Reseña de Blackhand Ironhead

Los pecados de nuestros padres

En el pasado ya hemos tenido la oportunidad de hacernos con la edición en papel de algunos títulos de Panel Syndicate, una plataforma online que, de la mano de Marcos Martín y Brian K. Vaughan, divulga la cultura del cómic y cuenta con distintas series. Así The Private Eye en Ediciones Gigamesh y ¡Universo! en Astiberri Ediciones han sido las primeras en cambiar de medio, y ahora le ha llegado el turno a Blackhand Ironhead, la obra desarrollada por David López en cinco capítulos que nos habla de superheroes, mentiras, adolescencia y conflicto generacional.

Las nuevas generaciones

La principal protagonista de esta historia va a ser Alexia, una joven que se escapa de los principales clichés en los que han solido caer los personajes femeninos de los cómics mainstream a lo largo de los años. A pesar de tener algunos de esos rasgos característicos predominantes con los que Stan Lee puso hace décadas el mundo de los superhéroes patas arriba al dotar a sus personajes de los mismos defectos que podían tener sus lectores, no se trata de una adolescente con el cuerpo de una modelo veinteañera cuya anatomía desafía las leyes de la física y la lógica. Alexia es una chica normal y corriente a todos los efectos, una con la que te puedes cruzar al ir a comprar el pan. O lo sería si no fuera porque es la hija de Iron Head, el mayor superhéroe de todos los tiempos…

blackhand ironhead
Los combates deportivos no forman parte del primer plano de la obra, pero son una parte muy importante del universo que se nos plantea en Blackhand Ironhead

El sueño de Alexia es seguir los pasos de su padre y convertirse en la mayor superheroína del mundo. Lamentablemente, su objetivo no tiene mucha razón de ser, ya que la sociedad en la que vive Alexia es aparentemente utópica, un estado al que se ha llegado gracias al trabajo que han hecho durante años Iron Head y sus compañeros superheroicos al acabar con los supervillanos y con el resto de amenazas al status quo. Ahora los superhéroes no son ya necesarios más que para ser recordados en museos, y los grandes portentos físicos emplean su talento en combates deportivos, entreteniendo a las masas.

Pero la trama de esta historia tomará un giro brusco en el momento en el que, de forma inesperada, Iron Head muera. Su muerte traerá consigo una gran sorpresa para Alexia, y es la existencia de una hija ilegítima de su padre, una hermanastra a la que nunca había conocido. Por si esto no fuera suficiente, esta joven llena de ira y resentimiento llamada Amy es hija de Black Hand, una supervillana a la que su padre se enfrentó en no pocas ocasiones.

blackhand ironhead
Nuestra principal protagonista no es la adolescente que estamos acostumbrados a ver en los cómics mainstream de superhéroes

Todo esto ya es bastante con lo que lidiar para Alexia, pero no será lo único. Las dos hijas de Iron Head tendrán que aprender a resolver sus diferencias y colaborar para descubrir la verdad sobre un misterio enterrado por el tiempo, uno que podría contestar a muchas preguntas que han surgido en las cabezas de ambas desde la muerte de su padre.

Legados y herencias

Quizás lo que más me ha gustado de Blackhand Ironhead es la multitud de lecturas que se pueden hacer de esta obra. La historia de David López (al que hace tiempo entrevistamos en nuestro podcast) puede ser comprendida de diversas formas, y todas ellas me parecen igual de válidas.

Blackhand Ironhead no deja de ser la historia de dos jóvenes unidas por el destino que se odian antes de conocerse por la sencilla razón de ser quienes son. La existencia de Amy supone para Alexia un gran borrón en el recuerdo que ella pueda tener de su idolatrado progenitor. Si Amy era un secreto en el pasado de Iron Head, ¿qué otras cosas podrían llegar a salir a la luz? En cuanto a Amy, los motivos para odiar a Alexia son obvios. La vida las ha tratado a ambas de forma muy diferente a pesar de tener un origen común, y Alexia es la personificación de todo lo que ha ido mal en su vida, una cara a la que mirar cuando no tiene otro lugar al que dirigir su rabia. Pero, como si de una buddy movie se tratara, ambas deberán limar asperezas y aprender a confiar la una en la otra para conseguir un objetivo común.

Si abrimos un poco el objetivo y nos elevamos para mirar la historia en toda su amplitud, tal vez notemos que aquí tenemos un planteamiento con muchos puntos en común con el de otras obras como Jupiter’s Legacy de Mark Millar y Frank Quitely, donde el género superheroico es tratado desde un punto de vista generacional. Tenemos por una parte a la generación de la era dorada de los superhéroes, aquella en la que los tipos en mallas combatían a los villanos, y a la siguiente, heredera de todo ese conflicto, los niños nacidos en una sociedad que es un producto directo de las acciones de sus padres. Al contrario que estos, esta generación no tiene un objetivo claro en el que volcar sus talentos, y deberán construir su propio camino para encontrar un lugar en el mundo.

blackhand ironhead
El mundo que nos presenta el autor está lleno de color e imaginación

Incluso podemos hilar más fino y elucubrar sobre los aspectos sociopolíticos que se pueden destilar de esta historia, más allá de las referencias puntuales a corrupción y sobornos a base de trajes que podemos encontrar. A medida que avanzamos en la historia nos vamos a dar cuenta de que la situación que se nos presenta en un principio no está construida a partir de verdades inmutables, y que tal vez todo lo que Alexia cree saber de su padre y de los compañeros de este puede no ser cierto. La realidad de nuestro presente se sostiene sobre las medias verdades de nuestro pasado más inmediato, y esto podemos trasladarlo a multitud de escenarios, desde las convenciones sociales aceptadas hoy en día hasta lo que los libros de historia cuentan sobre la transición política de nuestro país.

Visualmente mágica

En el apartado gráfico, poco que echarle en cara al genio de David López. Su trabajo aquí es sencillamente maravilloso. Con unos diseños de personaje realmente potentes y una inteligente manera de aprovechar el formato apaisado en el que la serie ha sido concebida, el autor español logra realizar un trabajo en el que hace de lo simple su arma más mortal. Si bien es cierto que en algunos momentos puede haber algunos problemas de secuenciación en las escenas de acción, la fuerza y el mimo que desprenden sus viñetas son los valores que resaltan por encima de todo en Blackhand Ironhead.

El tomo Blackhand Ironhead publicado por Astiberri Ediciones dentro de su colección Sillón Orejero se presenta en formato cartoné de tapa dura. Contiene 152 páginas en color con un tamaño de página de 17 x 26 cm. Se puso a la venta en enero de 2019 y el precio de venta recomendado es de 16 €.

blackhand ironhead

Blackhand Ironhead

ISBN: 978-84-16880-95-9

Alexia quiere convertirse en la superheroína más grande de todos los tiempos, pero tiene un problema: su padre, que responde al nombre de Iron Head, ya es el héroe más grande de todos los tiempos, y con la Fundación, ha eliminado para siempre la criminalidad, o al menos eso es lo que dicen. Y no tardará en descubrir que tiene un problema mayor aún… Amy, una chica dura y furiosa que quiere arreglar cuentas con el pasado para poder abrir una puerta a su futuro. Y, sí, ella también es hija de una superheroína, que responde al nombre de Mano Negra. El destino de las dos muchachas está a punto de cruzarse y van a saltar chispas…

Para David López, el autor de Blackhand Ironhead, todos “somos humanos, somos falibles y también lo son los superhéroes. Lo que me gusta mucho de los mitos griegos y romanos es el hecho de que los héroes y los dioses tienen los mismo defectos que todos nosotros. Esto mismo es lo que he querido llevar a mi cómic y a mis superhéroes”.

Guion: David López

Dibujo: David López y Nayoung Kim

Ver en Whakoom

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.