Cuando Peter Parker encontró a Mary Jane Watson

En principio, podría dar la impresión de que el mes de noviembre de 1966 solo era una fecha más para los acontecimientos editoriales de los personajes de Marvel: los Cuatro Fantásticos combatían contra Ulysses Klaw, Johnny Storm conocía a la Antorcha Humana original, los X – Men se enfrentaban al dios maya Kukulcan, los Vengadores hacían frente a un novato Láser Viviente y el Doctor Extraño descubría a su suegra Umar, que posteriormente se convertiría en una más de su lista de villanos particular. Un día más en la vida de un héroe cualquiera.

Sin embargo, si existe un personaje de Marvel que vivió un acontecimiento radical en aquella fecha, ese fue Peter Parker, ya que en The amazing Spider-Man nº 42, en la aventura publicado ese mismo mes, bajo el título ¡Nace un superhéroe!, y cuya cubierta puedes ver a la izquierda de este párrafo, Stan Lee decidió que era el momento de que el alter ego de Spiderman viera por primera vez a Mary Jane Watson, tras varios intentos fallidos de May Parker por juntar a los dos jóvenes. La chica se presentó ante él con la que ya se ha convertido en una frase mítica:

Reconócelo tigre, te acaba de tocar la lotería

Pese a haber sido mencionada en el número 15 de The amazing Spider-Man, no fue hasta el 25 que Mary Jane hizo acto de presencia en la colección. No obstante, para las primeras apariciones de la joven, el dibujante Steve Ditko jugó al despiste con los seguidores del trepamuros, ya que se sirvió de trucos como poner un florero delante o jugar con las sombras para ocultar el rostro de la pelirroja. Por tanto, los lectores tuvieron que esperar hasta el número 42 de la colección para conocer a la deslumbrante señorita Watson, aunque nunca sabremos si Steve Ditko hubiera optado por dibujarla diferente, ya que, para entonces, el artista había sido sustituido por John Romita.

Sin embargo, la pareja no tendría una relación estable hasta mucho después, ya que la coraza de chica extrovertida y siempre animada, que era usada por Mary Jane para escapar de la realidad de tener un padre abusivo y violento, no era compatible con la timidez que mostraba Peter Parker, lo que acabó por empujar a la chica a los brazos de Harry Osborn. No obstante, cuando el hijo del Duende Verde original quiso empezar a ir más en serio, ella se asustó y cortó la relación, pero Mary Jane no retomó su relación con Peter Parker hasta algún tiempo después de la muerte de Gwen Stacy.

Y es que no cabe la menor duda de que el momento en que ambos se conocieron marcó un antes y un después en la historia del trepamuros, aunque los lectores de la época no pudieran imaginarlo entonces, ya que la relación entre Peter Parker y Mary Jane ha sido una de las más accidentadas de la historia del cómic, con diversas rupturas y reconciliaciones. No obstante, ni siquiera el mefistazo de Joe Quesada ha llegado a deshacerla del todo, ya que ambos han reavivado su llama recientemente.

Con el paso del tiempo, los lectores descubrimos que, si bien Peter Parker conoció a Mary Jane en el cómic mencionado anteriormente, la vivaracha pelirroja ya lo había visto anteriormente, aunque enfundado en su traje de superhéroe, ya que se encontraba asomada a la ventana de la casa de su tía Anna en el momento en que el arácnido salía por la ventana dispuesto a vengar la muerte de su tío. Como curiosidad, cabe destacar que, en la miniserie Spider-Man: Chapter one (1988 – 1989), John Byrne, al redefinir el origen del personaje, incluyó una viñeta en la que se veía cómo Mary Jane descubría la identidad secreta de Peter Parker.

Aquel noviembre de 1966 fue un mes bastante ajetreado para el trepamuros. Mientras en la colección regular, el joven conocía a la chica que acabaría por convertirse en su gran amor, en The amazing Spider-Man Annual nº 3, titulado Para ser un vengador…, Stan Lee, Donny Heck y Mike Expósito crearon una historia en la que los héroes más poderosos de la Tierra ponían a prueba al lanzarredes para ver si era digno de ingresar en sus filas, para lo cual debía ser capa de capturar a Hulk. Al descubrir el lado humano del coloso esmeralda, Spiderman decidió desistir y rechazar la oferta.

No se puede decir que el siguiente mes contara con interesantes novedades argumentales para los personajes de Marvel, ya que la mayoría de las aventuras se limitaron a recuperar viejos villanos, algunos de ellos de poca relevancia, mientras que Peter Parker ignoraba las consecuencias de aquel primer encuentro con Mary Jane.

Aunque, hasta la fecha, no hemos tenido la suerte de poder ver a actores reales interpretando el primer encuentro entre ambos, con la mítica frase incluida, sí hemos podido disfrutar de dicha escena en dos series de animación: la primera de ellas fue en Spider-Man: la serie animada (1994 – 1998), en el tercer capítulo, titulado El regreso de la Viuda Negra, y la segunda en El espectacular Spider-Man (2008 – 2009), en el noveno episodio, bajo el título Invisible, tal y como se muestra en la imagen que se encuentra bajo este párrafo.

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.