Reseña de Clase Letal 7 – Amor como sangre

¡Muere, muere, muere!

Parece que fue ayer cuando se empezó a publicar en nuestro país Clase Letal, la serie de Rick Remender ambientada en los años ochenta que seguía a un grupo de jóvenes alumnos de una escuela de asesinos de élite. En realidad han pasado años ya de esto, y prueba de ello es el hecho de que Norma Editorial acaba de publicar el séptimo tomo de una serie que goza ahora de una popularidad nunca antes vista gracias al reciente estreno de su adaptación a imagen real en la pequeña pantalla. Este nos llega bajo el título de Clase Letal 7 – Amor como sangre.

Clase letal
Portada alternativa del número #32 de la serie Deadly Class

A tope de adrenalina

A lo largo de la existencia de esta serie hemos vivido multitud de momentos en los que la violencia se desataba al vertiginoso ritmo de una canción punk, pero tal vez este sea el primer tomo que está prácticamente construido en base a este principio. Tras el espectacular cliffhanger con el que nos había dejado la sexta entrega, aquí nos metemos de lleno en una orgía de sangre y ultraviolencia desde la primera hasta la última página.

La entrada de Kenji y sus esbirros funciona como un huracán que arrasa con todo lo que se encuentra a su paso. Su ejercito de ninjas que parece sacado de las páginas de un cómic de Frank Miller es usado como un grupo de asesinos sin rostro que trabaja como una mente colmena y busca infligir el mayor daño posible en nuestros protagonistas sin tener en cuenta las bajas recibidas. Al fin y al cabo, los ninjas son prescindibles y reemplazables.

La hermana de Kenji, Saya, es consciente de que ella es la que está en el ojo del huracán, pero no está sola. No solo el grupo de alumnos que conocemos desde el comienzo de la serie, liderados por unos regresados de la muerte Marcus y María, están con ella, sino también esa nueva pandilla de novatos que se incorporaron en el segundo año y la pareja formada por Viktor y Brandy, un dúo que nos va a dar más de una sorpresa en este arco argumental.

Clase letal
Violencia a tope desde el comienzo

Me expreso a navajazos

Sin embargo, no hay que perder de vista que, en contra de lo que pudiera parecer, Clase letal no es un cómic de acción en el sentido tradicional de la expresión. Por mucha sangre y muerte que encontremos en estas páginas, el tema central de la obra sigue siendo el que era en un principio: el análisis de una generación que vivió tiempos convulsos vista desde la perspectiva de hoy en día. Sí, esto está revestido de una trama muy loca con drogas, sexo, chistes escatológicos, sicarios y una tradición de maestros asesinos, pero en el fondo lo que sigue explorando Remender son las ideas, las esperanzas, la desilusión y la forma de entender el mundo de un grupo de jóvenes inadaptados que crecen sin encajar en unos desalmados Estados Unidos con un hambre capitalista sin igual.

Por eso, cuando estamos viendo como estos chavales disparan y aporrean a la vez que son disparados y aporreados, Remender se preocupa mucho de que no perdamos el foco de lo realmente importante y siempre, bien a través de esos cuadros de diálogo que a veces están tan poblados que opta por ocupar todo un lateral de la página para colocarlos en lugar de quitar espacio a las preciosistas viñetas o bien a través de la verbalización de los propios personajes. Y por esto, entre otras cosas, Clase Letal es uno de los mejores trabajos de su carrera.

Clase letal
Nuestros chicos van a pasar un rato realmente malo

Wes Craig sigue siendo el rey

Pero por muy potente que sea el guion de Remender en Clase Letal, el punto más destacable en la serie sigue siendo, como ocurre desde su primer número, el apartado gráfico. El dibujante Wes Craig sigue rozando la perfección con un estilo que es minimalista y esquemático a la vez, que trata de forzar los límites de la composición de página, que experimenta con la narrativa y que se detiene en el detalle solo cuando lo cree necesario. La habilidad de este tipo para seguir sacando tanta fuerza de sus viñetas utilizando en ocasiones poco más que siluetas es increíble, al igual que lo es su capacidad para representar complejas escenas de acción de una forma clara, entendible y hermosamente retratada.

Pero Craig no está solo. El mérito debe ser compartido con Jordan Boyd, el tipo que con sus colores planos y el uso ocasional de tramas para darle un toque pop al cómic logra poner la guinda en el pastel, emocionando con su paleta y embelleciendo el trabajo de su compañero de la mejor forma posible. En definitiva, ambos forman un equipo que espero que nos de muchas más alegrías en el futuro.

En lo referente a la edición, hay que decir que este séptimo volumen de Clase Letal presentado por Norma Editorial mantiene las mismas características que los anteriores tomos de esta colección, siendo así de formato de tapa blanda con un tamaño de página de 17 x 26 cm. El tomo contiene 120 páginas a color e incluye los números del #32 al #35 de la edición americana de Deadly Class, además de las portadas de cada uno de los números contenidos. El precio de venta recomendado es de 16,50 € y se puso a la venta en febrero de 2019.

Clase letal

Rick Remender

Es un guionista de cómic que, en sus inicios, trabajó en películas de animación como ‘El gigante de hierro’ o ‘Titán A.E.’. En 1998 formó equipo con Harper Jaten y Rory Hensly para crear el cómic de humor absurdo ‘Captain Dingleberry’. Más tarde, a principios de los 2000, co-crearía y dirigiría la serie de animación ‘Swing Town’ para Wild Brian Animation.

A partir de entonces se sumergió de lleno en el mundo del cómic y empezó a publicar obras como ‘Fear Agent’, ‘Sea of Red’ y ‘Strange Girl’ con Image Comic. Pasó por un one-shot de ‘Red Sonja’ y ‘The End League’ para Dark Horse Comics entre otras mucha obras antes de llegar a Marvel, donde fue co-autor de ‘Punisher War Journal’ con Matt Fraction y donde publicó la serie ‘Uncanny X-Force’. Entre sus últimas obras publicadas hay que destacar títulos como ‘Clase Letal’, ‘Ciencia Oscura’, ‘Low’, ‘Tokyo Ghost’ o ‘Siete para la eternidad’.

Wes Craig

Dibujante y guionista afincado en Montreal, Quebec, que lleva desde 2004 trabajando en cómics de manera profesional. Entre sus títulos más conocidos podemos encontrar ‘Clase Letal’ y ‘Blackhand Comics’, ambos publicados por Image Comics, ‘Batman’, ‘Adventures of Superman’, ‘Legends of the Dark Knight’ y ‘Flash’ para DC Comics y ‘Guardianes de la Galaxia’ para Marvel Comics.

Clase letal

Clase Letal 7 – Amor como sangre

ISBN: 978846793434

¡Guerra abierta contra el hermano de Saya!

Por si no fuera ya un horror el primer curso de instituto, cuando nuestros amigos desatan la ira de Shabnam y su cruel consejo de estudiantes, la vida en Kings Dominion pasa a convertirse en un infierno del que huir. Entretanto, el misterioso pasado de Saya vuelve para atormentarla y la traición la aguarda en cada esquina. Lejos de todas estas maquinaciones, se encuentran Marcus y María, que son de las pocas personas que han sobrevivido a la escuela más letal del mundo. Pero ¿de verdad van a poder vivir para siempre en una playa tranquila, o saltarán todas las alarmas cuando llegue el momento de la venganza?

Descubre lo que ocurre en este capítulo trepidante que lo cambiará todo en Clase letal, la exitosa serie de Rick Remender y Wes Craig

Guion: Rick Remender

Dibujo: Wes Craig y Jordan Boyd

Clase Letal 7 – Amor como sangre

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.