El Videoclub: Hércules contra Sansón

La aventura de Hércules, hijo del todopoderoso dios Zeus y de la mortal Alcmena, y sus doce trabajos, que lo llevaron de ser medio mortal a alcanzar la divinidad, es una de las leyendas más conocidas de la mitología griega. No es de extrañar, por tanto, que diversos medios, tales como la literatura, el cómic, la televisión y, sobre todo, el cine hayan aprovechado la fama de este peculiar personaje para contar fantásticas aventuras protagonizadas por los diversos actores que le han dado vida desde finales de los años cincuenta.

Por su parte, Ulises, el rey de Ítaca, alcanzó la fama gracias a Homero y La Ilíada (obra supuestamente compuesta en la segunda mitad del siglo VIII a. C.) La importante labor que este personaje desempeñó en la Guerra de Troya, sumada a su accidentado regreso al hogar, han sido suficiente para que diversos medios, entre los que destaca el cine, se hayan interesado por contar sus aventuras.

Por último, Sansón, cuyo nombre significa “El que sirve a Elohim“, fue uno de los últimos jueces israelitas antiguos, según se cuenta en la Biblia. Son muchas las obras cinematográficas que se han hecho acerca de personajes pertenecientes a los escritos de la religión cristiana y, por supuesto, Sansón no es ninguna excepción.

No obstante, aunque el mundo del cine haya hecho uso habitual de estos tres personajes por separado, lo que no resulta tan habitual es que coincidan en la misma película, tal y como pasó, en 1963, con el filme Hércules contra Sansón, cuyo cartel puedes ver a la izquierda de este párrafo.

Bajo la dirección de Pietro Francisci, este largometraje italiano, que cuenta poco más de hora y media de duración, está protagonizado por Kirk Morris (como Hércules), Richard Lloyd (en el papel de Sansón), Liana Orfei (que interpreta a Dalila), Diletta D’andrea (que encarna a Leira) , Enzo Cerusico (que se mete en la piel de Ulises), Fulvia Franco (que hace de la reina de Ítaca) y Aldo Giuffré (como el rey Seren).

Antes de comentar la sinopsis de Hércules contra Sansón cabe destacar, como dato anecdótico, el hecho de que el auténtico nombre del actor Kirk Morris era Adriano Bellini, que solía trabajar bajo seudónimo, lo cual era una práctica habitual para engañar a los espectadores y hacerles creer que se trataba de una película americana, con la clara intención de generar más dinero en taquilla.

Todo comienza cuando un grupo de griegos, entre los que figuran Hércules y Ulises, se hace a la mar con la intención de dar muerte a un peligroso monstruo marino, el cual destruye su embarcación y los hace naufragar hasta que llegan a una isla de Judea. Allí, los habitantes sufren el tiránico gobierno del rey Seren, cuyo mayor deseo consiste en acabar con Sansón, ya que promueve la rebelión entre su pueblo. Al enterarse de la noticia de que uno de los recién llegados (que no es otro que Hércules) ha matado a un león con sus propias manos, el monarca lo confunde con su enemigo y lo manda apresar junto a sus compañeros. Para demostrar que él no es quien cree el rey, el hijo de Zeus deberá encontrar y derrotar al auténtico Sansón en un plazo máximo de tres días. De lo contrario Seren dará la orden de que Ulises y el resto de sus compañeros sean ejecutados.

Uno de los hechos más curiosos que se puede destacar del filme es que, pese al hecho de que se cuente con un personaje tan famoso como Ulises, aquí queda relegado a un segundo plano, siendo Hércules y Sansón los que acaparan todo el protagonismo, tal y como se demuestra en el título del largometraje. También cabe destacar que, aunque los dos personajes principales hacen gala de la descomunal fuerza que los caracteriza, en ningún momento se hace mención alguna al hecho de que Hércules posea dichas capacidades por ser un semidiós ni a que el poder de Sansón proceda de su cabello. Por supuesto, se entiende que cualquiera que muestre interés alguno por ver este filme debe conocer estos detalles, lo que justifica que no sea necesario explicarlo para poder entender perfectamente la película.

Si hay algo que queda bastante claro es que Hércules contra Sansón no es el filme definitivo sobre ninguno de los personajes protagonistas. Sin embargo, hay que reconocer que, además de resultar entretenido, también cuenta con unos efectos especiales bastante decentes para la época en la que fue rodado (como en las escenas en las que aparece el monstruo marino, que aquí resulta mucho más verosímil de lo que estamos acostumbrados a ver en este tipo de producciones). Por tanto, si eres fan del hijo de Zeus, de Sansón o incluso de Ulises, la verdad es que merece la pena eches un vistazo a la película y saques tus propias conclusiones al respecto.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.