Reseña de Jonas Fink – Una vida interrumpida

Una vida a la sombra de la dictadura

El cómic europeo tiene, entre otros, un problema de cadencia en comparación con el americano. Cuando una serie comienza con su primer álbum el lector debe saber que tendrá que esperar al menos un año para ver su continuación, incluso cuando se trata de reediciones, y esto puede echar para atrás a mucha gente. Quizás por eso las editoriales españolas se están lanzando cada vez más a publicar series cortas en un formato integral que contiene la historia completa, ediciones muy adecuadas para todo aquel que se quiere olvidar de tener que estar pendiente de hacerse con todos los tomos. Uno de los más recientes ejemplos de esto es la publicación por Norma Editorial de la estupenda edición integral de Jonas Fink – Una vida interrumpida, que incluye los tres volúmenes de esta trilogía.

Jonas Fink
Portada del primer tomo de la serie Jonas Fink

El espíritu del siglo XX

Cuando hablamos de obras de ficción cuyo tema principal tiene relación con algún tipo de conflicto político ambientado en la segunda mitad del siglo XX, rara vez nos solemos encontrar con un escenario situado en la dictadura comunista de Checoslovaquia. En Monster, el magnífico manga de Naoki Urasawa, se tocaba el tema y tenía bastante relevancia en la trama principal, pero probablemente sea Jonas Fink – Una vida interrumpida el cómic que más profundamente ha tratado este momento histórico.

Nuestro protagonista es Jonas Fink, un personaje a través del cual el autor Vittorio Giardino va a relatarnos lo sucedido en Checoslovaquia durante un periodo de tiempo que abarcará desde su infancia hasta el comienzo de sus años dorados, todo contenido en la segunda mitad del siglo XX. Todo comienza cuando Jonas tiene doce años, momento en el que su padre, médico y miembro de la burguesía judía, es arrestado por la policía debido a sus supuestas ideas anticomunistas. A partir de este momento Jonas ve como su prometedor futuro muere rápidamente para comenzar una nueva vida en la que él y su madre son condenados al ostracismo por una sociedad subyugada, y se ve obligado a empezar a realizar pequeños trabajos para lograr poner comida en el plato.

Jonas Fink
Uno de los pocos momentos en los que veremos juntos a Jonas y a su padre

Todo lo ocurrido durante su dura infancia será lo que le defina en su vida adulta, convirtiéndose en una persona relativamente hosca y egoísta, y quizás este sea el punto más extraño de la obra. Resulta muy difícil empatizar con el personaje de Jonas, ya que en todo momento se nos muestra como un tipo sin principios ni moral, preocupado únicamente de su bienestar y de lograr sus objetivos, sin pararse nunca a pensar en cómo esto afecta a la gente que le rodea. Giardino tal vez pretende reunir en Jonas todo lo despreciable de una sociedad que no luchó en su momento contra la injusticia a la que se estaba viendo sometida su nación. A pesar de que se trata de una obra bastante coral con un montón de personajes que ayudan a componer el marco de la historia al completo desde muchos puntos de vista, resulta curioso que el personaje central de este drama no llegue en ningún momento a gozar de la simpatía del lector, hasta el punto de que podemos llegar a pensar que debido a su forma de ser Jonas se merece gran parte de los males que le ocurren en la obra.

Pero no es así a lo largo de toda la narración, ya que hasta bien avanzada su juventud se nos presenta a Jonas como un joven de carácter positivo, a pesar de sus debilidades humanas. En ese momento, tras la adolescencia, será cuando de nuevo su vida cambie al empezar a tener relación con un grupo de jóvenes inconformistas nostálgicos amantes del arte que ocupan su tiempo en deleitarse con obras que serían objeto de la censura y cuya posesión podría convertirles en objetivos políticos y marcarles como antirevolucionarios.

Jonas Fink
Cuando la policía checoslovaca llama a tú puerta, mal asunto…

Los años pasan

En la historia de Jonas Fink transcurren varias décadas, lo que otorga al lector una visión no solo de cómo pasa el tiempo por la vida de nuestro protagonista y del resto de personajes, sino de cómo una sociedad entera se transforma como consecuencia de los cambios políticos en su gobierno, o de cómo un gobierno cambia como consecuencia de los cambios sociales de la nación.

El autor aborda el paso del tiempo con gran acierto, ya que no solo es capaz de reflejar el envejecimiento de los personajes sin que estos dejen de ser reconocibles sino que logra también evidenciar el avance del mundo en el que estos se mueven. Tal vez el caso de Jonas sea la excepción, ya que hay un momento en el que saltamos hacia adelante unos doce años en el tiempo y un joven atractivo se convierte en un hombre con un vello facial excesivo que casi parece una caricatura malintencionada de lo que era.

Jonas Fink
La infancia de Jonas Fink no fue lo que se dice fácil

Debilidades humanas

Las razones por las que antes decía que es muy difícil empatizar con el personaje de Jonas se nos muestran sobre todo cuando nos metemos en la parte menos política y social de la obra y más en el ámbito romántico y sexual que se intercala a lo largo de la narración, ganando cada vez más peso en esta.

Las relaciones en las que se ve involucrado Jonas a lo largo de la obra le describen como un personaje tremendamente egoísta y egocéntrico, como un niño malcriado que no es capaz de ver más allá de sus propias necesidades. De la misma forma, dichas relaciones tienen en todo momento connotaciones negativas, como si todo lo que toca Jonas se impregnara de una cierta sordidez incluso cuando debería resultar teóricamente bello.

Jonas Fink
La señora Fink tuvo que hacer muchos sacrificios para sacar a su hijo adelante

Y ya no solo esto comprende a Jonas. En general, todas las relaciones de índole amorosa o sexual se asemejan con las que nos podíamos encontrar en las viejas películas de la España del destape, e incluso en algunos casos rozando lo tóxico. Una vez más, esto parece ser fruto de la intención del autor por mostrar una decadencia política que tiene su reflejo en todos los ámbitos de la sociedad.

A pesar de no tratarse de una obra biográfica, Vittorio Giardino construye la historia a partir de experiencias reales, algunas personales y otras no, y esto ayuda en determinados momentos a que acciones aparentemente vacías y sin utilidad acaben por revestir la obra con un toque de verosimilitud que dibuja una realidad difícil de transmitir en viñetas. Y quizás ese sea el mayor logro de este cómic, su capacidad para reflejar el sentir de toda una nación durante un periodo de tiempo convulso a través de las experiencias personales de un grupo reducido de personajes. Y tal vez solo por esto la obra ya merezca ser objeto de estudio.

En lo referente a la edición, hay que decir que esta estupenda edición integral de Jonas Fink – Una vida interrumpida presentada por Norma Editorial viene en un formato de tapa dura con un tamaño de página de 19 x 26 cm. El tomo contiene 360 páginas a color e incluye la traducción de los tres volúmenes que componen esta trilogía, además de numerosos bocetos del autor y apuntes de la documentación utilizada durate su creación. El precio de venta recomendado es de 35 € y se puso a la venta en enero de 2019.

Jonas Fink

Jonas Fink – Una vida interrumpida

ISBN: 978-84-679-3441-0

Magnífica edición integral de una obra fundamental del noveno arte.

Jonas tiene solo doce años cuando su padre, un judío burgués, es detenido, acusado de haber conspirado contra el régimen comunista que se impone en Checoslovaquia desde 1949. Comienza así la pesadilla de un chico marcado por la infamia, víctima de una sociedad totalitaria en la que la paranoia y las delaciones están a la orden del día. Sin ser consciente del peligro, Jonas estrecha lazos con un pequeño grupo de contestatarios que animará más tarde el intenso y luminoso periodo del 68.

Vittorio Giardino, el autor italiano más importante de las últimas décadas, ha dedicado a esta obra más de veinte años de su vida. En ella ha logrado fijar, como en una gota de ámbar, el momento histórico en el que todo un país dejó de ser una sociedad y cada ciudadano se transformó en un potencial enemigo del pueblo. Con su cruel dulzura característica, Giardino ha inmortalizado el sufrimiento y el deseo de libertad de una generación que creció a la sombra de la dictadura. Norma Editorial ofrece ahora a sus lectores, en una magnífica edición integral, una de las cumbres del cómic europeo.

Guion: Vittorio Giardino

Dibujo: Vittorio Giardino

Jonas Fink – Una vida interrumpida

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.