Reseña de La balada de Halo Jones

tt
Halo Jones

Ciencia ficción pacifista en un futuro deprimente

El nombre de Alan Moore vende, esto lo sabe cualquiera. Ese es el motivo de que sus obras sean reeditadas cada cierto tiempo, y no solo las más conocidas como Watchmen, V de Vendetta, La broma asesina o From Hell, sino también aquellas de las que alguno ni siquiera ha oído hablar. Este es el caso de La balada de Halo Jones, una obra que comenzó a publicarse en julio de 1984 en forma de historias cortas de cinco páginas en la revista semanal británica 2000 AD. Ahora, gracias a Norma Editorial, podemos hacernos con un volumen en el que se incluyen al completo las aventuras de esa heroina por casualidad de tiempos futuros llamada Halo Jones

Halo Jones

De alocada adolescente a veterana de guerra

La historia de Halo Jones está claramente diferenciada en tres etapas. Por una parte tenemos a la joven señorita del futuro que vive en una especie de construcción sobre el océano Atlántico, cerca de la costa este de América. En este comienzo, Moore nos relata el día a día de Halo y sus amigas, que viven su superficial vida en un mundo decadente muy propio de la visión del futuro pesimista y deprimente con elementos cyberpunk que predominaba en la década de los años ochenta.

Sin lugar a dudas esta es la parte más tediosa de la historia. Por una parte, la trama no acaba por enganchar lo suficiente, como si fuera sin rumbo. Por otra, el guionista no lo pone nada fácil para el lector, poniendo en boca de sus personajes un léxico evolucionado (algo similar a lo que años más tarde haría en Crossed + 100 para Avatar Press) que hace que la lectura pueda resultar farragosa en ocasiones. Pero todo eso cambia cuando al final de esta primera parte una de las íntimas compañeras de correrías de Halo muere asesinada de forma brutal.

Halo Jones

En la segunda parte la obra da un notable salto de calidad desde el primer momento. Halo, que se nos presenta aquío como un personaje que va a dejar una imborrable huella en el futuro de la humanidad, se embarcará en un viaje interestelar en el que desarrollará su personalidad y endurecerá su carácter. Especialmente reseñable es en esta parte el clímax final y la presentación de un personaje secundario que en su vida ha cambiado tantas veces de sexo que se ha convertido en alguien completamente intrascendente para aquellos que le rodean, algo que Moore llevará hasta límites geniales y ridículos al mismo tiempo.

Los mejores momentos de la serie, aquellos en los que Alan Moore demuestra ser un guionista extraordinario, tienen lugar en la tercera y última parte del tomo. Halo Jones, por el devenir de los acontecimientos, acaba alistándose en el ejército terrano de una compleja y cruenta guerra interplanetaria. Moore acaba estableciendo aquí un evidente paralelismo entre este conflicto galáctico y la guerra de Vietnam, tanto a la hora de poner sobre la mesa los no suficientemente explicados motivos de la situación como en el tratamiento tanto del entorno en el que se desarrolla la acción como de los propios soldados.

Halo Jones

Moore aquí va a cuestionar la parte moral de la intervención militar, algo que nos va a proporcionar algún episodio realmente brillante, como aquel en el que los soldados luchan por justificar ante sus compañeros y ante sí mismos la matanza indiscriminada de las tropas enemigas formadas, en gran parte, por soldados que son poco más que niños armados. El guionista también centrará gran parte de sus esfuerzos en todo eso que conocemos tan bien gracias a las películas bélicas de la era post-Vietnam, el TEPT (trastorno de estrés postraumático), algo que utilizará como herramienta para dotar a esta parte de un fuerte tono desmitificador que tan de moda estaba por aquella época. La guerra no es heróica ni noble, la guerra es suciedad, muerte y tragedia, y esa es una lección que Halo Jones aprenderá por las malas.

Halo Jones

Obra inconclusa

Si algo hay que lamentar de La balada de Halo Jones es el hecho de que, debido a los problemas que los autores tuvieron con la editorial a la hora de ponerse de acuerdo con respecto a los derechos de los personajes del cómic, esta no tiene el cierre que necesita. Se nota que en el final de la historia se dejan bastantes cabos sueltos y que la intención de Moore era seguir desarrollando el personaje de Halo Jones durante algún tiempo más. Sin embargo, el resultado final no es lo suficientemente fallido como para afectar a la obra al completo, pero hubiera sido muy bonito haber llegado a ver la conclusión planeada por el guionista de Northampton, esa en la que una Halo anciana llegaba a los límites del universo.

Gravedad a todo color

Una de las características más destacables de esta edición es el coloreado de Barbara Nosenzo sobre los dibujos de Ian Gibson, ya que la mayoría conocíamos esta obra por sus ediciones en blanco y negro (como la de Dolmen Editorial). ¿Mejora o empeora la obra con este coloreado? Pues para gustos, colores (nunca mejor dicho), pero a mi personalmente me parece que el trabajo de Nosenzo es respetuoso con el trabajo de Gibson y ayuda a que muchos momentos sobrecargados de información gráfica se lean con mayor claridad.

En lo referente a la edición, hay que decir que esta estupenda edición de La balada de Halo Jones presentada por Norma Editorial viene en un formato de tapa dura con un tamaño de página de 21 x 26 cm. El tomo contiene 228 páginas a color, el precio de venta recomendado es de 28,5 € y se puso a la venta en abril de 2019.

Halo Jones

La balada de Halo Jones

ISBN: 978-84-679-3488-5

Nueva edición a color de un clásico de Alan Moore.

La balada de Halo Jones es una de las primeras obras maestras de Alan Moore. Publicada originalmente de forma serializada en la popular revista británica 2000 A.D., sorprendió a todo el mundo con el enfoque realista que Moore y el artista Ian Gibson le dieron a su protagonista femenina. Una mujer joven que simplemente trata de lidiar con las circunstancias del rico mundo del futuro que los autores han creado para la historia.

Por desgracia, la mentalidad de la época y las disputas por la propiedad intelectual dejaron esta magnífica obra tan adelantada a su tiempo sin terminar tal como la tenían pensada sus autores. Aun así, las tres etapas de la vida de Halo Jones que sí terminaron y que están aquí reunidas, por primera vez a color, siguen formando una gran obra a la altura de los grandes clásicos de Alan Moore.

Guion: Alan Moore

Dibujo: Ian Gibson, Barbara Nosenzo, Steve Potter y Richard Starkings

Ver en Whakoom

Reseña
Guion
Dibujo
Edición
Nacido en Coruscant, criado en Westeros y viviendo en Gotham City. @evendrones

¡No te vayas sin comentar!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.