Los comienzos editoriales de Estela Plateada

Reseña de 'Marvel Gold: Estela Plateada' (Ed. Remasterizada)

El grupo de superhéroes conocido como los Cuatro Fantásticos es especial por diversos motivos: fueron los primeros superhéroes creados por Stan Lee, pusieron los cimientos para que Marvel llegase a la situación en que se encuentra en la actualidad e hicieron uso de sus aventuras para presentar a los lectores una caterva de nuevos personajes que, con el paso del tiempo, alcanzarían cotas de popularidad tan grandes como para llegar a brillar con luz propia en sus colecciones particulares. Claros ejemplos los tenemos en los Inhumanos y en Norrin Radd, más conocido como Silver Surfer (que en nuestro idioma ha sido rebautizado con el nombre de Estela Plateada), quien se encarga de protagonizar este artículo:

El debut del personaje tuvo lugar en Fantastic Four nº 48 (1966), cuya portada, que puedes ver a la izquierda de este párrafo, anunciaba la amenazante llegada de un peligroso adversario conocido como Galactus. Sin embargo, aunque Stan Lee aparezca acreditado como guionista del cómic, la idea de incluir en sus páginas a Estela Plateada fue del dibujante Jack Kirby, quien consideraba lógico que un devorador de mundos tuviera a su servicio a un heraldo que le encontrara planetas adecuados para su sustento. El resultado final fue todo un impacto visual para Stan Lee, quien no dudó en apoderarse del personaje y mimarle para situarlo por encima de los meros humanos y hacerle opinar sobre los sinsentidos de la existencia.

Estela Plateada, como castigo por traicionar a su amo Galactus, se vería obligado a permanecer varado en nuestro planeta durante muchos años, lo que servía de excelente excusa para hacer un retrato de la personalidad del ser humano desde el punto de vista de un habitante de otro planeta, que no dudaba en calificarnos como una especie egoísta y belicosa. Así, mientras que los pensamientos de personajes como Spiderman podían considerarse neurosis, los de Estela Plateada eran pura filosofía. No obstante, La actitud de dicho personaje ante la vida y todo lo que la rodeaba no acababa de casar con el dinamismo de Jack Kirby. Pese a ello, el dibujante se encargó de una aventura en solitario del personaje, la cual se esperaba que funcionase como la historieta del primer número de su propia colección. Sin embargo, acabó por convertirse en una aventura de complemento para Fantastic Four Annual nº 5 USA (1967).

La década de los setenta no fue nada fácil para Marvel, que buscaba una fórmula idónea para expandir todos sus títulos. Esto era debido a que, hasta 1968, el número de colecciones que la Casa de las Ideas podía sacar a la luz estaba limitado por un acuerdo llevado a cabo con DC Comics, su principal competidora, pero, a partir de esa fecha, el trato cambió y Marvel pudo aumentar su número de lanzamientos. Esto permitió que personajes como el Capitán América y Iron Man dejaran de compartir la cabecera Tales of Suspense y estrenaran colecciones propias. Algo similar pasaba con Hulk y Namor, cuyas aventuras, bajo el título conjunto de Tales to Astonish, pasaron a ser historia para dar rienda suelta a ambos en cabeceras individuales. Además, Spiderman estrenó un magazine de gran formato publicado en blanco y negro. Por su parte, la colección destinada a Estela Plateada, de cadencia bimestral y a un precio de 25 centavos (mientras que los cómics convencionales costaban 12) contenía aventuras del personaje de una longitud cercana a las cuarenta páginas, las cuales iban acompañadas por una docena más, la cuales relataban historias protagonizadas por el Vigilante.

La gran pregunta era si el mercado estaba preparado para soportar un producto así. Para lograrlo, Stan Lee puso un empeño tan grande que lo llevó a decidir ocuparse únicamente de los guiones de dos cabeceras: la del Capitán América y la de Estela Plateada. Además, decidió prescindir de Jack Kirby, aunque el dibujante ya había realizado algunas páginas de lo que pensaba que iba a ser el primer número de la colección del personaje, ya que Stan Lee y él tenían ideas muy diferentes sobre cómo debía ser la historia de Estela Plateada. El elegido para sustituirlo fue John Buscema, cuyo estilo difería bastante del que tenía Jack, lo que sumó uno más a la gran cantidad de reproches que tenía Kirby contra la empresa. No es de extrañar que, dos años después, la abandonara para marcharse a DC.

No obstante, Stan Lee no tenía ningún reparo en mostrar tanto cariño hacia el personaje como si hubiera sido creación suya, del que hablaba en los siguientes términos:

Quizás se acerque a lo que podríamos llamar el superhéroe definitivo y quintaesencial. La virtud del personaje, la pureza de su alma, la nobleza de sus acciones, el altruismo de sus motivos… no tienen parangón, a no ser que acudamos a las raíces de la divinidad, porque sólo quizás en la Sagrada Biblia podamos encontrar una moralidad equiparable. Cada vez que me sentaba a escribir una de las sagas de Norrin Radd, me dejaba llevar y sentía que estaba escribiendo los acontecimientos como si realmente hubieran ocurrido. Quizás fuera una especie de deseo hecho realidad. Quizás fuera porque creo realmente en la filosofía de nuestro cruzado reluciente. Puede que estuviera lo más próximo posible a mis creencias y convicciones. Puede, por encima de todo, que fuera porque, con cada palabra que escribía, quería que la divinidad innata de este personaje carismático tuviera efectos en algún lector, y puede que pensara que su profunda moralidad y preocupación por sus sentimientos, en cierta manera ayudaran a hacer de éste un mundo mejor.

Casualmente, Silver Surfer nº 1 (reeditado este mismo mes en nuestro país dentro de la línea Marvel Facsímil), cuyo portada puede ver a la derecha de este párrafo, llegó a las librerías a mediados de mayo de 1968, fecha en la que se estaban produciendo revueltas estudiantiles en París. Esto le vino muy bien a Stan Lee, ya que quería que la colección de Estela Plateada fuera algo más que puro entretenimiento y que despertara cuestiones en el ánimo de los aficionados, con lo que su lectura reflejaba, como pocos cómics en aquella época, el estado de la sociedad en aquel momento.

Sin embargo, esta colección, al igual que el magazine de Spiderman, no alcanzó la popularidad esperada. Mientras que, en el caso del hombre araña, fue porque Martin Goodman torpedeó el proyecto de manera deliberada, lo que pasó con Estela Plateada pudo ser que se vendía a un precio demasiado elevado, además de con una extraña periodicidad, para lo que los lectores de entonces estaban acostumbrados. Eso hizo que la colección no pasara de los 18 números. En aquel último ejemplar, en el cual Kirby regresaba como dibujante, se anunció un giro en la actitud del protagonista, que se volvería más salvaje y colérico, pero la cancelación de la cabecera imposibilitó que los lectores llegasen a conocer las consecuencias que aquello habría conllevado.

Sin embargo, pese a que los comienzos editoriales de Estela Plateada no tuvieron el éxito deseado, sabemos que las cosas mejoraron con el tiempo, algo que demostró el segundo lanzamiento de su cabecera, en 1987, a cargo de Steve Englehart y Marshall Rogers, la cual se mantuvo en el mercado durante 146 entregas. Por tanto, no es de extrañar que, con el transcurrir de los años, su fama lo haya acabado por llevar a la gran pantalla. Laurence Fishburne lo interpretó en Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer (2007), tal y como se muestra en la imagen que corona este párrafo, pero es posible que, dentro de algún tiempo, veamos a un nuevo actor encarnando al plateado personaje, ya que, como todos sabemos, la compra de Twenty Century Fox por parte de Marvel Studios le brinda a Kevin Feige la posibilidad de trabajar con los Cuatro Fantásticos y todos sus secundarios habituales.

2 Comentarios

  1. Excelente artículo, en la película de 2007 Los Cuatro Fantásticos y Silver Surfer, el actor que hizo las tomas de movimientos fue Doug Jones, conocido por sus personajes en Hellboy (de Guillermo del Toro) interpretando a Abe y en el Laberinto del Fauno interpretando al Fauno y a la bestia Pale man

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.