Eddie Brock se convierte en un nuevo Venom

Venom #13

Sin duda la etapa de Venom actual está siendo una de las más brillantes que el simbionte ha tenido en años. Engaños, enfrentamientos con dioses simbiontes y mucha acción están convirtiendo a esta etapa posiblemente en uno de los mejores comics de este 2019. Pero las sorpresas no acaban aquí ni mucho menos, ya que aún promete grandes aventuras vividas por Eddie Brock durante el evento de La guerra de los Reinos. En el último número encontramos un Eddie Brock ya sin simbionte que debe enfrentarse al mundo solo, sin ayuda. O eso parecía hasta el último número de Venom.

En este último número vemos a Eddie Brock atrapado en mitad de una batalla consecuencia de La guerra de los Reinos. Sin el simbionte de su lado, él mismo enfrenta a los soldados de Malekith para proteger a su hijo, pero acaba huyendo. En su huida son perseguidos por una bruja que ofrece a Eddie recuperar parte del poder que perdió con la separación con el simbionte. Le entrega la Dreamstone, que según esta bruja le entregará cualquier arma que él desee. Y evidentemente, el arma que más desea es un nuevo traje de Venom que no tiene nada que ver con los simbiontes.

Nuevo traje Venom

Los planes de la bruja son que Eddie Brock cumpla sus órdenes, pero este nuevo Venom no está por la labor, le corta las manos a esta bruja y vuelve a por los soldados que lo atacaron antes. La escena de lucha posterior demuestra que este nuevo Venom tiene mucho más poder que el simbionte, pero no está exento de consecuencias. Sigue teniendo la misma sed de sangre que con el simbionte, pero por contra no oye otra voz en su cabeza, solo está él, con la carga moral que representa el no poder achacar a un a otra entidad sus ganas de matar.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.