La breve trayectoria editorial de Jim Steranko en Marvel

Jim Steranko, natural de Pennsylvania, nació en 1938 y, desde muy joven, empezó a demostrar unas excepcionales aptitudes para el dibujo, ya que tenía la ambición de llegar a convertirse en arquitecto, pese a tener que aguantar la denigración paterna de su talento artístico.

Aunque sus primeros trabajo fueron como ilusionista (se dice que sirvió de inspiración a Jack Kirby para la creación de Mister Miracle) y músico,  ya dibujaba entonces folletos de clubes de baile y locales similares. Tras pasar cinco años en una agencia de publicidad, tener la oportunidad de visitar DC Comics y conseguir ser publicado por primera vez, en la editorial Harvey Comics, con Spyman nº 1, acabó por aterrizar en Marvel Comics a finales de 1966. Allí, Stan Lee le ofreció el cargo de dibujar, junto a Jack Kirby, la colección Strange Tales, cabecera compuesta, en aquellos momentos, por aventuras de Nick Furia, agente de SHIELD y de Doctor Extraño, la cual no se encontraba en su mejor momento de ventas. Jim Steranko debutó en diciembre de ese mismo año, fecha en que se publicó en numero 151 de la colección, cuya imagen puedes ver a la izquierda de este párrafo. No obstante, a partir del 154, ya era el único dibujante, además de ejercer también como segundo guionista, junto a Roy Thomas. Al mes siguiente, cuando salió a la venta el número 155, Jim Steranko se había apoderado por completo de la colección, ya que tenía tantas aptitudes tanto a la hora de escribir los guiones como en la parte gráfica.

Y es que su llegada a esta cabecera resultó toda una revolución narrativa, ya que supo trasladar a las viñetas un acercamiento de enfoque típico del cine, algo que no es nada raro ver en los cómics de hoy en día pero que, sin embargo, se convirtió en algo completamente innovador para los lectores de los años sesenta, que se encontraron, por primera vez, con viñetas horizontales y encuadres imposibles.

Además, Jim Steranko logró que los gadgets y demás artilugios tecnológicos que Nick Furia y sus compañeros de SHIELD usaban en sus misiones adquirieran tal entidad propia como para llegar a convertirse en parte fundamental de la trama. Si a eso añadimos los uniformes de cuero y los rasgos de la personalidad de Jim Steranko, que habían acabo siendo los de Nick Furia, la colección lograba la renovación necesaria que necesitaba el personaje para dejar de ser visto solo como un viejo soldado americano.

Gracias a este nuevo punto de vista, se le pudo dar colección propia. Así, en junio de 1968, vio la luz el primer número de Nick Fury, agent of Shield, cuya imagen puedes ver a la derecha de este párrafo. El primer volumen solo duró 18 números, aunque Jim Steranko la abandonó en el noveno.

Pese a que Stan Lee sentía verdadera admiración por su trabajo, las disputas entre ambos era algo muy habitual, ya que Jim Steranko se consideraba un espíritu libre y no estaba nada conforme con tener que realizar ciertos cambios, impuestos por el primero, para encajar con lo que Stan denominaba “estilo Marvel“.

Poco después de abandonar la colección protagonizada por Nick Furia, Jim Steranko también se dejó caer brevemente por las cabeceras de The X – Men (en la que llegó a rediseñar el logo de la serie) y Captain America, además de realizar un  par de historias de terror. No obstante, aquel fue el final de su compromiso laboral dentro de Marvel, ya que Stan Lee se indignó al considerar que la actitud de su empleado era de una creatividad demasiado rebelde para su gusto.

Jim Steranko acabó cambiando el camino del noveno arte por el de la ilustración. Además, fundó la revista Prevue y firmó algunos libros teóricos de dibujo y cómic. También se dejo ver en el mundo del cine, en el que trabajo con directores de la talla de Steven Spielberg y Francis Ford Coppola.

Pese a contar con una trayectoria editorial no demasiado extensa, la contribución de Jim Steranko al mundo del cómic es de reconocimiento obligatorio, ya que sirvió de inspiración para muchos autores, tanto de su época como de generaciones venideras. Por ello, no hay mejor forma de cerrar este artículo que con unas palabras del propio artista, el cual, en 1978, habló de quienes habían influido en su obra y de qué manera impactaron en su filosofía creativa:

Las influencias tempranas fueron Dick Tracy (tira cómica) de Chester Gould (no particularmente en mi estilo de dibujo sino en el tema y una aproximación al drama), Hal Foster y Johnny Robard (tira cómica) de Frank Robbins. Todavía creo que Robbins es uno de los mejores narradores de todos los tiempos. Los fanáticos parecen tener mucho menos [de una] opinión de Robbins por alguna razón, solo porque están más enamorados de las líneas. Los fanáticos parecen pensar que cuantas más líneas entran en un dibujo, mejor es. En realidad, lo contrario es generalmente cierto. Cuantas menos líneas pueda colocar en un dibujo, más rápido leerá y más sencillo será. Alex Toth es uno de los pocos tipos que puede simplificar una ilustración a un mínimo de líneas con un impacto máximo.

Fan del mundo de los cómics, sobre todo de Marvel. Me gusta tanto escribir como actuar y sueño con hacer de esto mi modo de vida.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.