz y Carmen Carnero

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.