Crítica de: Alita: Ángel de combate

A pesar de su antigüedad, existen algunos conceptos que nunca pasan de moda, por muchas veces que hayan sido utilizados con diversos fines. Un claro ejemplo lo tenemos en los cyborgs, que es un tema que ha sido bastante explotado en medios tales como películas, series de televisión, libros y cómics. En este último caso podemos destacar como ejemplo el manga japonés titulado Alita: Ángel de combate.

Creada por Yukito Kishiro, entre 1991 y 1995, esta publicación, que nació en la revista Business Jump, es también conocida como GUNNM, Hyper Future Vision GUNNM y Battle Angel Alita, pero en español, tal y como demuestran los tomos editados por Planeta Deagostini, hemos decidido quedarnos con el título mencionado en el párrafo anterior. En 1993, sus personajes tuvieron una oportunidad como anime y este año han conseguido saltar a la gran pantalla, interpretados por actores reales. Como no podía ser de otra forma, el filme ha llegado a nuestros cines con el título de Alita: Ángel de combate. A continuación, podéis disfrutar de su tráiler:

Bajo la dirección de Robert Rodríguez, la película cuenta con casi dos horas de duración y esta protagonizada por Rosa Salazar (como Alita), Christoph Waltz (en el papel del doctor Dyson Ido), Jennifer Connelly (que interpreta a Chiren), Ed Skrein (que encarna a Zapan), Mahershala Ali (que se mete en la piel de Vector) y Keean Johnson (que hace de Hugo). También cabe destacar la participación de Edward Norton (como Nova), aunque su nombre no aparece en los títulos de crédito.

En el 2563, trescientos años después de una cruda guerra conocida como la Gran Caída, el doctor Dyson Ido encuentra en un desguace los restos del cuerpo de una cyborg. Dado que, debido a su trabajo, es un experto en la materia, el hombre decide llevársela a casa, volver a ponerla en funcionamiento, bautizarla con el nombre de Alita y darle un trato paternal. Sin embargo, la cyborg, después de tantos años de inactividad, tiene problemas para recordar cualquier dato de su pasado, incluido su verdadero nombre. No obstante, con el paso del tiempo, empiezan a acudirle a la memoria pequeños flashbacks de su vida anterior, los cuales resultarán decisivos para que Alita pueda encontrar su lugar en el mundo.

La película realiza un gran trabajo al conseguir equilibrar los géneros de acción, drama y romanticismo, sin perder el rumbo en ningún momento, y salpicarlo todo con algunos momentos de humor que no resultan forzados, sino que fluyen de manera natural y acorde con la trama.

Quizás el punto más flaco a destacar de Alita: Ángel de combate sea la manera de tratar el pasado del personaje, ya que los flashbacks de memoria de la protagonista no son lo suficientemente extensos ni detallados para que el público conecte de manera adecuada con esa parte de la historia, aunque es bastante posible que a los fans del material original, que son los principales consumidores de este producto, les cueste menos entenderlo.

Aquellos espectadores a los que les guste ver el cine en tres dimensiones tendrán esa posibilidad con Alita: Ángel de combate, aunque conviene aclarar que, en este caso, dicho formato resulta mucho menos espectacular de lo que cabría esperar, ya que el resultado final es bastante similar al del cine en dos dimensiones. También cabe destacar que no hay escenas postcréditos, lo que significa que no hace falta quedarse esperando en la butaca hasta el final, y que la idea original parece ser la de llevar a cabo el rodaje de una secuela, siempre que la crítica especializada, la opinión de los fans y el resultado en taquilla le resulten favorables.

En resumen, tanto si eres fan del material original como si te gustan las películas de ciencia ficción en general y de cyborgs en particular, pasarás un rato entretenido con el largometraje de Alita: Ángel de combate, que ha logrado que otro personaje del mundo de las viñetas dé el salto al celuloide con actores reales.

Cuando Alita (Rosa Salazar) se despierta sin recordar quién es en un mundo futuro que no reconoce, Ido (Christoph Waltz), un médico compasivo, se da cuenta de que en algún lugar de ese caparazón de cyborg abandonado, está el corazón y alma de una mujer joven con un pasado extraordinario.

Mientras Alita toma las riendas de su nueva vida y aprende a adaptarse a las peligrosas calles de Iron City, Ido tratará de protegerla de su propio pasado, mientras que su nuevo amigo Hugo (Keean Johnson) se ofrecerá, en cambio, a ayudarla a desenterrar sus recuerdos.

Cuando las fuerzas mortales y corruptas que manejan la ciudad comienzan a perseguir a Alita, ella descubre una pista crucial sobre su pasado: posee habilidades de combate únicas que los que ostentan el poder querrán controlar a toda costa. Sólo manteniéndose fuera de su alcance, podrá salvar a sus amigos, a su familia y el mundo que ha aprendido a amar.

11 Comentarios

  1. El nombre original de el manga es GUNNM. Fue nombrado por yukito kishiro las otras maneras de nombrarlo vinieron despues.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.