El Videoclub: Hércules contra Roma

La aventura de Hércules, hijo del todopoderoso dios Zeus y de la mortal Alcmena, y sus doce trabajos, que lo llevaron de ser medio mortal a alcanzar la divinidad, es una de las leyendas más conocidas de la mitología griega. No es de extrañar, por tanto, que diversos medios, tales como la literatura, el cómic, la televisión y, sobre todo, el cine hayan aprovechado la fama de este peculiar personaje para contar fantásticas aventuras protagonizadas por los diversos actores que le han dado vida desde finales de los años cincuenta. No obstante, la película que analiza este artículo pertenece a la década siguiente, ya que vio la luz en 1964, y su título es: Hércules contra Roma.

Bajo la dirección de Piero Pierotti, esta película italiana, de 94 minutos de duración, está protagonizada por Alan Steel (como Hércules), Wansida Guida (en el papel de Ulpia), Daniele Vargas (que interpreta a Filippo Afro), Livio Lorenzon (que encarna a Mansurio), Andrea Aureli (que se mete en la piel de Rosio), Dina De Santis (que hace de Aminia), Carlo Tamberlani (como el Emperador Gordiano), Tullio Altamura (en el papel de Lucilio), Simonetta Simeoni (que interpreta a Erika) y Walter Licastro (que encarna a Rezio). También conviene destacar la actuación de Mimmo Palmara (que se mete en la piel de Triano).

La acción transcurre en el año 244. Después de que el Emperador Gordiano, gobernante de Rávena, sea asesinado por orden de Filippo Afro, que pretende hacerse con el poder y reinar como un tirano, Hércules decide ocultar a Ulpia, hija de la víctima, para así protegerla y evitar que sea obligada a casarse con Rezio, el vástago del culpable del asesinato del Emperador. El hijo de Zeus, ayudado por aliados como el cónsul Triano, pretende volver a poner las cosas en orden y derrocar al usurpador Filippo Afro.

No cabe la menor duda de que la elección de Alan Steel para el papel protagonista de Hércules contra Roma es de lo más acertada, ya que lo identificamos como el descendiente de Zeus en cuanto nos es mostrado en escena. No obstante, en el filme se comenten algunas incongruencias con respecto a la historia que todos conocemos del personaje, como es el hecho de identificarle como romano (quizás porque el largometraje está rodado en Italia, como ya hemos comentado), cuando todos sabemos que Hércules procede de la mitología griega. Además, casi al inicio de la película, podemos comprobar cómo un pueblerino cuenta a sus vecinos una versión bastante peculiar del origen del semidiós, la cual puedes leer a continuación:

La leyenda dice que Hércules fue el primer hijo de Zeus, que viajó al bosque sagrado. Allí se enamoró de una joven y se casó con ella. De este matrimonio, nació un niño. Desde entonces, cada cien años, se dice que nace en nuestro pueblo un niño, que se convierte en un hombre como el que acabáis de ver: generoso y fuerte. Exactamente igual al de la leyenda, igual que HÉrcules.

Como puede comprobarse, el relato da a entender que el héroe mitológico no es una sola persona, sino que, cada cien años, nace un nuevo niño que está destinado a convertirse en sucesor del anterior. Además, el filme se abstiene de mencionar a importantes personajes como Alcmena o Hera. Y es que, pese al hecho de que la historia principal de este personaje gire en torno a la ira de la reina de los dioses por la infidelidad de su marido, muchas de las películas antiguas pertenecientes a este género, y Hércules contra Roma no es una excepción, prefieren contar aventuras nuevas, las cuales suelen encontrarse bastante alejadas de la leyenda que todos conocemos.

Las películas de esta época son fácilmente reconocibles como filmes antiguos con solo echar un simple vistazo a la fotografía. No obstante, en este caso en concreto, contamos con la ventaja de que, al tratarse de una aventura terrenal, sin ningún tipo de intervención divina, en la que los efectos especiales y las criaturas mitológicas brillan por su ausencia, nos ahorramos el habitual recurso de encontrarnos con esos típicos monstruos, que se encargan de complicar la vida a los protagonistas, cuya apariencia, por norma general, suele causar más vergüenza ajena que terror en el espectador.

¿Se trata de un filme recomendable para los fanes de las películas basadas en personajes mitológicos? La respuesta idónea a dicha pregunta es que, si eres seguidor de las aventuras del hijo de Zeus y no te muestras muy intransigente con las incongruencias ya mencionadas, Hércules contra Roma es una opción bastante aceptable para pasar una hora y media de entretenimiento. No obstante, si prefieres un filme que se ciña más a la historia original, tienes un gran número de opciones para elegir. Porque, si hay algo que se pueda echar en falta acerca de Hércules, desde luego no se trata de las adaptaciones tanto cinematográficas como televisivas que existen sobre él.

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.