El Videoclub: Soy leyenda

Es muy habitual que, si una novela tiene éxito, acabe siendo adaptada a otros medios, tales como el cómic y el cine. Un claro ejemplo lo representa El juego de Ender, un clásico de la ciencia ficción, escrito por Orson Scott Card, que ha sido versionado tanto en formato de novela gráfica como de película. Soy leyenda, obra de Richard Matheson, es otro gran ejemplo de este caso, ya que también cuenta con una adaptación al cómic y otra que se pudo ver en la gran pantalla, que es el filme que analiza este artículo.

Bajo la dirección de Francis Lawrence, esta película de terror y ciencia ficción apocalíptica, que fue estrenada en 2007, cuenta con una duración aproximada de una hora y cuarenta y cinco minutos y está protagonizada por Will Smith (como el teniente coronel Robert Neville), Alice Braga (en el papel de Anna) y Charlie Tahan (que interpreta a Ethan). También cabe destacar el breve cameo de Emma Thompson (que encarna a la doctora Alice Krippin, aunque no aparece reflejada en los títulos de crédito).

La acción transcurre en el año 2012, fecha en al que un virus que había sido modificado para ser utilizado como cura contra el cáncer, tres años atrás, ha desencadenado una epidemia, a nivel global, que transforma a la gente en unos seres que guardan bastantes similitudes con monstruos como zombies o vampiros. El teniente coronel Robert Neville, uno de los pocos humanos que ha desarrollado inmunidad al virus, recorre la desierta isla de Manhattan, acompañado de su perra Sam, mientras trata de mantener la cordura, sobrevivir, buscar una cura para los infectados y encontrar otros supervivientes, a los que intenta localizar con el siguiente mensaje:

Me llamo Robert Neville. Soy un superviviente que vive en la ciudad de Nueva York. Estoy transmitiendo en toda la banda de A.M. Estaré en el puerto de South Street todos los días al mediodía, cuando el sol está más alto. Si hay alguien ahí, quien sea, si hay alguien ahí, puedo proporcionar comida, puedo proporcionar refugio y puedo proporcionar seguridad. Si hay alguien ahí, quien sea, por favor, no estas solo.

El filme termina con esta declaración de Anna:

En el año 2009, un virus mortal aniquiló a nuestra civilización, llevando a la humanidad al borde de la extinción. El doctor Robert Neville dedicó su vida a la búsqueda de una cura y a la restauración de la humanidad. El 9 de septiembre del año 2012, a las 20 horas, 49 minutos, descubrió la cura. Y a las 20 horas, 52 minutos, dio su vida por defenderla. Nosotros somos su legado. Esta es su leyenda: ‘Hay que iluminar la oscuridad‘.

Antes del estreno en cines de Soy leyenda, se cambiaron algunas escenas del filme, sobre todo de las última parte del largometraje, las cuales auguraban un final más feliz para Robert Neville, a la vez que dotaba de una mayor profundidad a los infectados.

Esta claro que contar con Will Smith en el papel protagonista es una garantía de una buena recaudación de taquilla, ya que desde sus inicios en la serie El príncipe de Bel Air (1990 – 1996), el ascenso del actor ha sido meteórico, lo que ha conllevado la realización de papeles que le han dado la oportunidad de cambiarle el color de la piel al mismísimo Deadshot, como se pudo comprobar en Escuadrón Suicida (2016) o de volverse azul para encarnar al genio de Aladdin (película que verá la luz este mismo año). No es de extrañar, por tanto, que sea capaz de cargar sobre sus hombros con casi todo el peso de la película, sin llegar en ningún momento a saturar al espectador.

El filme sabe hacer buen uso del recurso del flashaback, al dosificarlo en las cantidades y en los momentos adecuados, lo que ayuda al público a entender el pasado del teniente coronel Robert Neville, para así poder empatizar con él.

Aunque se supone que la película transcurre en el año 2012, como hemos comentado anteriormente, al inicio del filme puede observarse un póster que parece anunciar la película de Batman v Superman: El amanecer de la justicia, tal y como muestra la foto que se encuentra bajo este párrafo, cuyo estreno no tuvo lugar hasta 2016. Si tenemos en cuenta que Soy leyenda se estrenó en 2007, podría decirse que se trata de un filme profético. Más comprensibles son las referencias a Shrek, ya que el largometraje del ogro verde vio la luz en 2001.

 Aunque muchos fans de la novela original de Soy leyenda han criticado con dureza esta adaptación fílmica, hay que reconocer que, como película independiente, funciona bastante bien. Además, si la ves y te quedas con ganas de más, tienes la opción de recurrir al libro o a la versión en cómic. Por si esto fuera poco, lleva mucho tiempo barajándose la posibilidad de rodar una nueva película, aunque hace tiempo que no se sabe nada al respecto, la cual podría ser una precuela, una secuela o un reinicio. En cualquier caso, parece ser que Will Smith ha dejado clara su intención de no tener nada que ver con dicho proyecto.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.