El Videoclub: El Capitán Trueno y el Santo Grial

No cabe duda de que los cómics de superhéroes americanos causan furor en todas partes del mundo, algo que nunca conseguiríamos en nuestro país, ya que, en dicho género, contamos con poco más que Superlópez y Pafman, cuyo principal interés es el de hacer reír al lector. Pero, eso no significa que carezcamos de importantes héroes de papel. En 1956, Víctor Mora Pujades (del que se reconoce su gran labor en personajes tan populares como el Jabato, el Inspector Dan o el Corsario de Hierro) y Miguel Ambrosio Zaragoza crearon al que quizá sea el más conocido héroe del tebeo español. Como no podía ser de otra forma, me estoy refiriendo al Capitán Trueno. Aunque han pasado muchos años desde que vio la luz por primera vez, sus aventuras siguen entreteniendo a lectores de todas la edades. Por tanto, no es de extrañar que, en 2011, siguiendo la estela de otros personajes de tebeo español, diera el salto a la gran pantalla con la película El Capitán Trueno y el Santo Grial.

Bajo la dirección de Antonio Hernández, tras los intentos fallidos de Juan Piquer Simón, Juanma Bajo Ulloa y Daniel Calparsoro, el filme, que cuenta con 112 minutos de duración, está protagonizado por Sergio Peris-Mencheta (como el Capitán Trueno, aunque, inicialmente, iba a interpretarlo Álex González), Natasha Yarovenko (en el papel de Sigrid), Manuel  Martínez (que interpreta a Goliath), Adrián Lamana (que encarna a Crispín), Alejando  Jornet (que se mete en la piel de Morgano), Gary  Piquer (que hace de Sir Black), Asier Exteandia (como Hassan) y Jennifer Rope (en el papel de Ariadna, el cual hubiera caído en manos de Natasha Yarovenko si Elsa Pataky no hubieres rechazado el papel de Sigrid).

La película da comienzo con esta narración en off:

Cuenta la leyenda que, hace mucho tiempo, cuando los mapas describían un mundo parcial e inexacto, algo extraordinario sucedió, un hecho que habría cambiado nuestra historia y que fue mantenido en secreto durante siglos por una estirpe desconocida. Esta es su historia.

La historia transcurre en el año 1291. Tras volver de la Tercera Cruzada, bajo el mando del rey Ricardo Corazón de León, el Capitán Trueno, siempre acompañado de sus leales amigos Crispín y Goliath, debe llevar a cabo la misión de recuperar el Santo Grial, que se encuentra en manos de Sir Black, quien pretende utilizarlo para desencadenar el mal sobre el mundo. Al mismo tiempo, el trío debe ocuparse de rescatar a Sigrid, que ha sido secuestrada en el transcurso de la misión.

Al contrario de lo que sucede con algunas películas americanas de gran presupuesto, como Doctor Strange (2016) y Spider-Man: Homecoming (2017), en El Capitán Trueno y el Santo Grial sí contamos con un reparto de actores que logran un gran parecido físico y de vestimenta con sus homólogos del tebeo. Además, sus personalidades también están muy bien conseguidas. Así, podemos comprobar la valentía del Capitán Trueno, el insaciable hambre de Goliath, las ventajas que saca Crispín de su poca envergadura física o el arrojo de Sigrid, que demuestra cómo una mujer puede aportar mucho más que el simple rol de ser la típica damisela en apuros.

Pese a que el rodaje de la película El Capitán Trueno y el Santo Grial comenzó en el Escorial, en Madrid, también se ha rodado en otros parajes, tales como Baños de la Encina (Jaén), Calzada de Calatrava (Ciudad Real), Lagunas de Ruidera (Albacete), las cuevas de las Palomas del Yátova, las de Turche de Buñol, Abantos, Chulilla y la Playa de  l’Ahuir de Gandia (todo ello en Valencia), Saladar d’aigua amarga de Elche y Ciudad de la Luz (ambas en Alicante).

Aunque la película cuenta con un final cerrado, entre los créditos finales, representados con forma de viñetas del tebeo, aparece un letrero de “Continuará…”, lo que indica que había una clara intención de rodar una segunda parte, como ya comentamos en su momento. No obstante, la mala recepción por parte de crítica y público, dio al traste con cualquier plan que pudieran tener al respecto.

Alguno podría pensar que mi juicio es subjetivo, ya que participé como figurante en la parte final del filme. No obstante, considero que mi opinión es bastante imparcial cuando opino que, pese a no tratarse de ninguna obra maestra ni destacar como muestra de cine español, la película no es tan pésima como la pinta la mayoría. Además, como adaptación, queda en mucho mejor lugar que Blueberry, la experiencia secreta (2004), filme basado en un popular cómic francés que no hay por dónde cogerlo.

En definitiva, tanto si eres fan como si no de las historietas de Víctor Mora, merece la pena que le des una oportunidad al filme El Capitán Trueno y el Santo Grial, ya que, en el primer caso, verás cobrar vida a los personajes del tebeo, mientras que, en el segundo, tendrás la oportunidad de descubrir una producción española que rompe con los moldes cinematográficos que estamos acostumbrados a realizar en este país.

1 Comentario

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.